sábado 22 de febrero de 2020
Policiales |

Es policía, cobra menos de $25 mil y pagó casi 500 mil en efectivo el alquiler de la casona para la curandera narco

El juez Rodríguez procesó a Guadalupe Cocuccio, suboficial de policía, por haber facilitado el lugar para la actividad ilícita de la banda. Además, quedó en prisión preventiva y la embargaron por dos millones de pesos.

En diciembre, el fiscal federal Gustavo Onel solicitó que se tome declaración indagatoria a Cocuccio y dos personas más. En relación a la Cocuccio, sostuvo que habría facilitado a la “curandera” Vanesa Saravia, su pareja Martín Albaristo y compañía, el inmueble de calle Echagüe al 6900 de Santa Fe, para que allí se lleven a cabo las operaciones delictivas de la banda.

El juez federal Reinaldo Rodríguez procesó los primeros días de enero a Cocuccio y dispuso la prisión preventiva. Además, le trabó un embargo sobre sus bienes por el total de dos millones de pesos.

Leer más ► Una policía fue quien alquiló la lujosa casa para "La Curandera" Umbanda

Números que no cierran

Al solicitar la indagatoria, el fiscal sospechaba que Cocuccio no sólo había alquilado el inmueble para la banda, sino que además se habría enriquecido ilícitamente y de manera apreciable. En tal sentido, se logró precisar que la encartada detenta la categoría de Suboficial de la Policía de la Provincia de Santa Fe, desde enero de 2007, y con un sueldo al mes de julio del año 2019 de $24.943.

En mayo de 2019 adquirió una camioneta Toyota Hilux, modelo 2015, en un monto declarado de $440.000, cuyo valor de mercado actual oscila en la suma de $1.100.000. Además se confirmó que fue ella quien suscribió como locataria con el titular del inmueble de calle Echagüe un contrato de locación por el plazo de 1 año, en agosto de 2019, por un monto mensual de $35.000, el cual abonó por adelantado la suma de $420.000 en concepto de todo el año.

Finalmente, Cocuccio registró acreditaciones diferentes al concepto de sueldo por el período que va desde noviembre del año 2015, hasta el mes de junio de 2019, totalizando la suma de $1.348.510 y adquirió moneda extranjera por $63.000, en el mes de octubre del 2019.

En febrero del año 2019 la imputada se encontraba registrada como monotributista en la categoría más baja. En el auto de procesamiento dictado por Rodríguez, se precisa que las operaciones económicas descriptas “son reveladores del accionar endilgado en su indagatoria: tales operaciones no podrían haber sido solventadas con los ingresos corrientes de la investigada, lo que torna inverosímil su adquisición por medios lícitos”.

Procesamiento y prisión preventiva

Para el juez Rodríguez, la vinculación de Cocuccio con la organización delictiva comandada por Saravia y Albaristo “se encuentra probado en autos, por lo menos con el grado de probabilidad que esta etapa exige”. En este sentido destacó el magistrado que el día 5 de Agosto del 2019 Cocuccio alquiló el inmueble de calle Echagüe a su titular por el plazo de un año, en el cual nunca residió. Para ello se cuenta como prueba, con el contrato de locación que suscribió la encausada con el propietario de la referida finca, documental que fuera aportada por la empresa inmobiliaria “Remax”.

Curandera.jpg
La Curandera y su marido, sospechados de manejar el negocio de la cocaína en la capital de Santa Fe

La Curandera y su marido, sospechados de manejar el negocio de la cocaína en la capital de Santa Fe

También está comprobado que Cocuccio concurrió al domicilio de calle Echagüe en tres oportunidades: la primera en agosto de 2019, momento en que se la visualizó junto a otro funcionario policial abordar una camioneta Chevrolet S10 gris, que se encontraba estacionada en la entrada del garaje de la vivienda. La segunda fue a los pocos días, circunstancia en que se observó en la morada la camioneta marca Toyota Hilux gris registrada a su nombre, a quien se la vio salir del domicilio y subirse al rodado. Por último, en octubre de 2019 se logró captar el ingreso de la referida a la finca.

En tal sentido el juez federal dio por corroborados los ilícitos atribuidos a Cocuccio y resolvió procesarla como como presunta autora penalmente responsable del delito de facilitar un lugar para que se lleven a cabo conductas de organización narcocriminal y distribución de estupefacientes con fines de comercialización, agravado por la intervención de tres o más personas en forma organizada y por su calidad de personal policial, en concurso real con el delito de enriquecimiento ilícito. También dispuso la prisión preventiva para Cocuccio y trabó un embargo sobre sus bienes por un total de dos millones de pesos.

Naracotráfico

La Curandera Vanesa Saravia fue procesada el 27 de noviembre de 2019 junto a su pareja, Martin Alejandro Albaristo, como organizadores del comercio de estupefacientes agravado, en concurso real con tenencia y almacenamiento con fines de comercialización agravados. El procesamiento alcanzó también a los colaboradores de Saravia: Álvaro Nicolás Juriol, Andrés Angel Emanuel Aguiló, Germán Héctor Dogañieri, Kevin Leonardo Arce, y Guillermo Omar Paz.

La investigación comenzó en agosto de 2019 por la Unidad Investigativa Antinarcóticos, de la Dirección de Narcocriminalidad, sobre los domicilios de calle Echagüe al 6900, San José al 10.000, San Jerónimo al 7800 y las cocheras de calles Obispo Boneo al 600 y Los Ceibos al 10.400, todos de la ciudad de Santa Fe.

Tras varios meses de observación y seguimiento el 7 de noviembre se realizaron los allanamientos en los lugares investigados. En la vivienda de calle Echagüe se logró la detención de todos los involucrados, menos de Saravia, quien fue detenida en el inmueble de calle San José. Además, en tres automóviles utilizados por la banda que se encontraban en la cochera de Los Ceibos se logró el decomiso de casi 150 kilos de cocaína.

Leer más ► Procesaron a la "Curandera" Umbanda por el mayor cargamento de cocaína de Santa Fe

Dejá tu comentario