jueves 30 de junio de 2022
Policiales femicidio | Gálvez | juicio

"Vengan, maté a mi mujer": comenzó el juicio por el femicidio de Danisa Canale en Gálvez

Jorge Trossero está acusado de homicidio triplemente calificado y puede ser  condenado a prisión perpetua. La defensa sostiene que es inimputable.

Diez golpes en el rostro y la cabeza provocados con una maza de hierro macizo de 12 centímetros puso fin a la vida de Danisa Canale en su casa de Gálvez. Su marido desde hacía siete años, Jorge Trossero, llamó a la policía de la ciudad y dijo: “vengan a buscarme, maté a mi mujer”. Del otro lado de la línea, el policía que atendió el teléfono le pidió que lo repita: “Soy Jorge Trossero, vengan a buscarme, maté a mi mujer”, y dio la dirección de la casa.

Los hechos ocurrieron el 15 de enero de 2019 en la vivienda que el matrimonio compartía en la ciudad de Gálvez, en calle Liniers al 900. Desde entonces Trossero se encuentra detenido y este lunes comenzó el juicio oral y público en la sala 1 de los tribunales de Santa Fe ante los jueces Sergio Carraro, Rosana Carrara y Octavio Silva.

Leer más ► Comienza el juicio por el femicidio de Danisa Canale en Gálvez

juicio femicidio para web 8.jpg
El juicio por el femicidio de Canale se desarrolla en la sala 1 de los tribunales de Santa Fe

El juicio por el femicidio de Canale se desarrolla en la sala 1 de los tribunales de Santa Fe

Alegatos

El juicio comenzó con los alegatos de apertura de las partes, y tanto los fiscales Marcelo Nessier y Ana Laura Gioria, como los abogados querellantes que representan al papá de la víctima, Ignacio Alfonso Garrone y Clara Vásquez, mantuvieron la acusación a Trossero por el femicidio de Canale; el hombre es juzgado como autor de homicidio triplemente calificado: por el vínculo, por alevosía, y por ser cometido en un contexto de violencia de género.

El bloque acusador sostuvo que Trossero atacó a la mujer con la intención de causarle la muerte, provocándole un sufrimiento desmedido, y concluyeron que la prueba producida en el juicio permitirá demostrar que el acusado debe ser condenado a la pena de prisión perpetua.

A su turno, la defensora particular de Trossero, Georgina Stratta, sostuvo que “a esta defensa no se le escapa la gravedad del hecho y las dolorosas consecuencias” que ocasionó en allegados a Danisa “y al propio imputado”. Stratta agregó que “esta muerte no fue querida por nadie, ni siquiera por Trossero”.

Luego, la defensora advirtió que no está controvertida la participación de Trossero en el hecho, así como tampoco que es un paciente psiquiátrico, y que lo que se deberá definir en el juicio es en qué medida esa condición que lo llevó a estar bajo tratamiento, que abandonó y retomó 15 días antes del hecho con medicación que nunca había consumido, pueden haber influido en su conducta: “esta defensa sostiene que Trossero obró sin conciencia, en un estado de enajenación que no le permitía comprender lo que hacía. Comprobaremos que Trossero es inimputable”, concluyó.

Leer más ► Femicidio en Gálvez: 10 golpes en la cabeza provocaron la muerte de Danisa

juicio femicidio Galvez 6.jpg
Trossero junto a su abogada defensora, Georgina Stratta

Trossero junto a su abogada defensora, Georgina Stratta

Prueba

A continuación el fiscal Nessier enumeró los acuerdos probatorios, entre los que se encuentra el informe de autopsia que determinó diez heridas en la zona del cráneo y el rostro de Danisa, y heridas defensivas en los brazos, y que fueron provocadas con un elemento tipo maza.

Luego comenzó la ronda de testimonios con los policías que primero tomaron conocimiento del hecho: quien atendió la llamada de Trossero y quienes fueron hasta la casa y lo encontraron sentado en la mesa del comedor, con la mirada fija hacia Danisa que se encontraba tendida en un charco de sangre. Al lado de su cabeza estaba el arma homicida.

Luego declaró una mujer, familiar de Trossero y Danisa. La testigo dio detalles de la vida de la pareja, en especial, de las situaciones de depresión que atravesó el acusado durante años: “nuestro miedo siempre fue que se haga daño a sí mismo, nunca a otra persona”, manifestó.

También declaró la hermana de Danisa y el empleado que trabajaba en la verdulería del matrimonio, quienes dieron detalles de la relación que mantenía la pareja, especialmente con relación a situaciones de celos por parte del hombre con la familia de Danisa y malos tratos.

En la segunda jornada de debate se espera la declaración de los profesionales de la salud mental, psicólogos y psiquiatras, que evaluaron el estado de salud de Trossero y serán determinantes para comprobar o descartar la tesis de la defensa.

Dejá tu comentario