martes 26 de octubre de 2021
Policiales Abuso infantil | abuso sexual | juez

"Estoy viviendo una pesadilla", la frase que dijo ante el juez el docente acusado de abuso en el jardín de Yapeyú

Juan Trigatti habló en la audiencia en la que se dispuso que permanezca detenido con prisión preventiva y se defendió los cargos atribuidos por el fiscal Matías Broggi que investiga el abuso sexual de por lo menos tres nenas.

“Hace cuatro días que estoy viviendo una pesadilla”, con esa frase arrancó su declaración Juan Trigatti, el docente acusado de haber manoseado a una serie de alumnas que asisten al jardín de infantes Ceferino Namuncurá, ubicado en el barrio Yapeyú. Los dichos del profesor de educación física se dieron ante el juez Gustavo Urdiales en el marco de la audiencia en donde el magistrado dispuso que el hombre de 45 años permanezca detenido con prisión preventiva tras haber sido imputado por abuso sexual gravemente ultrajante en perjuicio de tres menores.

La declaración se dio junto a su abogado, Marcos Barceló, que mediante una serie de preguntas le consultó por sus padres, su esposa e hijos y hasta sus mascotas. Estas últimas, un perro y gato, fueron recientemente asesinados por un grupo de violentos que el pasado jueves, tras salir el caso a la luz, fueron hasta la propiedad del docente y la prendieron fuego en su interior.

Con la voz quebrada por momentos, Trigatti contó que de las “pocas horas que duerme por día” cuando despierta “quiere salir de la pesadilla en la que vive” desde el jueves pasado, cuando un grupo de padres llegó al jardín de infantes y denunciaron al profesor de haber cometido abusos durante sus clases. “No puedo creer como en estos días pudieron cambiarme la vida”, agregó. “Yo no elegí esto ni hice nada para merecerlo”, remarcó.

jardín Ceferino abusos sexuales (1).jpeg

En medio del llanto, habló sobre sus hijos y esposa a los cuales los colocó como “los pilares de su vida”. Inclusive, cuando se refirió a su padre aclaró que el mismo debe estar pesándola muy mal al igual que su madre, la cual padece una enfermedad.

“He trabajado en distintos lugares con niños y niñas, con adolescentes, con jóvenes y jamás he tenido ningún tipo de problema”, resaltó el docente.

También habló sobre el ataque que sufrió su casa, la cual fue incendiada. “La destruyeron sin ningún sentido”, dijo y destacó, entre lágrimas: “Esa casa es el sueño de toda nuestra vida”. Consultado por si conocía que había sucedido con sus mascotas, Trigatti se volvió a quebrar y lamentó lo sucedido. “Pobres bichos”, destacó.

Casa docente jardín ceferino namuncurá 1.jpg

En otro tramo de su declaración, el docente fue consultado por Barceló sobre cómo son sus clases por lo que aclaró que por el protocolo implementado, a raíz de la pandemia, se trata de establecer el menor contacto físico entre alumnos y docentes.

Sobre lo sucedido durante la última semana, aclaró que el martes -el día que la primera mamá realiza la primera denuncia- tuvo clases con seis grupos, los cuales eran tres con niños de 4 años y tres de 5 años. Seguidamente aclaró que durante esa jornada cinco de los seis grupos hicieron educación física adentro del salón y solo uno afuera.

Leer más ► El "profe Juan" y las denuncias: cómo es la causa que investiga los abusos en el jardín de barrio Yapeyú

De hecho, aclaró que el grupo en el que estaba una de las niñas, cuya madre denunció el primer abuso, realizó las actividades dentro de salón y no afuera. Sobre esa clase, recordó posiblemente cantaron canciones como el “auto feo” y el “congelado”.

En ese momento, Barceló lo interrumpió y le consultó sobre cómo era el “Juego del Oso”, el cual, según los denunciantes, habría sido utilizado para cometer los supuestos abusos. En este sentido, Trigatti se refirió a que es un juego en el cual los alumnos se dispersan por distintos extremos del salón y uno se queda en el medio. Y luego todos caminan hacia él para “despertarlo” y cuando despierta juega a atraparlos.

Por otro lado, negó que hayan jugado al “juego del gato”, tal como declaró una familiar de una niña a lo largo de la investigación y cuyo testimonio fue tenido en cuenta por el fiscal Broggi a cargo de la causa.