viernes 21 de enero de 2022
Policiales violencia de género | femicidio | juicio

Fiscalía, querella y defensa acordaron las pruebas para el juicio por el femicidio de la enfermera Burgadt

El acuerdo se dio en el marco de una audiencia que tuvo lugar en tribunales y que fue presidida por el juez penal Jorge Patrizi.

La causa que investigó el femicidio de la enfermera Cecilia Burgadt, ocurrido en el interior de una pensión del barrio Las Delicias en septiembre del 2019, sumó este viernes el último paso que faltaba para que el caso se ventile en un futuro juicio oral y público.

Es que en una audiencia, que fue presidida por el juez penal Jorge Patrizi, tanto la Fiscalía, la querella y la defensa acordaron las pruebas que serán expuestas en el debate, cuya fecha aún no fijada por la Oficina de Gestión Judicial (OGJ) de primera instancia.

El acuerdo lo llevó a cabo la fiscal de la Unidad Especial de Homicidios, Ana Laura Gioria –en reemplazo del fiscal Andrés Marchi que encabezó la investigación-, las abogadas querellantes, Vivian Galeano y Laura Gerard (del Centro de Asistencia Judicial) y el defensor público, Javier Casco, que asiste al imputado Sebastián Maschio.

Leer más ► El tétrico plan del femicida Maschio: asesinar a Cecilia Burgadt, quedarse con su auto y descartar el cuerpo

La audiencia comenzó pasadas las 11.30 y tuvo la particularidad de que en dos oportunidades debió cortó el suministro de energía eléctrica por lo que se vio interrumpida en algunos tramos. De ahora en adelante, el juez Patrizi tendrá que emitir la resolución para que la causa quede lista para la apertura del juicio.

El caso remonta al 13 y 14 de septiembre del 2019, cuando Burgadt fue vista por última vez al salir de su trabajo, en el hospital José María Cullen. Dicha salida, según captó una cámara del efector provincial, se dio a las 12.35 del mediodía, cuando la mujer se subió a una motocicleta roja y partió en dirección al norte.

Por esa desaparición se inició una búsqueda que estuvo a cargo del personal de la entonces Policías de Investigaciones (PDI) y el cual (mediante datos que aportaron las hijas de la víctima) encontró sin vida el cuerpo de Burgadt en el interior de la habitación alquilaba Maschio, en una pensión de 4 de Enero al 4800 del barrio Las Delicias.

la casa donde se halló el cuerpo de maría cecilia bugardt_marca.jpg
Esta es la casa donde encontraron el cuerpo de la enfermera asesinada.

Esta es la casa donde encontraron el cuerpo de la enfermera asesinada.

Maschio fue detenido e imputado por el fiscal Marchi como autor de “homicidio calificado (por el vínculo; por haber tenido el fin de asegurar los resultados de otro delito y lograr impunidad; y por haber sido perpetrado por un hombre en contra de una mujer, en un contexto de violencia de género) y de estafa”. Actualmente, el femicida se encuentra bajo la medida cautelar de prisión preventiva, la cual tiene previste vencer el año próximo.

En su acusación, el fiscal indicó que “la víctima y el hombre investigado habían mantenido una relación de amistad primero, y luego de pareja no conviviente -la que ya había cesado-”. En cuanto a la materialidad del hecho, desde el organismo judicial detallaron que el acusado le propinó numerosos golpes en diferentes partes del cuerpo hasta causarle la muerte a la mujer.

Marchi además refirió a que “el acusado le quitó la vida a la víctima tras haberla estafado”. Explicó que “tiempo antes, le había dicho que iba a llevarse un automóvil marca Volkswagen modelo Golf que era de ella para repararlo”, y aseguró que “el hombre retuvo el vehículo en su domicilio y hasta pretendió registrarlo a su nombre”. Por último, aclaró que “el hombre investigado estaba obsesionado con Burgadt, y no aceptaba que la relación previa que había tenido, haya cesado por decisión de la víctima”.