viernes 18 de septiembre de 2020
Policiales | femicidio | Alto Verde | juicio

Femicidio de Vanesa Castillo: la querella realizó fuertes críticas a la investigación en la primera jornada del juicio

En los alegatos de apertura la Fiscalía y la querella sostuvieron el pedido de prisión perpetua por el crimen de la docente, en tanto la defensa puso en duda la imputabilidad de Ramón Cano, único acusado por el hecho.

El juicio por el femicidio de la maestra Vanesa Soledad Castillo, ocurrido el 15 de febrero de 2018 en la puerta de la escuela Victoriano Montes, en Alto Verde, se desarrolla desde este lunes en la sala 1 del subsuelo de los tribunales santafesinos.

En el banquillo de los acusados, Juan Ramón “Chacho” Cano escuchó los alegatos que las partes expusieron ante el tribunal conformado por los jueces Rosana Carrara, Leandro Lazzarini y José Luis García Troiano

Leer más ► Femicidio de Vanesa Castillo: los vaivenes de la causa hasta llegar al juicio

tribunal juicio vanesa 2.jpg
Leandro Lazzarini, Rosana Carrara (presidente) y José Luis García Troiano, los jueces que conforman el tribunal

Leandro Lazzarini, Rosana Carrara (presidente) y José Luis García Troiano, los jueces que conforman el tribunal

Femicidio no íntimo

La fiscal de la Unidad de Homicidios, Cristina Ferraro, expuso la tesis de la Fiscalía, junto a la fiscal de la Unidad de Violencia de Género, Familiar y Sexual, Bárbara Ilera. Ferraro repasó el accionar desplegado por Cano aquel mediodía del 15 de febrero, cuando con un hierro tipo chuza atacó a Vanesa y después, con el mismo elemento, amenazó a quienes habían observado el crimen.

Ferraro recordó que Cano fue aprehendido en su domicilio, no tan distante al lugar del hecho, y que cuando estaba siendo trasladado en el móvil policial hacia la División de Medicina Legal, agredió con un cabezazo a uno de los uniformados.

Sin dudas, de todos los delitos cometidos por Cano ese día, el más grave fue el que tuvo como víctima a Vanesa, un homicidio cometido con “alevosía, ensañamiento y en contexto de violencia de género que podremos comprobar en este debate”, prometió Ferraro.

En cuanto al femicidio, se trata de un tipo especial el femicidio denominado “no íntimo”, ya que no existía entre Cano y Castillo ningún tipo de vínculo, “pero el agresor se aprovechó de una víctima mujer vulnerable, abusando de su pretendida superioridad basada en una relación desigual de poder que toma sus bases en esta sociedad patriarcal en que vivimos. Vanesa y su condición de mujer fueron por Juan Ramón Cano seleccionadas, aprovechadas y vulneradas al extremo de ser anulada su existencia”, sostuvo la fiscal.

En este sentido, Ferraro precisó que “la víctima directa de este femicidio fue Vanesa Soledad Castillo, pero debemos ver que representó en nuestra sociedad y que representó para Cano, quien no solo mató a Vanesa sino que, en profunda desconsideración de la condición femenina y como fiel reflejo de la sociedad patriarcal, deliberadamente mató a la madre, a la hija, a la hermana, a la mujer, a la excelente compañera y mujer que Vanesa era”.

fiscales ferraro e ilera.jpg
Bárbara Ilera y Cristina Ferraro, fiscales

Bárbara Ilera y Cristina Ferraro, fiscales

¿Un crimen por encargo?

A continuación, la abogada querellante Carolina Walker Torres, acompañada por el abogado Matías Pautasso, reiteró la hipótesis del crimen por encargo que sostienen desde el primer día del ataque. “Este femicidio tiene una historia. nosotros hemos debatido mucho que íbamos a hacer en este juicio. Si íbamos a sostener esa acusación que en diciembre del año pasado nos hizo saber la fiscalía, y que en ese momento acordamos…”, expresó Walker, y a continuación se refirió a lo ocurrido en la audiencia preliminar del juicio, el pasado 5 de marzo: “ocurre algo que no esperábamos, si bien lo sostuvimos desde el inicio: Cano, a viva voz, cuenta, dice, que él no se quería comer la perpetua solo, porque a él lo mandaron a sicariar a la maestra. Cano tiene derecho a ser oído y a él no se lo escuchó en ese entonces pedimos que se amplíe la imputación por homicidio calificado por promesa remuneratoria”, sostuvo.

Luego, Walker expresó duras críticas tanto al fiscal que intervino en un primer momento en la causa como así también al fiscal regional y hasta al Ministerio de educación: “ese mismo día, 15 de febrero, a las 6 de la tarde me llamó Silvia (hermana de Vanesa), yo acompañé a la familia desde el primer momento. Y ese mismo día en la comisaría a Silvia se la estaba interrogando por ese tema, preguntando si Vanesa había hecho alguna denuncia, si ella lo conocía a Cano, si alguna vez había sido amenazada... nosotros no entendíamos nada porque nos habían dicho que le habían querido robar la moto. Nos empezaron a llegar mensajes de maestras diciendo que habían sido advertidas que no vayan a trabajar ese día, porque esto podía pasar”, expuso la letrada querellante.

caro walker.jpg
Carolina Walker, abogada querellante en representación de Silvia, hermana de Vanesa

Carolina Walker, abogada querellante en representación de Silvia, hermana de Vanesa

“Respeto muchísimo a las dos fiscales que están acá porque siempre han escuchado a esta querella y han tomado las declaraciones que veníamos pidiendo desde ese 15 de febrero y que el fiscal anterior (Andrés Marchi) no las tomó, y sí las han tomado ellas. Parece absurdo tener que decirlo, pero en un crimen de esta naturaleza la prueba que no se produce durante las primeras horas de la investigación se pierde. Nadie va a guardar el mensaje mandando a matar a alguien en el cajón para que tres meses después, cuando se hizo el primer allanamiento lo encuentren”, cuestionó Walker.

La letrada refirió que pasaron cuatro meses “para que un fiscal pise el lugar del hecho, fue en junio... Me acuerdo patente porque estaba jugando Argentina y no había nadie en Alto Verde. Cuatro meses habían pasado cuando la doctora Mariela Jimenez, que también se preocupo muchísimo por investigar, una excelente fiscal que después lamentablemente la sacaron de la causa, se hizo la inspección ocular cuando la fisonomía del lugar había cambiado completamente”, cuestionó.

En febrero de 2018, cuando Vanesa fue atacada, el municipio estaba realizando obras de mejoras en la calle Demetrio Gomez, y había montículos de tierra que complicaban el acceso a la escuela. “No se veía nada, era muy difícil observar lo que pasaba. El estado de indefensión de Vanesa ese día era muy importante porque no había visibilidad”, sostuvo Walker. “Todo eso no se pudo corroborar porque el fiscal que estaba a cargo no fue a la escuela, no se hizo inspección ocular en el momento del hecho.. si la policía, que sacó fotos y demás, pero el fiscal, que está a cargo de la investigación, no lo hizo”, remarcó.

Leer más ► Un guardapolvo bañado en sangre: el combo perfecto para una pueblada en Alto Verde

crimen maestra alto verde a _9x16_marca.jpg
Operativo en Alto Verde, tras el crimen de la maestra

Operativo en Alto Verde, tras el crimen de la maestra

Tras esto, Walker expuso lo que ellos consideran fue el detonante para el crimen de la maestra: “le hicimos escuchar (al fiscal) los audios de Vanesa diciendo que ella sola había acompañado a una niña victima de abuso infantil, que la acompañó sola porque nadie del ministerio la asistió en ese acompañamiento.. ‘escúchela fiscal, es la voz de Vanesa’... El fiscal llamó a esas docentes, las docentes declararon..”, pero a continuación la letrada denunció que fueron “maltratados” y “advertidos” por parte del fiscal regional: “esto lo quiero decir porque el maltrato que hemos sufrido ha sido muy importante; en esa oportunidad el mismo fiscal regional nos advirtió que no hablemos, que nos iban a denunciar al colegio de abogados si hablábamos. Y nosotros sólo pedimos que escuchen a las docentes que venían denunciando situaciones de soledad cuando llevaban adelante denuncias de abuso sexual infantil. Y eso le pasó a Vanesa: Vanesa acompañó, cumpliendo su función docente, inició un protocolo, acompañó a una niña, declaró en fiscalía como testigo, y dos meses después terminó muerta”, resumió Walker.

“Todo el mundo nos trató de locas, el mismo fiscal regional nos trató de locos.. en una nota en el diario en el mes de diciembre dijo que éramos delirantes, unas irresponsables, que ahora los docentes no querían denunciar por lo que nosotros decíamos… O sea, no querían denunciar por lo que nosotros decimos, y no porque el estado no las protege, que es lo que ocurre en la realidad”, remarcó la abogada querellante.

Tras esto, Walker expresó que “nosotros lo veníamos diciendo y el mismo cano reconoció que le habían pagado 50 mil pesos para sicariar a la maestra. Fueron sus palabras, no las mías adhiero y ratificó la acusación presentada en su momento y la pena de prisión perpetua pero también vamos a solicitar ampliar esa acusación por el delito de homicidio calificado por precio o promesa remuneratoria”, reiteró.

juicio partes.jpg
El juicio se desarrolla en la sala 1 del subsuelo de tribunales

El juicio se desarrolla en la sala 1 del subsuelo de tribunales

“Era más fácil para nosotros venir y adherir a la prueba de la Fiscalía y no decir nada de todo esto, pero la verdad es que es una obligación moral decirlo, porque Vanesa perdió la vida por el compromiso social que tenía. Una niña de 12 años se quedó sin mamá, y una comunidad docente perdió un capital enorme como el de Vanesa. Una mujer comprometida que viajaba todos los días 50 km de ida y 50 km de vuelta para ir a trabajar, porque vivía en Santa Rosa de Calchines, ese era el compromiso que tenia Vanesa, que a pesar de saber que la habían dejado sola siguió acompañando a esa niña de abuso sexual, y termino muerta”, insistió Walker.

Para finalizar, la abogada sostuvo que “no tenemos duda que cano fue el autor material de ese hecho, del femicidio de Vanesa, pero tampoco tenemos ninguna duda que el estado provincial también es responsable de la muerte de Vanesa, porque la dejo sola, y eso también lo vamos a comprobar en este juicio”.

“Estamos frente a una persona enferma”

Javier Casco, defensor público que representa a Ramón Cano en el debate, sostuvo que si tras la producción de la prueba en el debate “hay alguna duda el tribunal debe absolver de culpa y cargo”.

El defensor adelantó que cuestionarán el agravante del contexto de violencia de género, que no logrará ser acreditado en el debate, del cual surgirá que “estamos frente a una persona enferma, adicta a las más diversas drogas desde su niñez, que acarrea una debilidad mental moderada, con un trastorno de control de impulsos, con inestabilidad emocional, ideaciones delirantes, etcetera”. Con esto, Casco remarcó que “este cuadro que comprobaremos cobrará relevancia para saber si estamos frente a una persona responsable, o a una imputabilidad disminuida”.

cano y defensa.jpg
El defensor público cuestionó el agravante de femicidio y se dijo que Cano es

El defensor público cuestionó el agravante de femicidio y se dijo que Cano es "una persona enferma"

Ampliación rechazada

Los jueces dispusieron un cuarto intermedio para resolver la pretensión de la querella de ampliar la acusación contra Cano. La Fiscalía no había expresado oposición mientras que la defensa se había opuesto por considerar que ya había precluido el tiempo: en seis meses se podría haber ampliado la imputación ya que no se trató de un hecho nuevo que surgió del debate.

El tribunal decidió no hacer lugar al pedido de la querella de ampliar la acusación contra Cano por el homicidio calificado por promesa remuneratoria y adelantaron que los motivos de esta resolución serán dados a conocer con los fundamentos de la sentencia.

A continuación comenzaron a declarar los testigos; unas 70 personas están convocadas a brindar testimonio en el desarrollo del juicio y se adelantó que algunos de los testimonios se tomarán por videoconferencia al encontrarse estas personas en situación de aislamiento.

En tanto, los alegatos de clausura se expondrán el próximo jueves 17 de septiembre a partir de las 10 de la mañana y la sentencia se dará a conocer el lunes 21 a las 11.

Dejá tu comentario