martes 11 de agosto de 2020
Policiales | Homicidio | Pablo Cejas | Policía

Los dos acusados por el homicidio del policía Pablo Cejas se encaminan a condenas de 14 y 15 años de prisión

Fue en el marco de una audiencia de procedimiento abreviado que se desarrolló esta mañana en los tribunales santafesinos. Cejas fue asesinado el 17 de julio de 2017 en barrio Yapeyú.

La causa por el homicidio del suboficial de policía Pablo Cejas se encamina a su cierre. El procedimiento abreviado para condenar a Nahuel Jesús Almada y Maximiliano Benegas quedó admitido esta mañana en una audiencia desarrollada en la sala 1 del subsuelo de tribunales ante los jueces José Luis García Troiano, Sandra Valenti y Rodolfo Mingarini.

El cuerpo del uniformado fue encontrado en un descampado en calle Neuquén al 6400, la madrugada del 17 de julio de 2017, y presentaba varias heridas de arma de fuego. A poco de cumplirse tres años del crimen, Almada y Benegas reconocieron su responsabilidad en el ataque a Cejas en la audiencia de admisión de procedimiento abreviado, por medio de sus respectivas defensas (Andrea Alberto, de la defensa pública por Almada y el abogado particular Guillermo Broggi por Benegas).

Los imputados participaron por videoconferencia desde sus lugares de detención: Benegas en Coronda y Almada en Las Flores, y presentó varias complicaciones por una deficiente conexión con el penal santafesino.

El acuerdo expuesto esta mañana ante el tribunal cuenta con el aval de Nancy Scarfone, la viuda de Cejas, quien se constituyó como querellante en la causa con la representación de las abogadas Laura Gerard y Vivian Galeano, del Centro de Asistencia Judicial a la Víctima; de las defensas de ambos imputados, de los fiscales de homicidios Martín Torres y Andrés Marchi, del fiscal regional Carlos Arietti y del fiscal general Jorge Baclini.

El abreviado suscrito por las partes establece una condena de 15 años para Almada y 14 para Benegas por el delito de “homicidio calificado por el empleo de arma de fuego”. Las penas adoptadas contemplaron también quitar la agravante de que el crimen fue “perpetrado contra un integrante de las fuerzas de seguridad”, un elemento que había requerido e impulsado en su momento la querella del caso. A pesar de haber suscrito el acuerdo, Scarfone expresó su disconformidad con el resultado arribado y manifestó que aceptó por pedido de la familia de Cejas, quienes necesitan poner un cierre a tanto dolor.

Leer más ► Acuerdan penas de 14 y 15 años de prisión para los imputados en el crimen de Pablo Cejas

nancy y mama.jpg
La mamá de Pablo Cejas y Nancy Scarfone se abrazan al finalizar la audiencia en tribunales

La mamá de Pablo Cejas y Nancy Scarfone se abrazan al finalizar la audiencia en tribunales

Un disparo por la espalda

El juez García Troiano dio lectura al acuerdo abreviado, en el que se precisó que Almada y Benegas dieron muerte al suboficial de policía cerca de las 22:30 del 17 de julio de 2017 en calle Neuquén al 6400.

Según lo manifestado, Cejas se encontraba en una acalorada discusión con un grupo de personas cuando Benegas llegó al lugar y le efectuó un disparo por la espalda que impactó en el cuello de la víctima. Desvanecido en el piso, Almada le sustrajo el arma reglamentaria y los dos imputados continuaron disparando con sendas armas de fuego.

Según la hipótesis de la Fiscalía, la discusión con el grupo de jóvenes era por el homicidio de Walter “Bahiano” Gómez, ocurrido el 11 de junio de aquel año, que tuvo lugar en Reinares y Chubut (barrio Santa Marta) cuando iba a bordo de una motocicleta junto con su hermano. En ese entonces, aparecieron en escena tres hombres -uno de ellos menor de edad- que abrieron fuego a mansalva y acribillaron a balazos a los Gómez. Por el ataque, Walter debió quedar internado en el hospital José María Cullen hasta el 4 de julio cuando falleció.

Por aquel caso, fueron condenados Mauro Nicolás Núñez y Fabián Andrés Acosta, a penas de 16 años de prisión, mientras que también quedó vinculado al caso un joven que al momento del crimen era menor de edad por lo que su causa se tramitó en el fuero de la Justicia de Menores de Santa Fe. Se cree que la noche del homicidio, el agente policial fue hasta una vivienda del barrio Yapeyú y mantuvo una discusión con los hoy implicados ya que los mismos tenían problemas interpersonales con su hijastro, el cual era justamente amigo de Gómez.

Leer más ► Caso Cejas: el crimen detrás del crimen del policía

jueces para web.jpg
José Luis García Troiano presidió el tribunal y dio lectura al acuerdo abreviado

José Luis García Troiano presidió el tribunal y dio lectura al acuerdo abreviado

Tras el crimen, el cuerpo fue trasladado hasta un descampado para luego ser colocado en un tacho y así ser incinerado. Sin embargo, ante la presencia de un móvil policial que llegó al lugar la intención de prender fuego quedó descartada ya que los matadores de Cejas huyeron del lugar. El ataque criminal contra el agente policial que prestaba servicios en el Departamento de Operaciones (D3) generó un fuerte cimbronazo. No solo en la fuerza policial a la cual pertenecía sino también el gobierno y el arco político santafesino.

"Pablo Cejas fue asesinado por la mafia narcopolicial santafesina", supo decir el diputado por el Frente Social y Popular, Carlos Del Frade. Mientras que la entonces ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich destacó que "si un policía que denuncia termina muerto, eso no es un buen mensaje", en clara chicana al gobierno socialista que comandaba la provincia. Finalmente, el gobernador provincial de aquel momento, Miguel Lifschitz, puso paño frío y solicitó que “encontrarán a los responsables”. La mirada de los sectores políticos fue en razón de que el suboficial, en reiteradas oportunidades, denunció abiertamente la existencia de las “cajas negras” de la Policía. Tanto es así, que en 2015, fue baleado en un supuesto intento de robo que tuvo lugar en el cruce de las rutas provinciales 2 y 5. En aquella oportunidad, el agente supo decir que lo habían mandado a matar “porque no tranzaba con narcos”. "Si un policía que denuncia termina muerto, eso no es un buen mensaje", dijo en su momento la ministra de Seguridad tras el crimen de Cejas.

Scarfone Nancy Pablo Cejas.jpg
Nancy Scarfone, la esposa del agente muerto -sostiene su foto- es querellante en la causa por medio de una abogada del Centro de Asistencia Judicial.

Nancy Scarfone, la esposa del agente muerto -sostiene su foto- es querellante en la causa por medio de una abogada del Centro de Asistencia Judicial.

Siete delitos

Nahuel Almada fue condenado por varios delitos más, además del crimen del suboficial de policía. En total se le atribuyeron seis hechos delictivos cometidos desde mayo del 2016, vinculados con delitos contra la propiedad: la sustracción de una moto estacionada en avenida Facundo Zuviría y Risso; el intento de robo de materiales de una obra en consturcción en Alberti y Vieytes; haber intentado asaltar con un arma de fuego a una persona que esperaba el colectivo en la garita de Arenales y Florencio Fernandez; haber comprado una moto robada y haber extorsionado a su propietaria original para devolvérsela a cambio de $4000 y por último haberle robado bajo amenaza de arma de fuego la mochila y las zapatillas a un muchacho en la zona de Santa Cruz y Hermanos Figueroa.

Leer más ► Imputaron al segundo detenido por el crimen de Cejas

Un acuerdo en disconformidad

Al finalizar la audiencia, Nancy Scarfone expresó su angustia y su disconformidad desde el móvil de la radio en tribunales. La viuda del policía manifestó sentirse abandonada por la Fiscalía, y sostuvo que si la causa se cerró de esta manera fue por una directiva brindada por el fiscal regional.

Al constituirse como querellante Scarfone solicitó que el homicidio de Cejas sea investigado como un ataque por su condición de policía. Incluso se amplió la imputación a Benegas y Almada por este agravante. Sin embargo, al momento de suscribir el acuerdo se tuvo en cuenta la imputación original.

Scarfone expresó que ella hubiera seguido adelante con esta atribución, pero que la mamá de Pablo y los hijos le pidieron que se le ponga un punto final al proceso. Al finalizar la audiencia, la mujer expresó que todos sabían que Pablo era policía, que intentaba evitar que "estos chicos hicieran esas cosas, que roben, que se metan con las drogas, y esa misma gente es la que lo mató".

Audio ► La palabra de Nancy al finalizar la audiencia

Dejá tu comentario