martes 4 de agosto de 2020
Salud | Coronavirus | Santa Fe | Covid-19

Murió en el Cullen de coronavirus un hombre de 77 años oriundo de Ceres

El paciente permanecía en estado crítico. Se le había transfundido plasma de otras personas que se curaron del coronavirus. Pero no se logró revertir su estado de salud.

El mismo tratamiento se brindó al paciente de 77 años, pero no se logró revertir su estado general. De esta manera, en las últimas horas se produjo su muerte y se convirtió en el sexto deceso por covid en la provincia de Santa Fe.

Leer más ► Cullen: internaron a un hombre de Ceres con coronavirus y es el primer caso crítico en el efector

El paciente permanecía en estado crítico desde hace al menos 12 días, con asistencia respiratoria mecánica y su pronóstico era reservado.

El secretario de Salud de la Provincia, Jorge Prieto, confirmó en el programa 7 AM por Aire de Santa Fe que el paciente de 77 años había ingresado al Hospital Cullen con insuficiencia respiratoria que requirió asistencia mecánica y que tenía comorbilidades severas. Padecía diabetes, motivo por el cual había sufrido una amputación producto de la alteración de sus arterias.

"Se le hizo plasma, mejoró su parte respiratoria pero no se pudo recuperar la función renal y murió cerca de las 5.50 de hoy". El plasma no mejora otras cuestiones de base, solo la insuficiencia respiratoria. El hombre venía con un proceso básico muy difícil de revertir, su diagnóstico era crítico", explicó el entrevistado.

Prieto señaló que la diabetes es crónica, ataca al corazón, al riñón y las circulaciones terminales y muchas veces el paciente no siente nada cuando se le obstruyen las arterias.

Quedan 20 pacientes internados en sala general en toda la provincia. Con este deceso y el alta que recibió el médico de Ceres el viernes, queda el paciente de Coronda como único con covid de la provincia internado en el Hospital Cullen.

Entrevista con Prieto

PLASMA.jpg

El tratamiento con plasma

El plasma de pacientes recuperados de coronavirus es hoy el único tratamiento para la enfermedad pandémica, que aún no tiene vacuna y que ya se cobró centenares de miles de vidas alrededor del mundo. En Santa Fe son 256 las personas que la atravesaron y fueron dadas de alta; y casi la mitad de estas se anotaron para donar su plasma y salvar vidas en medio de la emergencia.

Uno de los pacientes recuperados realizó la primera donación de plasma de convalecientes en el Hospital Iturraspe que permitirá asistir a pacientes graves de la enfermedad. Con él, ya son 17 los recuperados que colaboraron con el ensayo clínico nacional que busca evaluar la seguridad de este tratamiento que hoy es uno de los más eficaces.

Los médicos insisten en que el tratamiento con plasma no es compatible con todos los casos de coronavirus y que se trata de un procedimiento que sigue en vías de estudio.