jueves 26 de noviembre de 2020
Policiales | abuso sexual | fiesta | Santo Tomé

Un "pacto de silencio" rodea la violación en manada a una adolescente en Santo Tomé 

El juez García Troiano impuso la prisión preventiva a L.G.L por pedido de la fiscal Del Río Ayala, quien investiga el hecho ocurrido en diciembre de 2019 en el marco de una fiesta.

Un joven de 18 años imputado por el abuso sexual de una adolescente junto a por lo menos dos menores quedó en prisión preventiva esta mañana, en una audiencia presidida por el juez José Luis García Troiano.

El hecho es investigado por la fiscal Alejandra Del Río Ayala, quien atribuyó a L.G.L. la coautoría del delito de abuso sexual con acceso carnal calificado. En cuanto a los otros dos implicados que lograron ser identificados, uno de ellos tramita la causa en el fuero de Menores y el otro es inimputable, por su edad.

Leer más ► Santo Tomé: investigan una violación en manada ocurrida en una fiesta

ale del rio.jpg
La fiscal Del Río Ayala solicitó la prisión preventiva para el imputado por el peligro de fuga y de entorpecimiento probatorio

La fiscal Del Río Ayala solicitó la prisión preventiva para el imputado por el peligro de fuga y de entorpecimiento probatorio

La fiscal expuso los elementos que vinculan al imputado con el hecho, y sostuvo la existencia del peligro de fuga y de entorpecimiento probatorio para solicitar la prisión preventiva. Del Río Ayala destacó que se trata de un caso muy complejo, por la cantidad de testigos e involucrados que aún no han sido identificados.

Al momento de resolver, el juez García Troiano valoró la existencia de un "pacto de silencio" entre los asistentes a la fiesta, tanto entre posibles testigos y demás partícipes. El magistrado dio por acreditado el ilícito atribuido y dispuso que el joven de 18 años permanezca privado de la libertad mientras avanza la investigación.

La fiscal precisó que el hecho se dio en el contexto de una fiesta de un muchacho que cumplía 15 años, y había entre 80 y 150 personas invitadas. Además, la adolescente víctima del abuso logró precisar que en la habitación donde sucedió el ilícito había entre 7 y 10 jóvenes, y si bien no todos participaron de la agresión sexual, estaban presentes y fueron testigos de lo que ocurría.

“Nadie se quiere involucrar nadie quiere decir yo vi, nadie quiere involucrar a otro... Hay muchas complicaciones para que la víctima pueda declarar porque quedó muy afectada”, confirmó Del Río Ayala a Aire Digital.

“El juez valoró el daño ocasionado, la situación actual de la joven, que quedó muy mal, los testigos que aún no se han individualizado. Hay un análisis de ADN pendiente que según el resultado que arroje puede ser muy desfavorable para el imputado, y hay un video donde tres jóvenes se jactan de lo ocurrido”, concluyó.

El delito investigado por la Unidad de Violencia de Género, Familiar y Sexual ocurrió en una vivienda de la ciudad de Santo Tomé, el 22 de diciembre de 2019. La joven víctima de los hechos debió ser asistida por el servicio de emergencias 107 y trasladada al Samco local, donde logró aportar algunos datos de lo ocurrido. Ese mismo día se radicó la denuncia.

Dejá tu comentario