martes 24 de noviembre de 2020
Política | basura | Santa Fe |

En dos meses, en Santa Fe se denunciaron más de 100 microbasurales

En tan sólo ocho semanas se reportaron más de cien denuncias de vecinas y vecinos de diferentes barrios de la ciudad que se fueron geolocalizando. Si bien la dispersión es pareja en todo el territorio urbano, el cordón oeste y noroeste es el más afectado.

La crisis en el modelo de gestión de residuos que atraviesa la ciudad de Santa Fe desde hace años, agudizada durante la pandemia, favoreció la proliferación en pocos meses de microbasurales.

Desde la Red de Promotores Ambientales “RedCicladores”, impulsada hace pocos meses por Igualdad Santa Fe, se diagramó un Mapa Colaborativo de basurales a cielo abierto (megabasurales) y microbasurales. Una herramienta sencilla que permite geolocalizar la dispersión de residuos en el espacio público enviando una foto con ubicación o dirección física al WhatsApp de la Red.

En tan sólo ocho semanas se reportaron más de cien denuncias de vecinas y vecinos de diferentes barrios de la ciudad que se fueron geolocalizando. Si bien la dispersión es pareja en todo el territorio urbano, el cordón oeste y noroeste es el más afectado.

A través del Mapa se busca visualizar y concientizar sobre la generación de desechos en la ciudad, la necesidad de buscar un modelo alternativo de gestión de residuos más ecológico y sostenible y la búsqueda de estrategias comunitarias que apunten recuperar espacios públicos para hacerlos más habitables y saludables.

Joaquin Azcurrain, referente del espacio Igualdad Santa Fe señaló que “la primer lectura errada que suele hacerse es ‘la gente es sucia, tira la basura en cualquier lado’, y si hay algo que deja en evidencia este Mapa Colaborativo es que la basura es un problema en aquellos barrios en donde el servicio de recolección es un desastre”.

“En la medida que no evolucionemos hacia un modelo de gestión de residuos más eficiente y sostenible, en la medida en que el Municipio no garantice el ingreso de los camiones recolectores en todos los rincones de la ciudad, esto va a seguir pasando”, advirtió.

Embed

El problema de los residuos

Según datos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible en Argentina existen 5.000 basurales a cielo abierto, lo que significa, en promedio, más de dos basurales por municipio. La mayoría de ellos son formales, es decir, son el modo oficial en que los gobiernos locales eliminan su basura. Se denomina basurales a cielo abierto a aquellos sitios donde se disponen residuos sólidos de forma indiscriminada, sin control de operación y con escasas medidas de protección ambiental.

A diferencia de otros sitios de disposición y tratamiento de residuos, los basurales a cielo abierto carecen de medidas mínimas de seguridad por lo que puede encontrarse todo tipo de residuos, incluso patogénicos y peligrosos. Tampoco cuentan con la impermeabilidad de los suelos donde se emplazan o la distancia adecuada respecto de las napas freáticas, los cursos de aguas superficiales, los centros urbanos u otras áreas susceptibles de recibir los impactos derivados de estas instalaciones.

Desde Igualdad Santa Fe entienden necesario “un compromiso de todos los sectores en la reducción y la reutilización de residuos” y proponen la progresiva eliminación de los plásticos de un solo uso y políticas públicas que incentiven aquellos emprendimientos que incorporen materiales y objetos que han sido descartados”.

Participación ciudadana y recuperación del espacio público

Uno de los objetivos centrales de la propuesta “RedCicladores” y del Mapa Colaborativo se enmarca en la participación ciudadana y la posibilidad de que vecinas y vecinos puedan organizarse para erradicar esos microbasurales.

Desde la Red se coordinan intervenciones para recuperar esos espacios con herramientas de urbanismo táctico: gomas de autos convertidos en masetas, bancos con pallets o carteles de “NO TIRE BASURA AQUÍ”. Algunas de estas intervenciones fueron coordinadas con la Secretaría de Ambiente de la ciudad.

donnet azcurrain.jpg
Uno de los objetivos centrales de la propuesta “RedCicladores” y del Mapa Colaborativo se enmarca en la participación ciudadana y la posibilidad de que vecinas y vecinos puedan organizarse para erradicar esos microbasurales.

Uno de los objetivos centrales de la propuesta “RedCicladores” y del Mapa Colaborativo se enmarca en la participación ciudadana y la posibilidad de que vecinas y vecinos puedan organizarse para erradicar esos microbasurales.

Al respecto, Azcurrain agregó que “ninguna política pública debe ser pensada sin la participación de la ciudadanía. Es uno de los pilares de la propuesta “RedCicladores”. En las últimas semanas vinimos trabajando junto a vecinas y vecinos de cinco barrios: Colastiné Norte, Mayoraz, Las Delicias, Acería y Parque Federal. Se trabaja en erradicar microbasurales y recuperar espacios. Ha sido una muy buena experiencia porque logramos comprometer a la gente con la mejora de su barrio. No hay nada más nocivo que vivir rodeados de basura”.

Para éste sábado 31 de octubre, Día Mundial de las Ciudades, están planificadas intervenciones en Alto Verde y Pompeya donde se llevarán a cabo tareas de limpieza de basura acumulada y colocación de bancos y ecocestos hechos con pallets.

Pedido de cumplimiento ley de basura cero

El tema del tratamiento de residuos también tiene su dimensión provincial. En este sentido los diputados Agustina Donnet y Rubén Giustiniani presentaron un pedido de informes relacionado a los avances en el cumplimiento de la Ley Provincial de Basura Cero.

Sobre ese punto, Donnet explicó que “queremos saber si el gobierno provincial viene velando por el cumplimiento de la Ley de Basura Cero, si los municipios cumplen con la separación de origen y si la disposición de residuos sólidos urbanos se viene realizando según los mecanismos de clasificación que establece la norma”.

“Contar con información precisa sobre si Municipios y Comunas informan la existencia de basurales a cielo abierto y cuáles son las acciones que se están tomando para su erradicación”, concluyó la diputada.