miércoles 26 de enero de 2022
Policiales | Vanesa Castillo | femicidio | Tribunales

Femicidio de Vanesa Castillo: el imputado dijo que lo "mandaron a sicariar"

La confesión se dio en el marco de la audiencia preliminar de juicio que se llevó a cabo en tribunales. La querella pide que en el juicio declare la exministra de Educación y otros dos exfuncionarios provinciales.

La causa que investiga el femicidio de la docente Vanesa Castillo, ocurrido en la puerta de la escuela Victoriano Montes de Alto Verde, se encamina al juicio oral y público a más de dos años del salvaje crimen. Este jueves, en la Sala 3 del subsuelo de tribunales, se llevó a cabo ante el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Nicolás Falkenberg, la audiencia preliminar de debate donde la fiscal Cristina Ferraro, la querellante, Carolina Walker y la defensa del acusado, a cargo de los defensores públicos Gustavo Durando y Javier Casco, pusieron las pruebas sobre la mesa que serán materia de análisis en el futuro juicio cuya fecha aún no fue definida por la Oficina de Gestión Judicial.

El caso tiene como imputado Juan Ramón “Chacho” Cano, quien desde el día que ocurrió el homicidio de Castillo, el 15 de febrero del 2018, permanece detenido bajo la medida cautelar de prisión preventiva. El mismo se encuentra imputado por el delito de homicidio calificado (por alevosía y ensañamiento y por mediar violencia de género –femicidio–) en perjuicio de la víctima por lo que la pena que podría afrontar, en caso de ser condenado, sería la de prisión perpetua.

Leer másPedirán la perpetua para "Chacho" Cano por el femicidio de la maestra Vanesa Castillo

Si bien durante la audiencia se reveló cuáles serán los testigos que deberán prestar su declaración ante un tribunal -en este caso pluripersonal-, el dato que llamó la atención en la Sala fue las dos interrupciones que hizo Cano para declarar ante el juez Falkenberg.

Baldosa Castillo Amsafe_img_1581689850018-MTH-1200.jpg
En la sede de Amsafe La Capital existe una placa que recuerda a la docente asesinada.

En la sede de Amsafe La Capital existe una placa que recuerda a la docente asesinada.

Las mismas surgieron luego de que la abogada querellante solicitó al magistrado su intención de que sea incorporada como testigo en el juicio una excompañera de la víctima. Se trata de una mujer, que actualmente se encuentra radicada en España, y la cual debería presentarse en el país cuando comience el debate o en su defecto tramitar ante un organismo judicial del país europeo la posibilidad de prestar declaración a través de un canal autorizado.

Leer másVanesa Castillo: “Yo tendría que haberme quedado callada”

Fue en ese momento cuando Cano interrumpió el debate y aclaró que esa persona “lo había mandado a sicariar”. Seguidamente fue cortado por el juez Falkenberg quien le aclaró que podía hacer uso de la palabra, pero una vez culminada la presentación.

Cano hizo caso pero no le duró mucho. A los minutos y sin tapujos, volvió a gritar en la sala y a decir que “el patrón de Castillo” lo había ofrecido 50 mil pesos y que él no se iba a “comer una la perpetua”.

Cano hizo caso pero no le duró mucho. A los minutos y sin tapujos, volvió a gritar en la sala y a decir que “el patrón de Castillo” lo había ofrecido 50 mil pesos y que él no se iba a “comer una la perpetua”.

Tal situación derivó en que el magistrado ordenó un receso de segundos para que el imputado se prepare para declarar. Sin embargo, sus abogados se opusieron y le aconsejaron que no preste declaración por lo que Cano se abstuvo a decir algo ante el juez.

Leer más Caso Vanesa Castillo: no lograron abrir el celular de la maestra y se cae una prueba clave

Tras culminar la audiencia, la abogada querellante quedó “consternada” por los dichos del acusado y sostuvo que le hubiera gustado escuchar que tenía para decir. “Nosotros venimos planteando desde el minuto cero esa hipótesis y que apuntaba a que Cano era claramente un sicario”, explicó Walker a Aire Digital.

VANESA CASTILLO 2.jpg

Esta hipótesis desde el primer momento siempre fue desestimada y se investigó en contra de la misma. Es más, nunca se tomó en serio a la querella y a las docentes que venían diciendo esto”, destacó.

“Él -por Cano- lo que sostiene es que alguna compañera de Vanesa o algún patrón la mandó a matar a Vanesa Castillo. Él dijo que lo mandaron a sicariar y dio detalles como que le pagaron 50 mil pesos”, agregó.

La letrada también apuntó a que la familia salió muy consternada de sala de audiencia y no solo por los dichos de Cano sino por la oposición de la fiscal del caso para que en el juicio declaren tres exfuncionarios del gobierno provincial: la exministra de Educación, Claudio Balagué; el exsecretario de la cartera, Oscar Di Paolo y el extitular de la Regional IV, Juan Cruz Giménez. “Ellos tienen una implicancia inmediata en el conocimiento del hecho”, sostuvo.

En esa línea, cuestionó a la Fiscalía ya que según su criterio “todo el tiempo buscaron callar la hipótesis de la querella”.

El rechazo de que los exfuncionarios provinciales sean citados a un futuro juicio fue planteado por la fiscal Ferraro que consideró que los mismos “no fueron testigos presenciales del hecho por lo que nada podrían aportar en el debate”. Ahora el juez Falkbenberg deberá definir si acepta o no el material probatorio presentado este jueves en tribunales.

Dejá tu comentario