miércoles 24 de noviembre de 2021
Política | Cannabis | Santa Fe | LIF

Producción de aceite de cannabis en Santa Fe: el plan del LIF para abastecer "una demanda histórica"

Al inaugurar el período de sesiones ordinarias de la Legislatura santafesina, el gobernador Perotti anunció que la provincia comenzará a elaborar públicamente aceite de cannabis con fines medicinales. Cuáles son las atapas planteadas por el Laboratorio Industrial Farmacéutico.

El uso de cannabis con fines medicinales o terapéuticos viene ganando batallas hace tiempo en diferentes ámbitos, como el político, el medicinal y el científico.

En Argentina, la lucha por reconocer el uso terapéutico de la planta de marihuana lleva por lo menos 30 años y los avances en ese tiempo fueron relativos. Recién en 2017, el Congreso de la Nación aprobó una ley de cannabis medicinal, pero que en su reglamentación fue no satisfizo las necesidades de quienes requieren de esa medicina: las patologías que podían ser tratadas con aceites u otros derivados eran escazas, no se permitía el autocultivo y las formas de acceso eran muy complejas. Recién a fines del 2020, una nueva reglamentación resolvió algunos de esos inconvenientes.

Leer más ► Producción de aceite de cannabis en Santa Fe: "Se empieza a mover algo que estaba frenado"

Debido al poco avance a nivel nacional en la materia, diferentes provincias y municipios del país fueron sancionando sus propias normativas que facilitaran el acceso al cannabis medicinal. Una de esas provincias fue Santa Fe, que ya cuenta con su ley. Dicha norma, autoriza al Laboratorio Industrial Farmacéutico a elaborar el aceite de cannabis.

Este sábado, en su discurso inaugural de sesiones de la Legislatura provincia, el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti anunció que, finalmente, se elaborará aceite para su uso medicinal.

El esperado anuncio fue muy bien recibido por las organizaciones cannábicas de la provincia que destacan que la producción del medicamento será pública.

En diálogo con Aire Digital, el ingeniero químico Esteban Robaina, integrante del directorio del LIF dio algunas precisiones sobre el proceso que llevará a cabo el laboratorio para lograr el cometido.

lif.jpg
En diálogo con Aire Digital, el ingeniero químico Esteban Robaina, integrante del directorio del LIF dio algunas precisiones sobre el proceso que llevará a cabo el laboratorio para lograr el cometido.

En diálogo con Aire Digital, el ingeniero químico Esteban Robaina, integrante del directorio del LIF dio algunas precisiones sobre el proceso que llevará a cabo el laboratorio para lograr el cometido.

En primer lugar, Robaina explicó que el proceso constará de tres etapas: reemplazar la importación del aceite por la elaboración local a partir de la compra de los principios activos, participar de estudios clínicos que permitan incrementar la cantidad de patologías a tratar y, finalmente, encarar el proceso completo de elaboración, a partir del cultivo de marihuana.

“La primera etapa será la de abastecer la demanda histórica del sistema de salud pública y del Iapos”, dijo uno de los directores del laboratorio, quien explicó que “hasta ahora, se importaba el aceite de cannabis elaborado. Ahora, se adquirirán los principios activos (THC, CDB, CBN) para poder reproducirlos acá”. Según afirmó Robaina, este proceso puede durar apenas unos meses.

Durante el 2020, la provincia de Santa Fe invirtió unos 20 millones de pesos en la compra de aceites.

Otra de las etapas que deberá cumplir el LIF es la de participar de estudios y ensayos clínicos que se llevan a cabo en el hospital de niños de Buenos Aires, Ricardo Gutiérrez, para lograr incrementar la cantidad de patologías que se pueden tratar con el aceite de cannabis.

Ya la tercera parte del programa tiene que ver con lograr realizar el ciclo completo, desde el cultivo. Sobre el espacio que puede ser destinado al cultivo de marihuana con fines medicinales, Robaina reconoció que podría ser utilizado un predio del Ministerio de la Producción ubicado en Ángel Gallardo pero no descartó otros espacios dentro del territorio provincial.

El proceso completo de elaboración de aceites, desde el cultivo de las plantas, puede demorar al menos, dos años. “El proceso es largo y requiere de un estándar de seguridad y de calidad. Recordemos que estamos hablando de usos medicinales de la planta”, indicó el director del LIF.

Otro aspecto que requiere de determinadas medidas, según el integrante del directorio del LIF, tiene que ver con la necesidad de sumar profesionales médicos que prescriban el uso de cannabis. “Hay que sensibilizar el ámbito de la salud. Hay que lograr aumentar la cantidad de profesionales médicos que prescriban el uso de cannabis para que este medicamento pueda llegar a los que lo necesitan”, indicó.

Leer más ► Autorizan la inscripción de variedades de Cannabis Sativa L para uso medicinal

Sobre la distribución del aceite dentro de la provincia de Santa Fe, Robaina explicó que “es como cualquier otro medicamento que elabora el LIF. Una vez que se logra el estándar de calidad, la dirección de farmacia de la provincia abastece a los centros de salud”.

“Hace meses que tenemos esto preparado y estábamos esperando el anuncio por parte del gobernador. Santa Fe cuenta con toda la infraestructura para la elaboración de estos medicamentos”, aseguró el ingeniero químico quien recordó que Santa Fe tiene un laboratorio para la elaboración de los medicamentos y cuenta con instituciones asesoras de nivel como la Facultad de Bioquímica de la UNL.

Por último, Robaina reconoció que aún no se conformó el Consejo Asesor, pero se hará en los próximos días, al igual que concretar encuentros con autoridades del Colegio de Médicos y asociaciones cannábicas de Santa Fe.