miércoles 12 de agosto de 2020
Ocio | Receta |

Waffles salados de harina de garbanzos y masa madre

Preparar esta receta sólo te tomará unos minutos. Son ideales para empezar el día con un desayuno de provecho, para acompañar el almuerzo o para merendar

La masa madre es un fermento antiquísimo que se puede hacer en casa fácilmente y nos provee de un montón de posibilidades a la hora de cocinar. Además, es amigable con nuestro sistema digestivo, ya que nos provee de probióticos y prebióticos, que son importantes para nuestra salud.

La harina de garbanzos es una forma ideal de incorporar proteínas no animales a nuestra dieta, mientras que los waffles son fáciles y rápidos de preparar, para sacarnos del apuro y no caer en los procesados que nos venden en el mercado.

¿Qué necesitamos?

Para 4 waffles vamos a necesitar:

- 100g de masa madre

- 200g de harina de garbanzos

- Un chorrito de aceite neutro

- Un chorrito de agua o leche vegetal

- Una pizca de sal

waffless.jpg
Waffles con harina de garbanzos

Waffles con harina de garbanzos

Paso a paso

En un recipiente con tapa, mezclamos los ingredientes con una cuchara hasta formar una masa homogénea. La cantidad de líquido a agregar depende del ambiente. La mezcla final tiene que tener la consistencia de una masa bastante pegajosa pero no líquida.

Tapamos y dejamos descansar por lo menos media hora. Entre más esperemos, más esponjosos serán los waffles. Si se desea, se puede preparar la noche anterior y cocinarlos por la mañana.

La wafflera debe estar bien caliente y aceitada. Es mejor evitar los aceites en aerosol, porque sus aditivos dañan la wafflera y nuestra panza. Es mejor mojar una tela limpia en el aceite y usarla para aceitar la wafflera cuando está fría.

Una vez que la mezcla haya reposado, y la wafflera esté aceitada y caliente, podemos empezar a cocinar. Colocamos una cucharada de mezcla en el centro de la wafflera, la cerramos y esperamos hasta que ambos lados estén dorados.

Es importante no abrirla antes, de lo contrario, se arruina la forma del waffle. Dependiendo del tamaño, puedes necesitar más masa, por lo que saldrán menos cantidad de waffles.

Cuando esté listo, servir inmediatamente y, de ser necesario, aceitar nuevamente la wafflera antes de agregar la cucharada de mezcla para el próximo.

Se pueden acompañar con frutas de estación, si se quiere una comida que contraste dulce-salado. Sino, se puede agregar mantequilla de maní, vegetales al vapor, hummus o aguacate. ¡Las posibilidades son muchas!

Un dato:

Si no tenes harina de garbanzos puedes reemplazarla con mezcla para hacer fainá (que es esencialmente harina de garbanzos) o con harina de otra legumbre, como arvejas o lentejas.

Temas