miércoles 5 de agosto de 2020
Policiales | Bolivia | cocaína | Justicia

Sobreseyeron a un "mula" que llevó más de un kilo de cocaína en su estómago y casi muere

El caso ocurrió en un puesto de control de la ciudad de Rafaela cuando agentes de Gendarmería detectaron que el pasajero de un colectivo manifestó que estaba "descompuesto".

El 9 de diciembre del 2019, agentes de la Gendarmería Nacional de Rafaela realizaron un típico control de pasajeros en un ómnibus proveniente del norte del país y que tenía como destino la terminal de Retiro de la Ciudad de Autónoma de Buenos Aires. Los uniformados, que estaban apostados en el kilómetro 228 de la ruta nacional 34, subieron al colectivo de la empresa Balut Hnos S.R.L. y lentamente fueron identificado a los pasajeros a los pasajeros que iban a bordo. Hasta ese entonces, todo iba con normalidad.

De repente un viajero se paró de su asiento y levantó todas las sospechas. Se trataba de Luciano Alvarado Colque, un joven de 21 años oriundo de Bolivia que minutos después iba a convertirse en el actor principal de un film cuyo rodaje iba a darse entre el castigo de la Justicia y la prisión. Es que el mismo transportaba en su propio organismo más de un kilo de cocaína fraccionada en capsulas y que iban en su estómago.

El muchacho permaneció por un buen tiempo en el baño del micro y al salir los agentes de la Gendarmería notaron su nerviosismo por lo que procedieron a identificarlo, requisarlo y así encontrarle capsulas con estupefacientes que había vomitado tras comenzar a sentir una gran descompostura luego de viajar más de 1500 kilómetros con una bomba de tiempo en su estómago.

Rafaela mula capsulas de cocaína2.jpg
Las cápsulas que expulsó la víctima.

Las cápsulas que expulsó la víctima.

El ómnibus partió rumbo a Buenos Aires pero Alvarado Colque quedó en el camino ya que debió ser derivado de urgencia al hospital Jaime Ferré de la ciudad de Rafeala donde fue internado. Entre el día de su detención y el 11 de diciembre expulsó de su organismo un total de 59 cápsulas con cocaína que eran idénticas a las que tenía entre sus prendas cuando iba a bordo del colectivo. El 18 de ese mes fue dado de alta y fue puesto a disposición del entonces juez Miguel Abásolo, quien el 30 de diciembre resolvió procesarlo como autor penalmente responsable del delito de “transporte de estupefacientes”.

Entre el día de su detención y el 11 de diciembre expulsó de su organismo un total de 59 cápsulas con cocaína

Pedidos conjuntos

Camino al juicio, el expediente de Alvarado Colque cambió de rumbo en abril de este año cuando el defensor oficial de Rafaela, Marcelo Cerdas, solicitó al fiscal Onel el sobreseimiento por medio de un escrito presentado en la Fiscalía Federal.

En ese escrito, Cerdas destacó que su defendido se encuentra en un estado de total vulnerabilidad ya que fue “captado” y utilizado como “mula” para trasladar drogas desde Bolivia hacia la ciudad de Buenos Aires. De hecho, para acreditar tal situación, el letrado acompañó un informe socio-económico donde se detallaba la vida misma de Alvarado Colque en Bolivia.

Leer másPiden sobreseer a un joven boliviano que casi muere por ingerir más de un kilo de cocaína en 80 bochitas

Dicho informe explicó que el joven detenido no sabe leer ya que tiene estudios incompletos porque dejó de estudiar a los 10 años. Antes de ser detenido trabajó en la selva boliviana en la cosecha de coca y también en un campo con su padre.

Proveniente de una familia rural, con condiciones socioeconómicas por demás precarias, Alvarado Colque cambió sus estudios para ser agricultor pero la remuneración que recibió a cambio de los trabajos fue el pago en mercaderías que llevaba a una casa donde vivía con su familia cuyo piso era de tierra.

En línea con ello, el fiscal Onel dictaminó a favor del sobreseimiento del joven boliviano tras considerar la Justicia federal está “ante una persona que presenta un considerable grado de vulnerabilidad” que puso en riesgo su salud por la modalidad en que transportaba la droga.

Gustavo Onel fiscal.jpg
Onel, el fiscal que pidió la medida.

Onel, el fiscal que pidió la medida.

El representante de la Fiscalía entendió además que frente a las circunstancias que rodean el caso, el imputado podría haber trasladado la droga a “instancias de una organización narcocriminal” y que para realizar dicho acto criminal pudo haber sido “captado” por medio de la “reducción a la condición de servidumbre”.

“La reducción a dicha condición es altamente plausible en el caso que nos ocupa, teniendo en cuenta sus condiciones personales, y la modalidad de traslado, utilizando su cuerpo como un mero envase de resguardo del material ilícito, que luce más seguro para la organización criminal interesada en que la droga llegue a destino, pero altamente riesgoso para la salud del sujeto utilizado”, precisó el fiscal en su dictamen (que justamente fue destacado posteriormente por el área de Trata de Personas de Naciones Unidas).

Aval del magistrado

Un día después de que el fiscal pida la medida, el juez Rodríguez dictó el sobreseimiento de Alvarado Colque tras considerar que si bien no está acreditado totalmente si el joven boliviano fue “víctima” del narcotráfico y que el acto “doloso” lo cometió, la acción penal contra el mismo no podría continuar en un futuro ante el postura que tomó el representante del Ministerio Público Fiscal.

Para fundamentar ello, citó un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación donde aclaró que cuando el fiscal “carece de la prueba suficiente” para remitir el expediente a la etapa de juicio el juez no puede continuar con la intervención.

La quiaca.jpg
El paso fronterizo donde el juez ordenó que sea trasladado el eximputado para regresar a su país.

El paso fronterizo donde el juez ordenó que sea trasladado el eximputado para regresar a su país.

“Si el acusador declina la prosecución del proceso, el juzgador no puede suplantarlo en su rol, sin romper el juego de equilibrio entre partes”, indicó Rodríguez en su fallo por lo que sobreseyó al imputado y además ordenó, ante el aislamiento obligatorio, que la Gendarmería Nacional traslade al sujeto hasta el paso fronterizo de la Quiaca para que coordine con la Dirección Nacional de Migraciones para el ingreso de Alvarado Colque el país al Estado Plurinacional de Bolivia.

Dejá tu comentario