martes 11 de agosto de 2020
Policiales | robo | robo | barrio Roma

"No nos acordamos de nada, estábamos muy drogados", se defendieron dos hermanos detenidos por un violento robo

La joven recuperó la libertad y mientras que su hermano quedó en prisión preventiva. El juez entendió que el robo no fue consumado por el rápido accionar del personal policial.

El juez Leandro Lazzarini le otorgó la libertad bajo una serie de "normas de conducta" a una joven imputada como coautora de un violento robo ocurrido en barrio Roma. Su hermano quedó en prisión preventiva por contar con antecedentes condenatorios.

El hecho atribuido por la fiscal Gabriela Arri tuvo lugar en calle Primera Junta y San José, el pasado miércoles minutos antes de las 5 de la mañana. Un hombre de 38 años aguardaba en la puerta de su casa a un compañero de trabajo que debía pasarlo a buscar, cuando fue abordado por dos personas que le sustrajeron la mochila.

En su declaración, la víctima relató que el robo fue muy violento ya que los hermanos arremetieron contra él. El muchacho se puso de frente y la chica lo atacó de atrás, y cuando se encontraba en el piso lo golpeó en la cabeza con un cascote. “Dale un puntazo”, escuchó decir a uno de ellos.

asaltado 1.jpg
El joven recibió varios golpes, incluso en su cabeza

El joven recibió varios golpes, incluso en su cabeza

Cuando lograron sacarle la mochila huyeron y doblaron la esquina. En ese momento pareció un móvil del Comando Radioeléctrico que patrullaba la zona. El joven herido y con mucha sangre en su rostro logró explicar lo ocurrido, describir a sus agresores y por donde se habían retirado. Los uniformados los encontraron a la vuelta de la esquina, agazapados tras un tapial de una vivienda en San José y Tucumán, con los elementos sustraídos.

En ese momento se hizo presente la víctima quien reconoció tanto a los dos jóvenes como también la mochila que le habían sustraído. Los aprehendidos fueron trasladados a la comisaría 4ta donde se dio inicio a las actuaciones.

Leer más ► Barrio Roma: lo arrastraron por el piso, le pegaron con una baldosa en la cabeza y se fueron con su mochila

Dos identidades

Al identificarlos en la comisaría, los hermanos dijeron llamarse Miriam Guadalupe y Luis Miguel, pero al ser requeridos los registros de reincidencia se determinó que el muchacho de 22 años en realidad se llama Tomás Atilio, y había cumplido una condena a 3 años de prisión por delitos de daños, amenazas y abuso de armas.

Al brindar sus datos en la audiencia, el joven volvió a manifestar llamarse Luis Miguel, por lo que la fiscal Arri se basó en esta situación, que no fue aclarada, para argumentar el entorpecimiento probatorio por parte del imputado.

lazzarini para web.jpg
El juez entendió que el robo quedó en grado de tentativa. Otorgó la libertad a la mujer y dictó la prisión preventiva para el muchacho

El juez entendió que el robo quedó en grado de tentativa. Otorgó la libertad a la mujer y dictó la prisión preventiva para el muchacho

Robo tentado

Miriam Guadalupe P. y Luis Miguel o Tomás Atilio P. fueron imputados como coautores de robo calificado por el empleo de arma. Sus defensores particulares, Héctor y Agustín Tallarico, cuestionaron la calificación legal basados en la declaración de sus defendidos, quienes argumentaron que no se acordaban de nada esa noche porque “estaban muy drogados”, pero que ellos no habían golpeado a la víctima, sino que se había caído en el forcejeo y golpeado contra el cordón.

El juez Lazzarini, al momento de evaluar las medidas cautelares para ambos, valoró que si bien comparte con la Fiscalía la calificación legal de robo agravado, a su criterio no llegó a consumarse el delito por la rápida intervención del personal policial. Esto benefició la situación de Miriam Guadalupe ya que en caso de ser condenada la pena será de ejecución condicional. El magistrado le otorgó entonces la libertad pero le prohibió contacto con la víctima y no puede acercarse a menos de 500 metros del lugar del hecho. Además dispuso que la joven reciba tratamiento por su problema de adicciones.

Por otro lado, Luis Miguel o Tomás Atilio quedó en prisión preventiva. En su declaración el muchacho manifestó consumir estupefacientes desde los 10 años de edad, y que nunca recibió tratamiento. Lazzarini dispuso en su resolución que se notifique al Servicio Penitenciario para que el muchacho reciba el tratamiento correspondiente por sus adicciones.

Dejá tu comentario