menu
search
Policiales Mónica Aquino | Varadero Sarsotti |

Caso Mónica Aquino: familiares y amigos convocan a una marcha en Varadero Sarsotti

Los allegados de la joven que falta de su casa hace 15 días realizarán este lunes por la tarde una nueva manifestación para reclamar por la aparición de Aquino. Será a partir de las 14 en Varadero Sarsotti.

Mónica Aquino fue vista por última vez entre el 4 y el 5 de mayo en inmediaciones de la zona sur de la ciudad. La mujer residía en Varadero Sarsotti y se la veía habitualmente en dos esquinas de barrio Sur que eran sus “paradas” para el trabajo sexual. En el marco de la investigación fueron detenidas tres personas: su pareja, su cuñado y la madre de ellos dos: se les atribuye haber explotado sexualmente a Mónica.

Desde que se enteraron de su desaparición, sus familiares y amigos reclaman la búsqueda y aparición de la mujer de 29 años, madre de cuatro hijos. Este lunes desde las 14 se convocarán en el playón de Varadero Sarsotti, al igual que las convocatorias anteriores.

María, hermana de Mónica, explicó a AIRE que aún no hay detalles sobre la modalidad de la manifestación: si se realizará una marcha, si se quedarán en el playón o si se realizará corte total o parcial de calzada en la circunvalación a la altura del puente peatonal.

LEER MÁS ► A dos semanas de su desaparición, revelan dónde fue vista por última vez Mónica Aquino

monica aquino marcha1.jpg

El caso

La investigación por la desaparición de Aquino es tramitada por la fiscal Alejandra Del Río Ayala, de la Unidad de Violencia de Género, Familiar y Sexual, y cuenta con tres personas en prisión preventiva: Hugo Pérez, pareja de Mónica, Mario Pérez, cuñado, y María Rosa Aguirre, la madre de ellos. La Fiscalía les imputa haber explotado sexualmente a Mónica, al menos desde el 2017 hasta el día de su desaparición.

Mario y Hugo fueron imputados como coautores de de explotación de la prostitución ajena agravada; Hugo además fue imputado como autor de promoción de la prostitución y lesiones leves dolosas calificadas por el contexto de violencia de género. La Fiscalía sostuvo que la investigación se originó tras la denuncia por el pedido de paradero radicada por el propio Hugo Pérez el 7 de mayo, dos días después de la desaparición de Mónica.

Del Río Ayala agregó que ya en mayo de 2022 la mamá de Mónica había presentado una denuncia por la situación de violencia en la que se veía inmersa su hija: Mónica le había contado que debió escaparse de la casa para llevar a su hija al hospital porque Pérez no la dejaba; el hombre la llamó por teléfono y la amenazó: “Si no volvés en 10 minutos te mato”. El hombre había logrado apartar a Mónica de su familia de origen, y el contacto con ellos era mínimo.

violencia de género.jpg

Mónica se presentó a declarar recién en agosto de 2022, “porque había sido muy difícil contactarla”, explicó la fiscal a fin de graficar el contexto de violencia y sometimiento que habían generado los imputados. En ese testimonio, Mónica admitió ser trabajadora sexual pero manifestó que lo hacía de manera voluntaria y que ella disponía del dinero que ganaba en los pases. En cuanto a la situación de violencia refirió que Pérez había sido violento con ella pero que desde hacía algunos meses eso había cambiado.

La fiscal sostuvo que todas los testimonios colectados en la causa, de allegados a Mónica, de otras trabajadoras sexuales y de vecinos de la zona dieron cuenta de la violencia que Pérez ejercía sobre la mujer: que la veían golpeada, con los ojos negros, con moretones en los brazos y en las piernas, e incluso que presenciaron situaciones de agresiones perpetradas por Pérez sobre Mónica.

Los testigos también aportaron que Hugo Pérez seleccionó las paradas para Mónica, que la llevaba en moto hasta el lugar y que la iba a buscar; también agregaron que luego de cada pase sexual que concretaba la mujer, Pérez pasaba a colectar el dinero. Algunas testigos refirieron también que Pérez le exigía un monto excesivo de recaudación, y que si no llegaba a esa suma, debía pedir dinero prestado para que no la golpeen.

LEER MÁS ► Caso Mónica Aquino: un testimonio clave reveló cómo fueron las horas previas a la desaparición de la joven de Varadero Sarsotti

tribunales monica aquino.jpg

En cuanto a la situación de María Rosa, fue imputada por el fiscal Matías Broggi, quien sostuvo que Aguirre, al igual que sus hijos, explotó sexualmente a Mónica Aquino, la obligó a ejercer la prostitución y luego se quedaba con el dinero que la mujer ganaba por su actividad. Para esto, generaron un ambiente de vulnerabilidad y violencia permanente para Mónica, la alejaron de su familia de origen y de sus amistades, y la amenazaron de muerte a ella y a sus familiares.

El fiscal repasó los testimonios que dieron cuenta que Mónica era golpeada por su pareja Hugo y también por su suegra Rosa, y que debía entregarles el dinero luego de cada pase sexual. Mónica intentó salir de esa realidad en varias oportunidades: siempre que logró escapar se llevó a sus hijos, siempre le avisó a su mamá, y siempre Hugo Pérez llamó a los padres de Mónica y los amenazó para que vuelva, y siempre la encontró.

Por eso a los padres y a los hermanos de Mónica les llamó la atención que Hugo Pérez denunciara la desaparición de Aquino el 7 de mayo. Esta vez, la situación era distinta: Mónica no se llevó a sus hijos, no le avisó a nadie, y Pérez no llamó para amenazarlos si Mónica no volvía. La familia de la mujer se enteró de la desaparición cuando recibieron las citaciones para declarar en la Policía.

monica aquino marcha.jpg

Finalmente, el fiscal repasó los testimonios que vieron a Pérez golpear y maltratar a Mónica la noche de su desaparición, en especial, una declaración aportada por una persona muy cercana a la víctima y a los imputados. Una vez que se dictó la prisión preventiva de los hermanos Pérez, y Aguirre ya estaba detenida, la testigo sostuvo que el 4 de mayo Mónica llegó a la noche cansada de trabajar y que Pérez y Aguirre la obligaron a volver a salir. Algunas trabajadoras sexuales conocidas de Mónica aportaron que Aquino estaba en las paradas seleccionadas por Pérez entre las 8 y las 3 de la mañana.

La testigo clave agregó que ante la negativa de la joven de volver a salir comenzaron los malos tratos por parte de Rosa y Pérez. La mujer puso música fuerte para que los vecinos no escucharan lo que ocurría y Pérez apuñaló a Mónica en el abdomen; luego escuchó a Hugo Pérez y a su madre hablar de “desechar” el cuerpo de la mujer en una fosa en el Parque del Sur.