miércoles 18 de mayo de 2022
Policiales policía | dinero | Celular

Un policía a prisión por robarle el teléfono celular a un detenido y exigirle 15 mil pesos

El uniformado tiene 40 años, sus iniciales son ALC y prestaba funciones en la subcomisaría número 17 de la Unidad Regional I. Le dijo al detenido que si no le entregaba el dinero lo trasladarían a otro lugar de detención en el que "la pasaría mal". La medida cautelar fue ordenada por el juez Luis Octavio Silva a raíz del pedido formulado por el fiscal Ezequiel Hernández.

Un policía de 40 años quedó en prisión preventiva por haberle exigido el pago de 15 mil pesos a un hombre detenido intimidándolo con que, si no le entregaba el dinero, lo trasladarían a otro lugar de detención en el que “la pasaría mal”. El uniformado investigado, cuyas iniciales son ALC, prestaba funciones en la subcomisaría número 17 de la Unidad Regional I, donde cometió el accionar que es motivo de investigación penal.

La medida cautelar fue impuesta por el juez Luis Octavio Silva, en función del pedido formulado por el fiscal Ezequiel Hernández en una audiencia llevada a cabo en los tribunales de la ciudad de Santa Fe.

Además del pedido de dinero, el policía es investigado por haberse apropiado ilegítimamente del teléfono celular del hombre detenido.

Ezequiel hernández.jpg
Hernández, el fiscal a cargo del caso.

Hernández, el fiscal a cargo del caso.

15 mil pesos y un teléfono

“Los ilícitos que son investigados fueron cometidos en horas del mediodía del domingo 19 de septiembre”, sostuvo el fiscal. “El imputado intimidó al hombre detenido en la subcomisaría número 17 para obligarlo a entregarle 15 mil pesos bajo la amenaza de que si no lo hacía sería trasladado a otra dependencia policial, en la que estaría lejos de su familia y ‘la pasaría mal’”, agregó.

El representante del MPA relató que “ante el miedo y desesperación que le generó esta situación, el detenido accedió a solicitar el dinero a su hermano” y añadió que “para hacerlo, el policía investigado le permitió utilizar el teléfono celular que se le había secuestrado al privarlo de su libertad”.

El fiscal detalló que “el hermano del detenido fue a la dependencia policial y le entregó el dinero en un sobre al policía investigado. Finalmente, unas horas después de haber recibido ilegalmente el dinero, el policía investigado se apoderó del teléfono celular del hombre detenido en la subcomisaría número 17”, concluyó Hernández.

Evidencias

“La investigación se inició a raíz de que, luego de que recuperó su libertad, la propia víctima se presentó en la subcomisaría número 17 para dejar constancia de que le habían exigido indebidamente el pago de 15 mil pesos y de que no le habían devuelto el teléfono celular que le secuestraron al momento de aprehenderlo”, informó el fiscal Hernández.

El representante del MPA indicó que “se labraron las actas correspondientes y comenzamos a investigar lo ocurrido”. En tal sentido, enumeró que “se analizaron el libro de guardia de la dependencia policial y el legajo penal en el marco del cual fue detenida la víctima; se tomaron entrevistas a testigos; se analizó el celular del denunciante; se solicitaron informes acerca de la titularidad de la línea telefónica y del registro de llamadas, entre otras medidas”.

“Las diligencias que ordenamos nos permitieron recabar evidencia que presentamos ante el juez, quien hizo lugar a nuestro pedido para que el policía investigado quede en prisión preventiva”, subrayó el fiscal.

Sin embargo, aclaró que “si bien la imputación que realizamos fue por la autoría de los delitos de extorsión y hurto calificados, el juez entendió que los hechos investigados encuadraban en la calificación penal de exacción ilegal y hurto calificados

Dejá tu comentario