menu
search
Policiales | femicidio | juicio |

Empezó el juicio a un penitenciario por intento de femicidio: "Fui yo, llévenme", le dijo a la policía

Los dos policías que primero arribaron a la vivienda declararon sobre la actitud que tuvo Carlos Maranzana, quien desde hoy es juzgado por hechos de violencia en perjuicio de su expareja.

“‘Fui yo, la cagué, llevenmé’ dijo, y se subió al patrullero”, así resumió uno de los testigos cómo actuó el exempleado del Servicio Penitenciario que desde hoy es juzgado como autor de varios hechos de violencia de género en perjuicio de su expareja. El juicio oral y público se desarrolla en la sala 1 de los tribunales santafesinos y es presidido por los jueces Leandro Lazzarini, Pablo Ruiz Staiger y Octavio Silva.

En el banquillo se encuentra Carlos Walter Maranzana, acusado por los fiscales de homicidios Estanislao Giavedoni y Martín Torres como autor de los delitos de lesiones leves dolosas calificadas, amenazas y tentativa de homicidio calificada. La defensa está a cargo de los abogados particulares Pedro Busico e Ignacio Alfonso Garrone.

Leer más ► Comienza el juicio a un penitenciario acusado de intentar matar a su expareja en Santa Fe

juicio maranzana 3.jpg
Los fiscales Estanislao Giavedoni y Martín Torres sostuvieron el pedido de pena de 22 años de prisión

Los fiscales Estanislao Giavedoni y Martín Torres sostuvieron el pedido de pena de 22 años de prisión

Alegatos

La Fiscalía sostuvo el pedido de pena a 22 años de prisión para Maranzana por considerarlo autor de los delitos de lesiones leves calificadas por el vínculo y por ser perpetrada por un hombre contra una mujer mediando violencia de género; lesiones leves calificadas por ser perpetrada por un hombre contra una mujer mediando violencia de género en concurso real; amenazas coactivas y tentativa de homicidio calificado por el vínculo y por ser perpetrado por un hombre contra una mujer mediando violencia de género, todo en concurso real.

El fiscal Giavedoni repasó los hechos ocurridos el 4 de mayo de 2019 y el 3 de enero de 2020. En 2019 el hombre fue denunciado por lesiones y amenazas por una mujer que entonces era su pareja; la denunciante sostuvo que ese día Maranzana la había golpeado a ella y a una amiga, y luego le había mandado mensajes por WhatsApp amenazándola de muerte.

Luego, en enero de 2020 el hombre quedó detenido tras haber agredido a la mujer, ya entonces expareja, con golpes de puño y patadas en la cabeza, y también la agredió con un botellazo en el cráneo, hecho que fue calificado como una tentativa de femicidio.

A su turno, los abogados defensores admitieron que Maranzana había agredido y golpeado a la mujer, ocasionándole lesiones leves; a continuación, rechazaron la calificación de tentativa de femicidio y sostuvieron que el hombre nunca tuvo la intención de quitarle la vida a la víctima, sino lesionarla como las veces anteriores.

Leer más ► Imputaron al penitenciario que trató de asesinar a su exesposa en barrio Estanislao López

PLACA NUMEROS-VIOLENCIA-DE-GENERO.jpg

Testigos

Tras los alegatos de apertura comenzó la rueda de testimonios con los peritos y los policías que primero asistieron al lugar del hecho, el 3 de enero de 2020 cerca de las 9 de la mañana. En relación a esto, los dos policías de la Patrulla de Prevención Activa que llegaron a la vivienda de Caferatta al 8500 relataron cómo reaccionó Maranzana cuando llegó el móvil.

Según el testimonio de los policías, el hombre estaba parado en una de las ventanas de la casa, se acercó al móvil y manifestó: “Fui yo, la cagué, llévenme” y se subió al patrullero. Uno de los agentes se quedó con Maranzana en el móvil, y el otro, una mujer policía, ingresó a la vivienda donde encontró a la mujer tendida en el piso de la cocina, golpeada, habló con ella, le dijo qué había pasado y llamó a la ambulancia.

Luego declaró la oficial de policía que le tomó declaración a la mujer golpeada cuando ella estaba internada en el hospital Iturraspe, a los pocos minutos del hecho: le dijo que había estado 12 años en pareja con el agresor, que tenían cinco hijos en común y que esa mañana le había propinado cinco golpes de puño en la cabeza, que le había partido una botella en el cráneo y finalmente le había pegado una patada, también en la cabeza.

De esta agresión también dio cuenta la sobrina de la víctima, quien se encontraba durmiendo en la vivienda y se despertó por el ruido de los vidrios cuando le rompió la botella; si bien no vio la primera parte de la agresión, intervino cuando Maranzana estaba sobre la víctima y ella intentó correrlo. Tras la aparición de la joven en el lugar, el hombre se apartó, le propinó la patada en la cabeza y salió de la vivienda. Este testimonio fue aportado por otra de las policías que arribó al lugar y entrevistó a la sobrina de la víctima.

juicio maranzana 2.jpg
El juez Lazzarini preside el tribunal del juicio

El juez Lazzarini preside el tribunal del juicio

Agenda

Tras la declaración de los primeros testigos se espera que el martes se exhiban las cámaras Gesell tomadas como anticipo jurisdiccional a la víctima de los hechos, su sobrina y dos de sus hijos.

Los alegatos de cierre está previsto que se realicen el miércoles, y que la sentencia sea dada a conocer el martes 21 de junio.

Dejá tu comentario