menu
search
Recetas MasterChef | recetas gastronómicas | verduras

MasterChef: la receta infalible de cremoso de espinacas para degustar en casa

Esta receta de cremoso de espinacas que se vio en MasterChef es la opción ideal para una guarnición deliciosa, fácil y vegetariana.

Si estás buscando una guarnición fácil, o la manera perfecta de usar cualquier espinaca moribunda que tengas en la heladera, esta receta de cremoso de espinaca es el camino a seguir.

LEER MÁS ► Repechaje en MasterChef: las duras reglas de esta etapa de la COMPETENCIA

Con mucho queso, esta es la mejor receta para transformar las verduras de hoja verde, tal y como se vio en MasterChef. Si tenés comensales quisquillosos, el factor de cremosidad en este plato vegetariano convertirá a cualquiera en un fanático de las espinacas.

cremoso.png
La receta de cremoso de espinacas que se vio en MasterChef es ideal para acompañar cualquier carne.

La receta de cremoso de espinacas que se vio en MasterChef es ideal para acompañar cualquier carne.

Consejo: puede parecer mucha espinaca, pero se reducirá a casi nada, ¡así que no escatimes!

¿Qué servir con cremoso de espinacas?

El cremoso de espinacas es un elemento básico en cualquier buen menú de asador, por lo que es el maridaje perfecto para un buen corte de carne o una jugosa presa de pollo. Además, podes servirlo como una guarnición vegetariana fácil en las fiestas

Ingredientes

  • Medio kilo de espinacas tiernas
  • 2 cucharadas manteca
  • 1/2 cebolla mediana, finamente picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1/2 taza leche
  • 1/4 taza crema
  • 100 gramos queso crema
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • Pizca de pimienta de cayena
  • 1/4 taza queso parmesano recién rallado
espinaca.png
El cremoso de espinacas es una receta vegetariana y rápida muy fácil de hacer y ¡Riquísima!

El cremoso de espinacas es una receta vegetariana y rápida muy fácil de hacer y ¡Riquísima!

Paso a paso

  • Paso 1: En una olla grande con agua hirviendo con sal, cociná las espinacas durante 30 segundos. Escurrí y colocá en un recipiente con agua helada. Cuando estén lo suficientemente frías como para manipularlos, drená y exprimí el exceso de agua de las espinacas tanto como sea posible.
  • Paso 2: En una sartén grande a fuego medio, derretí la manteca. Agregá la cebolla y cociná hasta que esté suave, 5 minutos aproximadamente. Agregá el ajo y cociná hasta que esté fragante, 1 minuto más.
  • Paso 3: Agregá la leche, la crema y el queso crema a la sartén. Cociná a fuego lento hasta que el queso crema se derrita. Sazoná con sal, pimienta y una pizca de cayena.
  • Paso 4: Agregá las espinacas y el queso parmesano y revolvé para combinar.