viernes 18 de septiembre de 2020
Policiales | Alto Verde | femicidio | Vanesa Castillo

Juicio por el femicidio de Vanesa Castillo: tres vecinos de Alto Verde fueron contundentes contra "Chacho" Cano

Dos pescadores y un obrero acusaron al imputado de haber asestado múltiples puñaladas a la docente a la salida de la escuela Victoriano Montes. La hermana de la víctima también declaró y manifestó su desencanto con la Fiscalía.

En el tercer día del juicio oral y público por el femicidio de la docente Vanesa Castillo, asesinada el 15 de febrero del 2018 en Alto Verde, un hombre llegó a la puerta de la sala de audiencias del subsuelo de tribunales. Antes de ingresar, el guardia le puso alcohol en las manos, como medida preventiva ante la pandemia del coronavirus. Luego, se sentó en la silla, desprendió su campera deportiva, tomó el micrófono y dijo todo lo que tenía para decir sobre cómo fue el salvaje crimen ocurrido en la puerta de la escuela Victoriano Montes N°533.

Se trata de un vecino y pescador del barrio, que junto con su hermano, pudo observar la violenta secuencia que terminó con la vida de Vanesa y además confirmar que el autor del ataque fue el único acusado que tiene el caso: Juan Ramón “Chacho” Cano, quien escuchó atentamente la declaración que brindó el testigo ante el tribunal de jueces conformado por Rosana Carrara, Leandro Lazzarini y José Luis García Troiano.

Leer más ► Vanesa Castillo: la querella realizó fuertes críticas a la investigación en la primera jornada del juicio

Sus dichos fueron tan contundentes que permitió a las fiscales del caso, Cristina Ferraro y Barbara Ilera, y la querella, a cargo de Carolina Walker Torres y Matías Pautasso, acreditar el grado de autoría de Cano en el femicidio de la maestra que daba clases en séptimo grado del establecimiento educativo costero.

“Ese día llegué de pescar con mi hermano y a media mañana vimos al sospechoso que venía con unas ojotas en la mano”, dijo en su primer tramo de la declaración y agregó que vio como ese hombre abordó a tres docentes que salieron de la escuela y subieron rápidamente a sus respectivos automóviles. Luego contó que vio salir del colegio a una mujer (Vanesa) con una moto y fue en ese momento cuando aquel sujeto le dijo si lo podía llevar hasta su casa.

Peritajes Vanesa Castillo.jpg
Peritos de la ExPDI en la escena donde mataron a Castillo.

Peritos de la ExPDI en la escena donde mataron a Castillo.

El testigo indicó que la docente se negó a llevarlo y aceleró la moto, pero el “sospechoso” se le subió por detrás y ambos circularon por una cancha de fútbol que se encuentra frente a la escuela y que está a pocos metros del terraplén de defensa. Seguidamente, Vanesa manejó de vuelta hasta la Victoriano Montes mientras el atacante le asestaba múltiples puñaladas. “Con una mano, la izquierda, la abrazaba y con la otra la apuñalaba”, describió el testigo.

“¿A quién se refiera cuando dice el “sospechoso?”, lo interrogó la fiscal Ferraro, a lo que el vecino de Alto Verde fue contundente: “A Juan Ramón Cano”. “¿Usted vio que arma era?”, preguntó nuevamente la fiscal y el testigo describió el elemento como una "chuza”. “Hasta el día de hoy no me olvidé de la cara de la maestra”, expresó y luego se quebró.

En la misma línea, otro testigo señaló las mismas circunstancias que incriminaron a Cano con el femicidio. Es más, recordó que el “Chacho”, como lo conocen en la barriada, previamente le dijo a la docente: “Yo con usted tengo que hablar”.

Leer más Juicio por el femicidio de Vanesa Castillo: "Sabemos que esto fue planificado"

En tanto, el tercer testigo que pasó por la sala reafirmó aún más lo dicho por los otros dos vecinos del distrito costero. Se trata de un obrero de la construcción que en ese entonces realizó una serie de trabajos en la puerta de la escuela. “Estaba sentando descansando y veo que venía en una moto un hombre pegándole a una mujer”, sostuvo y reafirmó que el atacante era Cano, al cual conocía por el apodo de “Chacho”.

Los tres testimonios dejaron por sentado que Cano estuvo en el lugar y que además atacó a la maestra. Y que tras cometer aquel ataque huyó del lugar a pie y buscó refugio en la casa de su madre hasta que, acorralado por una pueblada que buscó lincharlo, se entregó a la policía.

Vanesa Castillo - AltoverdeDSC_6197-JA.jpg
Policías trasladan a Cano luego de atrincherarse en su casa.

Policías trasladan a Cano luego de atrincherarse en su casa.

Después de aquellos testimonios, por demás de contundentes, pasaron por la sala de debate una serie de especialistas que analizaron el perfil de Cano y destacaron, en base a su historia familiar y criminal, que el mismo reproducía un patrón de violencia hacia las mujeres que fue heredado de su padre, que golpeaba a su madre y además vivía alcoholizado.

El dolor que continúa

Finalmente, en el cierre de la tercera jornada de juicio, declaró Silvia Castillo, que es hermana de Vanesa y querellante en el caso. A dos años y siete meses del femicidio, la mujer pudo desahogarse sobre todas las situaciones que le tocaron vivir para que la investigación logre llegar a juicio, aunque con un sabor amargo, tras considerar que la Fiscalía no impulsó la teoría de que a Vanesa la mataron por encargo, luego de haber activado un protocolo por un caso de abuso intrafamiliar cuya víctima era una alumna de la escuela.

“La Fiscalía sistemáticamente destruyó las pruebas”, dijo Castillo luego de aclarar que el primer fiscal que tuvo la causa, Andrés Marchi, no hizo lugar y dilató cada uno de los pedidos de producción de pruebas que intentó llevar a cabo la querella. Vale recordar, que ante tal disconformidad, la parte querellante debió solicitar el apartamiento de Marchi de la investigación y por esa razón el caso terminó siendo tramitado por la fiscal Ferraro.

Silvia Castillo_MG_2360-MTH.jpg
Silvia Castillo, la hermana de la víctima y motor de la investigación.

Silvia Castillo, la hermana de la víctima y motor de la investigación.

“Lametamentablente, no se pudo comprobar en toda la investigación que fue un crimen por encargo”, remarcó y se quejó de porqué el tribunal no admitió esa acusación contra Cano ya que él mismo, en una audiencia realizada el 5 de marzo pasada (la previa al juicio) el imputado confesó que lo “habían mandado a sicariar” a Vanesa. “Lo que este sujeto dijo está relacionado con nuestra hipótesis”, agregó.

“La Fiscalía sistemáticamente destruyó las pruebas”, dijo Castillo

“Yo sé que Cano mató a Vanesa, eso lo tengo claro, pero quiero saber quién la mandó a matar”, remarcó luego de contar que desde el inicio de la causa existieron una serie de irregularidades: como por ejemplo, que un libro de actas que tenía Vanesa en su mochila el día del crimen (donde escribía todo) desapareció. “Mi familia está muy mal, no solo porque mataron a Vanesa, sino porque no pudimos buscar la verdad”, sentenció.

Leer más ► Femicidio de Vanesa Castillo: el imputado dijo que lo "mandaron a sicariar"

El tramo final

El juicio volverá a tener su última parte el próximo viernes, cuando en la audiencia de alegatos de clausura las partes expongan nuevamente sus pretensiones al tribunal pluripersonal que analizó la prueba expuesta en el debate.

Dicha audiencia comenzará a las 8.30 y será televisada por el canal de la provincia de Santa Fe “5RTV” tal como se hizo en el inicio del juicio con los alegatos de apertura. Finalmente, el lunes 21 de septiembre, el tribunal dará a conocer su veredicto a las 11.