martes 17 de mayo de 2022
Policiales abuso sexual | robo |

Una joven de 19 años quedó en prisión por el abuso sexual de la ex de su pareja

El juez Candioti dictó la prisión preventiva a raíz de un pedido formulado por la fiscal Del Río Ayala. La imputada identificada como Milagros B. es investigada como autora de tres hechos ocurridos en el 2020 y el abuso que sucedió el 24 de enero en las inmediaciones de barrio San José.

Una mujer de 19 años identificada como Milagros B. permanecerá en prisión preventiva investigada como autora de ser partícipe en un delito de abuso sexual que ocurrió en inmediaciones de las instalaciones del Centro de Salud “San José”. Por otro lado, se le endilgaron tres hechos más que ocurrieron en el transcurso del 2020.

La medida cautelar fue ordenada por el juez penal Gabriel Candioti a raíz de un pedido formulado por la fiscal del Ministerio Público de la Acusación (MPA) Alejandra Del Río Ayala, en una audiencia que se llevó adelante esta mañana en la sala 1 del subsuelo de Tribunales.

juez héctor Candioti.jpg
El juez Héctor Gabriel Candioti dictó la prisión preventiva de la imputada

El juez Héctor Gabriel Candioti dictó la prisión preventiva de la imputada

Abuso sexual

Según relató la fiscal, la agresión sexual ocurrió el pasado 24 de enero cerca de las 21:00, cuando la imputada -según el testimonio de la víctima Flavia V.- la persiguió hasta la esquina de San Lorenzo y Zeballos y le pegó en la cabeza con un fierro de pileta dejándola desvanecida. Cuando recuperó el conocimiento, la joven era retenida por dos mujeres y dos hombres: uno de los sospechosos le tenía los brazos y el otro las piernas, posteriormente abusaron sexualmente de la víctima. La fiscal precisó que la imputada manifestaba que merecía ser abusada “por roba maridos” y “la próxima te vamos a matar”.

La víctima logró escaparse, mientras la imputada la perseguía con un cuchillo; la joven logró subir a un colectivo de la Línea 1, y el chofer logró evitar que la imputada se suba. Luego llevó a la víctima hasta la puerta de la comisaría 10° para hacer la denuncia correspondiente. La fiscal imputó a Milagros B. como autora del delito de “abuso sexual calificado con participación de cuatro personas agravados por el uso de arma en concurso real y en carácter de autor".

Cabe destacar que en la audiencia a imputada declaró en la audiencia, haciendo referencia a este hecho diciendo que “la discusión con Flavia fue en Castelli y San Lorenzo, fue una discusión de calle, ella tenía un cuchillo en la mano y me decía que está embarazada, yo le dije que suelte el cuchillo que íbamos a hablar, se subió al colectivo y se fue. Todo lo que dijo del fierro es mentira” destacó Milagros B.

En la audiencia se ventiló, que la imputada es trabajadora sexual y conocía a la víctima por el mismo rubro. Milagros B. está en pareja con Miguel Ángel Altamirano -un proxeneta que actualmente está cumpliendo una condena- quien anteriormente mantuvo un vinculo con la víctima y tienen una hija en común; se presume que ese fue el motor de la intercepción que terminó con el crimen sexual: la víctima fue explotada sexualmente parte de Altamirano, quien la sometió durante años a vivenciar hechos de violencia de género en reiteradas oportunidades. El condenado está cumpliendo una pena de cinco años, que fue dispuesta por el juez Pablo Busaniche.

Embed

Hechos anteriores

Además, Del Río Ayala le atribuyó varios hechos delictivos ocurridos en 2020; el primer delito que se le atribuyó a la imputada sucedió el 12 de junio de 2020, cuando aprovechó que un hombre había salido de su domicilio en Mendoza al 4700 para hacer un mandado, y la imputada ingresó a la vivienda acompañada de su prima “Chichito” y sustrajo un teléfono celular “Samsung J2” blanco. La calificación de este hecho es la de “hurto”.

El segundo suceso ocurrió el 3 de agosto del 2020, en las inmediaciones de una verdulería ubicada en Güemes y Salvador del Carril, cuando la acusada habría robado una moto “Smash” de 110 cc. El motovehículo fue recuperado en el domicilio de la imputada, cuando sus mismos familiares dieron aviso al personal policial y la moto fue entregada a su dueño. La calificación legal de este hecho es la de “hurto agravado por tratarse de vehículo dejado en vía pública”.

El tercer hecho tuvo lugar el pasado 14 de agosto del 2020 en la intersección de Gobernador Freyre y Castelli, cuando un joven estaba volviendo a su casa en bicicleta y fue interceptado por la imputada, que estaba acompañada de un menor de edad, que lo golpearon bajándolo de la bici y le quitaron un teléfono celular. Hecho calificado como “robo calificado agravado por la participación de un menor de edad”.

alejandra del rio para web.jpg
La fiscal Alejandra Del Río Ayala investiga los hechos atribuidos a Milagros B.

La fiscal Alejandra Del Río Ayala investiga los hechos atribuidos a Milagros B.

El debate expuesto por las partes

La fiscal Del Río detalló de forma minuciosa todos los delitos que le fueron atribuidos a Milagros B., a raíz de esto solicitó al juez Candioti la prisión preventiva teniendo en cuenta la reincidencia de los delitos, poniendo énfasis en que hay posibilidad de entorpecimiento de la investigación, debido a que conoce a la víctima y sabe cuál es el domicilio de la misma. Por otro lado, alegó que hay posibilidad de peligro de fuga.

De parte de la defensa a cargo de Gustavo Durando, manifestó firmemente durante su alegato que de todos los hechos hay tres que fueron hace más de un año y que en su momento no fueron denunciados. Por otra parte, cuestionó que la funcionaria le atribuyó hechos a su defendida donde ninguno de ellos cuanta con evidencia suficiente para comprobar que Milagros fue quien efectuó esos delitos.

El defensor manifestó que con respecto a los primeros tres hechos “no puedo defender algo que no está imputado” y agregó con respecto al hecho de abuso sexual que en el esquema médico “no se le constatan lesiones” haciendo referencia a que a la víctima de ese delito alegó que el abuso había sido cometido con un caño de una pileta. Solicitó medidas alternativas a la prisión preventiva, como la fijación de domicilio, ir a firmar al MPA, no portar armas y estar bajo el resguardo de una guardadora, pero fue rechazado.

Resolución

El juez entendió que el hurto del teléfono celular y el robo perpetrado junto con el menor de edad no contaba con evidencia suficiente para sostener que habian sido cometidos por la imputada. Por otra parte, a raíz del robo de la moto y del abuso sexual fueron los que determinaron que Milagros B., permanezca en prisión preventiva mientras la investigación sigue su curso. La fundamentación del juez será emitida por escrito.

Dejá tu comentario