domingo 12 de julio de 2020
Policiales | Crimen | juicio | San Lorenzo

Comienza el jueves el juicio por el crimen de Julio Martínez, el albañil que mataron para robarle un bolso con ropa de trabajo

Será el próximo jueves y en el banquillo de los acusados estarán Mario Gabriel Valberdi y Sofía Anahí Pasquier. Ambos acusados de asaltar al hombre de 48 años, apuñalarlo y causarle la muerte. La historia de un caso que causó dolor y conmoción en barrio San Lorenzo.

Era una típica mañana calurosa de verano. Temperaturas agobiantes que empiezan desde temprano y que se profundizan con el correr de las horas y más aún si hay mucha humedad en el ambiente. Sin embargo, aquel 22 de enero el calor quedó opacado en barrio San Lorenzo, cuando el dolor y la conmoción invadieron en Juan Díaz de Solis al 1500, en el sur de la ciudad de Santa Fe.

Aquella mañana, Julio Martínez, se despidió de su hijo de 10 años. Hizo lo mismo con su esposa y se cerró la puerta de su casa, a la cual se llegaba luego de atravesar un pasillo muy estrecho. Con 48 años, el “Gordo” o el “Pelado”, como lo conocían sus más allegados, se dirigió hacia la cochera donde guardaba un Fiat Siena que con mucho esfuerzo y empeño había logrado comprar. Tenía pensado esa mañana llegar a su trabajo: una obra que estaba ubicada en la zona del Puerto.

Julio Martínez albañil asesinado.jpg
La víctima. El crimen ocurrió el 22 de enero del 2018 cuando Martínez iba a trabajar.

La víctima. El crimen ocurrió el 22 de enero del 2018 cuando Martínez iba a trabajar.

Cerca de las 6.40, apenas puso un pie en la vereda, fue abordado por delincuentes que lo asaltaron y le robaron el bolso en el cual llevaba ropa de trabajo. Esos mismos ladrones, fueron los que le pusieron fin a la vida de Julio. Los que le arrebataron su pasado, su presente y su futuro. Los que impidieron al hijo del hombre poder tener a su papá siempre.

Uno de los ladrones le acestó dos puñaladas a Julio en la zona del cuello para poder sustraer el bolso. Seguidamente huyeron del lugar, mientras que la víctima intentó buscar ayuda, gritó como pudo, pero en cuestión de minutos cayó desvanecido y su cuerpo quedó muy próximo al cordón de la calle.

Homicidio de Julio Martínez rastros de sangre.jpg
Escena del crimen. Los rastros de sangre que dejó el ataque.

Escena del crimen. Los rastros de sangre que dejó el ataque.

Por el crimen, se inició una investigación que encabezó la fiscal de la Unidad Especial de Homicidios, Cristina Ferraro, que ordenó una serie de medidas y por medio de los agentes de la Sección Homicidios de la Expolicía de Investigaciones y de la Tropa de Operaciones Especiales pudo dar con los principales sospechosos del caso.

Los registros de las cámaras

Como primera medida los investigadores realizaron un peritaje de las cámaras de seguridad que se encontraban en el lugar. Una de ellas, instalada en Roque Saenz Peña y Monseñor Zaspe, a la vuelta de donde residía Martínez, pudo advertir la presencia de una pareja que caminaba.

Aquel registro detectó que el hombre llevaba un cuchillo en su mano, mientras que la mujer tenía un bolso color negro. Otra cámara que fue peritada, identificó a la misma pareja en una garita de colectivo en donde los investigadores vieron que el hombre se limpió sus zapatillas con una toalla.

Leer másHomicidio de Julio Martínez: robos y muerte en el raid delictivo de los imputados

En esa garita, precisamente, fue en donde esa pareja asaltó a un transeúnte que aguardaba tomarse el colectivo. Al mismo, le robaron las zapatillas, su billetera y el teléfono celular. Luego escaparon del lugar a pie.

La saga criminal continuó a las 6.54 en Mosconi y Moreno, cuando un hombre que se dirigía a bordo de una moto, con destino a su trabajo, fue interceptado por ambos ladrones. Los mismos, le ofrecieron un bolso con ropa y borcegos, a los cuales, según trascendió en su momento, el motociclista los reconoció como los de Martínez.

Amenazado y por miedo a que la situación pase a mayores, el dueño de la moto les entregó el vehículo y los delincuentes emprendieron su huida hasta un lugar incierto. Sin imaginar ninguno de los dos que todas las secuencias, menos la de Martínez, habían quedado registradas.

Captura y juicio

Una semana después del crimen de Martínez, agentes de la Tropa de Operaciones Especiales allanaron una vivienda de Estrada al 4400 del barrio Barranquitas y lograron detener a una mujer sobre quien recayeron todas las sospechas del caso: Sofía Anahí Pasquier. La misma quedó detenida y puesta a disposición de la Justicia.

Pasquier caso Julio Martínez.jpg
Pasquier cuando fue trasladada a la sede de Homicidios el 29 de enero de 2018.

Pasquier cuando fue trasladada a la sede de Homicidios el 29 de enero de 2018.

En cuanto al hombre que participó de la ola de robos, los investigadores pudieron dar con el principal implicado tras detectar que el mismo había quedado detenido en el marco de otra investigación que llevó adelante la fiscal Rosana Marcolín. Se trata de Mario Gabriel Valberdi, de 23 años en entonces, y quien fue detenido horas después del crimen de Martínez tras una pelea desatada entre trapitos en la esquina de Iturraspe y avenida Presidente Perón.

Por esa pelea, intervino en el lugar personal policial que realizó un fuerte operativo luego de que uno de los involucrados intentó sustraer de un patrullero una mochila y además golpeó a tres suboficiales policiales que intentaron retenerlo. Valberdi quedó detenido y al día siguiente la fiscal Marcolín lo imputó por “resistencia a la autoridad” y por el “hurto” de la mochila. Tres días después, los investigadores pudieron determinar que el presunto homicida de Martínez había quedado detenido justamente el mismo día del crimen pero por otra causa.

Tanto Pasquier como Valberdi quedaron en prisión preventiva el 1 de febrero por orden del juez Nicolás Falkenberg, que acreditó la imputación de la fiscal Ferraro tras escuchar las pruebas que reunió la funcionaria judicial. Ambos transitaron la causa detenidos y pese a que intentaron en reiteradas oportunidades lograr la excarcelación, ambos continuaron privados de la libertad.

cristina ferraro fiscal.jpg
Cristina Ferraro, la fiscal a cargo del caso.

Cristina Ferraro, la fiscal a cargo del caso.

El próximo jueves, a partir de las 14, comenzará el juicio oral y público en el cual los dos acusados estarán en el banquillo de los acusados en un debate que será ante un tribunal conformado por los jueces, Gustavo Urdiales, Sergio Carraro y Héctor Candioti.

Del mismo, estará a cargo de la acusación, la fiscal Ferraro y los abogados querellantes del caso, Federico Lombardi y Agustín Roubinau, pertenecientes al Centro de Asistencia Judicial (CAJ). En tanto, la defensa estará conformada por los abogados Sebastian Moleón (Valberdi) y Guillermo Broggi (por Pasquier).

Dejá tu comentario