miércoles 30 de septiembre de 2020
Policiales | femicidio | Tribunales | Aire de Santa Fe

Imputaron por "tentativa de femicidio" al marido de la mujer quemada

La audiencia se realizó el viernes en tribunales. El hombre está detenido y fue imputado por el fiscal Gonzalo Iglesias. 

Un hombre de 30 años, Juan Augusto Z., fue imputado por la tentativa de femicidio de Tamara Quiroz. La mujer está internada en grave estado en el hospital José María Cullen desde el jueves pasada la medianoche con quemaduras en el rostro, en el tórax, el cuello y la nuca. La audiencia de prisión preventiva será el lunes en horario a confirmar.

El sospechoso fue aprehendido por el personal de OSPE en la vivienda de Angel Casanello al 3700 donde se encontraba junto a la víctima y sus tres hijas de 10, 13 y 16 años. Los uniformados arribaron al lugar comisionados por la Central de Emergencias 911 y Tamara llegó a manifestarles que su pareja la había rociado con alcohol y prendido fuego.

Leer más ► Intento de femicidio en Santa Fe: la roció con alcohol y la prendió fuego

Juan Augusto Z. fue trasladado a la seccional 9na donde se puso en conocimiento al fiscal en turno de la Unidad Especial de Homicidios Gonzalo Iglesias, quien dispuso que el hombre sea identificado como autor de tentativa de femicidio y quede detenido. Además solicitó que se oficie al médico policial, al personal de la Agencia de Investigación Criminal y a los bomberos al lugar del hecho. Los policías remarcaron también que la mujer estaría cursando un embarazo de tres meses.

placa para notas - violencia de género.jpg

En el hospital se constató que Quiroz presentaba múltiples quemaduras en el rostro, el tórax, el abdomen, los miembros superiores y se procedió a sedarla y entubarla. Su estado sigue siendo crítico y con pronóstico reservado.

Auxilio por videollamada

La mamá de la víctima, Patricia, relató por Aire de Santa Fe que sus nietas se comunicaron con ella por videollamada y pudo ver a Tamara con las heridas provocadas por el fuego junto al presunto agresor. En medio de la desesperación, las niñas le solicitaban auxilio y que llame al 911.

Patricia pidió también una cadena de oración por la salud de su hija y les recomendó a las madres a estar atentas para ayudar a sus hijas y a las mujeres a denunciar los malos tratos de sus parejas.