menu
search
Política | juego clandestino | Armando Traferri | Matías Edery

Traferri va por Edery y Schiappa Pietra y los fiscales lo toman como "una amenaza"

El senador de San Lorenzo envió documentación a la Comisión Bicameral para que se investigue a los fiscales que quieren imputarlo en la causa del juego ilegal. Desde la Fiscalía responden: "Los legisladores tienen que elegir entre avalar la corrupción y echarnos o permitirnos investigar".

Desde que estalló el escándalo por las implicancias políticas de la causa del juego clandestino, el senador Armando Traferri utilizó el recinto legislativo –en varias ocasiones– para defenderse de las imputaciones que pesan en su contra y atacar a los fiscales que llevan adelante la investigación, Matías Edery y Luis Schiappa Pietra. Lo volvió a hacer el último jueves, después de exponer largamente sobre lo que consideró como la “ruta de un fraude judicial”. Allí, ante sus pares, el senador del departamento San Lorenzo lanzó una pregunta que, para los fiscales, en realidad es una amenaza: “¿Qué vamos a hacer desde el Senado?”.

Traferri pretende que la Comisión Bicameral de Acuerdos de la Legislatura inicie una actuación formal contra Edery y Schiappa Pietra con el objetivo de aplicarles una sanción o, lisa y llanamente, destituirlos. Mientras las cámaras legislativas estudian posibles reformas al régimen disciplinario de los funcionarios judiciales, los diputados y senadores de la provincia todavía tienen la potestad de sancionar y destituir a los fiscales. “Es lamentable que las investigaciones de los fiscales queden a merced de la voluntad de la Legislatura”, evaluó Matías Edery en diálogo con AIRE.

En el marco de esa causa, por la cual fueron condenados el ex fiscal regional de Rosario Patricio Serjal, el ex fiscal Gustavo Ponce Asahad y el empresario “arrepentido” Leonardo Peiti, Traferri está sospechado de ser el organizador de una red de alcance provincial dedicada al juego clandestino. Edery y Schiappa Pietra intentaron sentarlo en el banquillo, pero la mayoría de los senadores –15 sobre 19– rechazaron el pedido de los fiscales para que la Cámara le quite la inmunidad legislativa.

Traferri no fue imputado y ni siquiera debió declarar ante la Justicia. Pero, además, denunció en cinco ocasiones a los fiscales de Rosario: ante el Ministerio Público de la Acusación (MPA), en marzo de 2021; ante la Auditoría de Gestión del MPA; y tres veces ante la Comisión Bicameral de Acuerdos. Hasta ahora, todas esas denuncias fueron desestimadas. El último jueves, el senador sanlorencino volvió a la carga contra los fiscales del juego ilegal con el argumento de que “es nuestro deber, como institución de la democracia, aportar a la transparencia en esta causa”.

Leer más ► Nueva controversia por el sistema de remoción de fiscales: proyectos de ley contrapuestos en Diputados y el Senado

El presidente de la Comisión Bicameral, Joaquín Gramajo, pidió de inmediato que la documentación aportada por Traferri sobre el supuesto “fraude judicial” que estarían llevando adelante los fiscales del MPA sea remitida a todos los integrantes de la comisión para su evaluación. “Es una documental esclarecedora”, se apuró en definir Gramajo. “Lo tomamos como una amenaza”, respondió Edery.

El mismo debate de 2020 y 2021, vuelve a resurgir ahora a partir del contraataque de Traferri contra los fiscales. ¿Hasta dónde escalará el conflicto?

Las acusaciones de Traferri y las respuestas de Edery

La principal novedad de la última sesión del Senado fue que Traferri acompañó su exposición con documentación que, a su entender, demuestra que la investigación de los fiscales es un hecho de “espionaje ilegal” que constituye un “fraude judicial”.

En el tramo más fuerte de la acusación, lo incluyó al ex ministro de Seguridad de la provincia, Marcelo Sain: “El 18 de diciembre de 2020 denuncié públicamente y en esta Cámara de Senadores que el ex ministro Sain había montado un sistema de espionaje ilegal en la provincia. También que los fiscales (Edery y Schiappa Pietra), de estrecha y reconocida relación con Sain, estaban cometiendo irregularidades y tenían un ensañamiento contra mi persona”.

fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra caso traferri _JJG 004 _9x16.jpg
Luis Schiappa Pietra y Matías Edery, los fiscales que llevan adelante la investigación por juego clandestino en la provincia de Santa Fe.

Luis Schiappa Pietra y Matías Edery, los fiscales que llevan adelante la investigación por juego clandestino en la provincia de Santa Fe.

Ese día –el 18 de diciembre de 2020– el Senado rechazó por amplia mayoría el pedido de desafuero contra Traferri elevado por los fiscales de la causa del juego ilegal. Según el legislador del departamento San Lorenzo, ese rechazo fue debido a “la inconsistencia de las pruebas presentadas” en su contra. Traferri habló de “falsificación de pruebas” y le apuntó directo al ex ministro de Seguridad y ex titular del Organismo de Investigaciones del MPA: “Sain parecía el jefe de inteligencia ilegal de este gobierno”.

Para el fiscal Matías Edery, “resulta vergonzoso que un funcionario público mienta de esa manera. Y, sobre todo, que use la Legislatura para mentir. Traferri cobra un sueldo del Estado. Esto quiere decir que Traferri cobra un sueldo del Estado y, cumpliendo esas funciones, se sentó en su banca a mentir. Porque el sueldo se lo paga el Estado para hacer leyes, para hacer cosas por el bien de los santafesinos, no para defenderse frente a los senadores. Y menos para defenderse mintiendo. En lugar de mentir con sus denuncias, lo que tiene que hacer Traferri es presentarse ante un juez y defenderse penalmente”.

Edery desmintió una por una las acusaciones que hizo Traferri en el recinto del Senado. Dijo que nunca se intervino el teléfono de Traferri ni de ninguna otra persona vinculada a la causa, solamente el de Peiti, que fue el número al que llamó el ex diputado y ex asesor legislativo Darío Scataglini de parte del propio Traferri. Lo que sí se hizo fue pedir a las empresas las listas de conexiones telefónicas del teléfono de Traferri y de otras 100 personas. “Esa solicitud se hace habitualmente en todas las causas y no requiere autorización judicial. Lo que se hizo es legal”, amplió el fiscal Edery.

Leer más ► Caso Traferri: los fiscales se presentaron ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación

“Es mentira que nosotros le mentimos a los jueces con la declaración de Peiti. Peiti declaró dos veces delante de dos jueces diferentes. Es decir, las declaraciones de Peitti están realizadas frente a jueces que las avalaron. Hubo dos declaraciones, la primera ante la Dra. Pedrana y la segunda ante la Dra. Verón. Él (Traferri) usa solo la primera. En la segunda (el 13 de junio de 2021), prestada ante seis fiscales y dos defensores, contó cómo le dio 250.000 dólares a Traferri. Dio cuenta de dónde le había dado el dinero. Esas entregas están corroboradas con los impactos de las antenas de teléfono. ¿Cómo le vamos a mentir a los jueces si los jueces escucharon directamente a Peiti?”, agregó el fiscal rosarino.

El Caso Traferri, en estudio en la Corte Suprema y en la CIDH

A lo largo de su exposición en el Senado, Traferri intentó darse por desvinculado de la causa del juego clandestino. Su argumento: como los fiscales, a su entender, tenían “una situación de subordinación con Sain”, la salida anticipada del ex ministro y la posterior divulgación de un supuesto sistema de espionaje ilegal dirigido por él, deberían hacer caer cualquier tipo de causa vinculada a ese “sistema”. Así lo dijo el propio Traferri: “A pesar que violaron las leyes y me espiaron ilegalmente, no pudieron encontrar algo que me vinculara a la causa”.

Para los fiscales del MPA, la realidad es otra. “No es cierto que Traferri haya sido desvinculado de la causa. Sigue vinculado a la espera de la resolución de la Corte Suprema nacional. Asimismo, la Corte provincial aclaró que podía continuar la persecución cuando deje de tener fueros. En el peor de los casos, hay que esperar hasta ese momento para imputarlo y llevarlo a juicio”, explicó el fiscal Edery.

Sain espionaje carpetas.jpg
Según Traferri, el ex ministro de Seguridad de Santa Fe, Marcelo Sain, es el verdadero ideólogo de la causa por juego clandestino.

Según Traferri, el ex ministro de Seguridad de Santa Fe, Marcelo Sain, es el verdadero ideólogo de la causa por juego clandestino.

En marzo de este año, Edery y Schiappa Pietra –junto a la jefa de los fiscales de Rosario, María Eugenia Iribarren– presentaron ante la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe un recurso extraordinario que les permita poner a consideración de la Corte Suprema de Justicia de la Nación el fallo provincial que impide investigar al senador Traferri por las sospechas que pesan en su contra en la causa del juego clandestino.

Tal como anticipó AIRE, si la Corte de Santa Fe considera admisible el pedido de los fiscales, el fallo será analizado por la Corte nacional, que deberá determinar si el Código Procesal Penal de Santa Fe y la Constitución provincial se contraponen con los preceptos de la Constitución Nacional, en lo que refiere al alcance de la inmunidad que brindan los fueros legislativos a los diputados y senadores. En caso de que la Corte de Santa Fe rechace el planteo, los fiscales tendrán la alternativa de ir directamente a la Corte nacional mediante un recurso de queja.

En paralelo, por impulso de la Asociación Argentina de Fiscales y de la Asociación de Fiscales y Funcionarios del MPA, el Caso Traferri llegó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Los fiscales expusieron una serie de casos ante ese organismo internacional, con el objetivo de plantear las dificultades que deben sortear para cumplir con su tarea tanto en la provincia de Santa Fe como en otros lugares del país. En ese marco, la CIDH manifestó su preocupación por los ataques a la independencia judicial en la provincia de Santa Fe.

Leer más ► La CIDH, preocupada por los ataques a la independencia judicial en Santa Fe

Los representantes de los fiscales provinciales denunciaron presiones del poder político sobre la Justicia y expusieron dos casos testigo: la investigación de los fiscales Sebastián Narvaja y Adrián Mac Cormack sobre el reparto de subsidios por parte del Senado provincial y las presiones que vienen sufriendo sus colegas Edery y Schiappa Pietra por la causa del juego ilegal que salpica al senador Armando Traferri.

Como viene ocurriendo desde hace más de dos años, a cada avance de los fiscales que llevan adelante la investigación sobre juego clandestino, le sigue un feroz contraataque del senador del departamento San Lorenzo: un toma y daca que mantiene la causa judicial en un punto muerto.

“Tenemos fiscales que se burlan de las normas –denunció Traferri en la última sesión del Senado–. Utilizaron a supuestos narcos como informantes para saber qué es lo que pasaba en San Lorenzo. ¿Cómo es que todavía pueden seguir actuando con esta impunidad? ¿Cuánto vamos a soportar que algunos fiscales se sigan manejando fuera de la ley? Estos fiscales no tienen el más mínimo respeto de las garantías constitucionales. ¿Qué vamos a hacer desde el Senado con esto?”.

Esa última pregunta retórica de Traferri es, según los fiscales, una amenaza velada respecto de su futura continuidad en el MPA. “Yo tomo lo de Traferri como una amenaza –sostuvo Edery–. Porque él no se presenta a la Justicia, sino que nos denuncia permanentemente y, en este caso, nos denuncia ante un órgano que tiene la facultad de destituirnos. Es lamentable lo que está haciendo. Y lamentable que las investigaciones de los fiscales queden a merced de la voluntad de la Legislatura”.

Leer más ► Traferri, Gutiérrez y el valor de un periodismo honesto, comprometido e independiente

“Lo que tienen que hacer los senadores es desaforarlo y que se presente a la Justicia a dar explicaciones de los actos de corrupción por los que está investigado. La otra opción, la que quiere Traferri, es que nos echen. Los legisladores tienen que elegir entre avalar los actos de corrupción que estamos investigando y echarnos o permitirnos trabajar. En estos últimos meses estamos en el juicio de Alvarado, uno de los narcos más peligrosos de la provincia, participamos de los juicios a Los Monos, tenemos presos a los narcos más peligrosos, nos amenazan a diario y, además, tenemos que soportar los embates de una persona que cree que tiene el privilegio de no ser investigado. Es realmente demencial”, concluyó Edery.

Dejá tu comentario