menu
search
Política Ley de Alquileres | Javier Milei | Alquileres

Javier Milei quiere derogar la ley de alquileres: la postura de las inmobiliarias y los inquilinos de Santa Fe

El presidente electo, Javier Milei, afirmó que buscará derogar la ley de alquileres y generó un fuerte revuelo en inquilinos, propietarios y corredores inmobiliarios de Santa Fe. En diálogo con AIRE las partes se refirieron a los dichos del economista y analizaron la situación.

"Lo único que ha hecho la Ley de Alquileres es generar daño, terminó perjudicando a aquellos que pretendía proteger" fueron las declaraciones del presidente electo, Javier Milei, al anunciar –a menos 24 horas de ganar las elecciones– que pretendía "derogar" la normativa que comenzó a regir, con modificaciones, hace poco más de un mes en la Argentina.

Los dichos del mandatario que asumirá sus responsabilidades el 10 diciembre generaron un fuerte cimbronazo en el mundo inquilino y, por otro lado, cautela en el sector inmobiliario-propietario, quienes prefieren esperar por las formas en las que accionará su idea el presidente electo.

LEER MÁS ► Inquilinos advierten que se están suspendiendo firmas de contratos tras los dichos de Milei sobre la ley de alquileres

Es que la derogación de la ley de alquileres traería consigo distintas cuestiones claves a la hora de celebrar los contratos entre las partes: en principio, una desregulación total del mercado podría incentivar a más propietarios a ofrecer sus inmuebles en alquiler, aumentando la oferta disponible y por ende, se podría generar una competencia que conduzca a una disminución de los precios. Sin embargo, dicha derogación podría eliminar ciertas protecciones para los inquilinos, como el plazo mínimo de contrato y ajustes anuales de alquiler.

Javier Milei
Milei anticipó que privatizará la TV Pública, Radio Nacional y la agencia Télam

Milei anticipó que privatizará la TV Pública, Radio Nacional y la agencia Télam

Inquilinos preocupados y con malos recuerdos tras los dichos de Milei

El referente de la Federación de Inquilinos de Santa Fe, Pedro Peralta, expresó en AIRE su "preocupación" ya que "la sola mención de derogar la ley de alquileres" genera "intranquilidad en todos los inquilinos".

"La mención de querer derogar la ley trajo consecuencias directas porque esta semana se frenaron todas las firmas de los contratos", contó y aseguró: "Hay gente que no se puede mudar, gente que no sabe si tiene que desocupar o no esta semana. Fue irresponsable de su parte mencionar una cosa así cuando se sabe que derogar una ley no es tan fácil".

Para Peralta, dejar librado a las partes los contratos de locación implica una situación que no existe: "Sabemos que no es así porque los inquilinos no negocian con los propietarios ni las inmobiliarias. Dejar librado a las partes es fijar un precio inicial del alquiler, fijar un tipo de ajuste que ya no sería cada 6 meses y dejar liberado en qué moneda se hace el contrato, lo que significa que podría hacerse en dólares tranquilamente".

ALQUILERES 1.jpg

"Eso repercute negativamente en los inquilinos", sostuvo y se mostró en contra de la teoría económica que postula la auto regulación del mercado: "El negocio inmobiliario es muy especulativo y no se regula solo. Es a conveniencia de las inmobiliarias y los propietarios. Pensar que el mercado se va a regular solo, que las propiedades van a aflorar y que se va a resolver una crisis habitacional tremenda como la que estamos viviendo en el país con casi 10 millones de inquilinos, es casi un pensamiento mágico".

Finalmente, el referente de la Federación inquilinos afirmó que pensar una realidad sin la ley de alquileres trae malos recuerdos: "Antes de la ley de alquileres estaba el Código Civil que lo tipifica muy brevemente. Obviamente, también hemos vivido situaciones muy desesperantes en contextos económicos muy parecidos de hiperinflación y demás con esto de que haya una regulación del mercado, pero pasó todo lo contrario: mucha gente quedó en la calle, no podía alquilar, no podía pagar el alquiler porque le llevaba todo el salario".

LEER MÁS ► Sondeo de Alquileres en Santa Fe: el 53% de los inquilinos destinan entre un tercio y la mitad de sus ingresos a pagar el alquiler

"La ley de alquileres fue un triunfo histórico de las asociaciones que defienden los derechos de los inquilinos, pero me trae malos recuerdos de lo que fue el 89 con Alfonsín, de los 90 con Menem y el 2001. Que (Milei) diga algo así es totalmente imprudente porque no hay recetas mágicas, acá faltan políticas públicas de fondo y derogar una ley no parece una solución".

En el sector inmobiliario prefieren ser cautelosos ante el accionar de Milei

Las declaraciones de Javier Milei sobre derogar la ley de alquileres también llamó la atención en propietarios y corredores inmobiliarios, cuya mirada sobre la ley de alquileres es negativa desde su aplicación. Sin embargo, desde el sector prefirieron optar por la cautela ante los dichos del mandatario electo y prefieren esperar a lo que efectivamente suceda.

Gonzalo Bosco, vicepresidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios e integrante de la Cámara Inmobiliaria de Santa Fe, señaló en AIRE que están "siendo muy prudentes a la hora de comunicar y hablar con propietarios. Recibimos muchas consultas sobre qué va a pasar".

"Milei dijo que hay que derogar la ley y todavía no asumió, por lo cuál no hay nada firme y entendemos que si quiere derogarla tiene que respetar un procedimiento".

LEER MÁS ► Ley de alquileres: cuáles son las principales consultas de los inquilinos en Santa Fe

"Pedimos a la comunidad en general que sean cautos y prudentes, que la ley de alquileres sigue vigente y todavía no se aprobó nada. Milei todavía no asumió y vamos día a día viendo qué pasa", remarcó.

colegio-de-corredores-inmobiliarios-780x405-1.jpg

Bosco también destacó, en relación a la posible derogación de la normativa, que "hay que ver qué es lo que cambia, qué es lo que se modifica y qué es lo que no se modifica". En la misma línea, recordó que antes de la ley que se aprobó en 2020, los contratos eran mínimo de dos años y eran muy similar en el sentido de que hacíamos indexaciones anuales, y era más o menos paralela a la inflación, pero se pactaba entre las partes. No había un índice. Se convenía de antemano y se pactaba".

"Hasta no tener mayor precisión en eso no sabemos cómo va a reaccionar el mercado", sostuvo y aclaró: "Creemos que el mercado puede autorregularse solo, de hecho se venía autorregulando sólo hasta antes de la ley y no teníamos inconvenientes en ningún sentido".

De la misma forma, analizó: "Cuando el mercado inmobiliario empieza a subir los precios, la demanda empieza a bajar. Cuando la demanda empieza a bajar, la oferta tiene que tender a bajar también para que la equipare. En el mercado inmobiliario no hay tres personas que manejan el 90% de los alquileres, es al revés. El 90% o más tiene una sola propiedad y cuando no lo alquila por unos meses, baja el monto de alquiler y los números se van acomodando".

Sí: Javier Milei puede derogar la ley de alquileres

El abogado constitucionalista, Mariano Bär confirmó a AIRE que el presidente electo, Javier Milei, puede derogar la ley de alquileres. Para ello, "el carril institucional adecuado y correcto es el camino del Congreso. Él, como Poder Ejecutivo, debiera mandar un mensaje con un proyecto de ley proponiendo la modificación o la derogación de la ley de alquileres", explicó y aclaró que también lo puede hacer mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU).

"El DNU es una vía excepcional. El régimen constitucional argentino nos dice que Argentina es un estado presidencialista. Eso tiene una razón de ser. En el diseño constitucional, el Poder Ejecutivo, tiene una serie de prerrogativas fuertes que permiten hacerle mucho contrapeso al Congreso. Una de esas atribuciones que tiene el presidente, a partir de la reforma de 1994 es la de dictar DNU", contó Bär.

camara de diputados 2023.jpeg

Así, detalló que "la constitución lo limita al presidente con algunos requisitos formales y requisitos sustanciales que son la existencia de necesidad y urgencia, que eso es algo muy abierto. Lo que para algunos puede ser un estado de necesidad y urgencia, para otros puede no serlo".

"Únicamente lo limita en un cuatro materias: electoral, partidos políticos, tributaria y penal. El régimen de alquileres es materia civil, por lo tanto, en principio tiene la facultad de dictar un DNU derogando o modificando la ley de alquileres", afirmó y aclaró que hay una comisión bicameral permanente "que tiene que dictaminar sobre si ese DNU cumple con los requisitos constitucionales y dictamina si hay necesidad y urgencia".

El abogado indicó que la comisión puede rechazarlo o no rechazarlo al DNU. Si opta por lo primero, se envía a las cámaras y ambas tienen que rechazarlo para que quede sin efecto. "El tema es qué es lo que pasa desde que se dicta el decreto hasta que sale ese rechazo, que es lo que más se cuestiona del régimen argentino. En principio, desde el momento en que se dicta el decreto, es una ley y hay que cumplirlo. En este caso, derogaría la ley de alquileres o la modificaría hasta que la comisión decida".

"Si pasan seis meses hasta que las cámaras lo rechazan, los contratos que se hicieron bajo el régimen del decreto quedan blindados por una cuestión de seguridad jurídica. Por más que se rechace, durante el tiempo que estuvo vigente el decreto, todos los contratos van a continuar bajo ese régimen", concluyó.