jueves 3 de diciembre de 2020
Policiales | Video | Colegio | grooming

Archivaron la causa contra la docente de la escuela Inmaculada que fue acusada de enviarle un video sexual a un alumno

Así lo dispuso el fiscal Federico Grimberg tras sostener que "no existen suficientes elementos para fundar la requisitoria de apertura del juicio". Semanas atrás el abogado de la profesora también había requerido la misma medida.

El fiscal del Ministerio Público de la Acusación, Federico Grimberg, finalmente archivó la causa que investigó a una docente del Colegio Inmaculada Concepción, X.F.P. (36) y que en 2019 fue acusada por “grooming” tras considerar que la misma le envió un video de índole sexual a un alumno del establecimiento educativo. La resolución del funcionario judicial -que un año atrás había ordenado la detención de la docente y horas después dispuso su libertad- fue dispuesta el pasado 27 de julio y se dio a dos semanas de que el abogado particular, Javier Bura Peralta, solicitó la misma medida.

En sus fundamentos, Grimberg aclaró que con la actividad investigativa desplegada hasta el momento “no existen suficientes elementos para fundar la requisitoria de apertura del juicio”. En otro tramo, el fiscal reconoció que “no es razonable, objetivamente, prever la incorporación de nuevas pruebas, por lo que se procederá al archivo”.

Leer másHabló por primera vez la docente de la escuela Inmaculada involucrada en un video sexual

No obstante, el representante del Ministerio Público de la Acusación aclaró que tal medida será “sin perjuicio de las nuevas evidencias que pudieran surgir y permitieran proseguir la persecución penal”.

Maestra Inmaculada_MG_9156-MTH-1200.jpg
De espalda. Una entrevista que dio la docente a Aire Digital el pasado 23 de mayo cuando se cumplió un año de la imputación.

De espalda. Una entrevista que dio la docente a Aire Digital el pasado 23 de mayo cuando se cumplió un año de la imputación.

El dictamen recordó además que los hechos por los que la pesquisa judicial se inició habrían tenido lugar a fines del 2018 mientras que el “anoticiamiento” se dio durante marzo del 2019, cuando un video íntimo que mostraba a la docente se viralizó y tomó estado público. En esa línea, Grimberg aclaró que se vio frustrada la “posibilidad de producir evidencia de carácter técnico sobre los equipos tecnológicos” tanto de la víctima como así también de los testigos del hecho.

El funcionario del MPA también archivó la denuncia que había radicado en mayo del año pasado X.F.P. en la entonces Policía de Investigaciones (PDI) donde advertía que desde la cuenta de Instagram “hablame_xime” la extorsionaban con hacer público un video que tenían de ella en caso de que la docente no enviara fotos y videos de ella. Sobre esa denuncia, Grimberg señaló que no existen elementos “serios o verosímiles” para iniciar fundadamente una investigación.

Federico Grimberg.jpg
Grimberg, el fiscal del caso.

Grimberg, el fiscal del caso.

El reciente archivo también fue solicitado a mediados de julio por la defensa de la profesora tras sostener que durante la investigación no se estableció “en qué contexto fueron las presuntas charlas o diálogos entre la víctima y la presunta imputada”.

Bura Peralta también cuestionó que una de las pruebas que recolectó Grimberg en su investigación fue la declaración de un menor de edad el cual nunca declaró por medio de una Cámara Gesell, tal como lo dispone el Protocolo N°222 del Ministerio Público de la Acusación para los casos de abuso sexual.

Leer másPiden archivar la causa que investiga a la docente acusada de enviar un video sexual a un alumno

El letrado también cuestionó una irregularidad que habría cometido el personal de la PDI cuando detuvo a la docente por orden de Grimberg. Es que cuando la profesora se encontraba privada de su libertad (el 5 de abril del 2019) agentes de la dependencia investigativa le solicitaron el código de desbloqueo de su teléfono para luego peritarlo sin ningún abogado defensor presente. “Una cosa es proceder al resguardo forense de datos, simples, crudos, para poder realizar un posterior análisis de aquéllos. Y otra cosa muy diferente es querer entrometerse en forma arbitraria en la esfera de intimidad del individuo sin la correspondiente orden judicial”, refirió Bura Peralta.

Aquella irregularidad fue reconocida por el fiscal en su dictamen, aunque de todas maneras aclaró días después de la detención, el entonces abogado que asistía a la docente presentó un escrito en el MPA donde aportó la clave numérica de acceso al teléfono. Tal aporte, según Grimberg, “rectificó y saneó” la irregularidad que se dio en la PDI cuando fue aprehendida la profesora.

El caso salió a la luz entre abril y mayo del año pasado, luego de que un video íntimo de la profesora se viralizó a través de whatsapp y generó una fuerte conmoción en la escuela Inmaculada. Con el correr de los días, representantes legales del Ministerio de Educación recurrieron al Ministerio Público de la Acusación para que un fiscal investigue qué había sucedido.

Leer másFinalmente, imputaron a la docente acusada de enviar un video sexual a su alumno

El 5 de abril, el fiscal Grimberg, ordenó la detención de la docente la cual se encontraba en el interior de su vivienda y fue buscada por agentes de la Policía de Investigaciones. La misma, quedó en calidad de detenida pero horas después el funcionario judicial ordenó su libertad.

Un mes después, el 23 de mayo, el representante del MPA imputó formalmente a la docente involucrada por el delito de "grooming" tras considerar que la misma tuvo un supuesto contacto, entre octubre y noviembre del 2018 con la víctima, a través de las redes sociales Instagram y Whatsapp. Seguidamente, acusó por medio de un comunicado oficial que la profesora le "envió un video a la víctima con propósitos sexuales". Sin embargo, un año después, el mismo fiscal determinó “no existen suficientes elementos para fundar la requisitoria de apertura del juicio”.