jueves 4 de junio de 2020
Ocio | Receta |

Masitas de arroz caseras: una receta ¡con dos ingredientes! ideal para el desayuno

Las galletas de arroz son ideales para el desayuno, para media mañana o en la merienda. Esta receta es más fácil de lo que parece y te va a encantar.

Lo mejor de las galletas de arroz es que se pueden comer en cualquier comida: desayuno o merienda, o incluso almuerzo y cena si las untamos con alguna preparación nutritiva. Cada uno las adapta a su gusto. Aprendé la receta y ponele nutrición a tus desayunos.

¿Qué necesitamos?

  • ½ taza de arroz blanco

  • 1 ½ taza de agua

  • Sal

Paso a paso

Para comenzar con la preparación de las galletas de arroz, se debe precalentar el horno a 170°C. Acto seguido, ponemos el agua en una olla hasta que hierva. Una vez alcanzado el punto de ebullición, se pone a cocinar el arroz.

Luego de diez o quince minutos aproximadamente de cocción, sacar el arroz del fuego, colarlo y condimentarlo con sal a gusto. Engrasar una placa para horno y armar sobre la misma, capas finas de arroz, del tamaño que se prefieran.

Ayudándonos con una cuchara, aplastar las capas de arroz de manera que queden bien compactas, de 0,6 centímetros de espesor aproximadamente. Y para finalizar, se debe proceder a la cocción de las mismas.

Las llevamos al horno por un tiempo aproximado de 40/45 minutos. Cuando vemos que comenzaron a dorarse, inflarse y verse crocantes, es hora de sacarlas. ¡Y listo! Ya tenés galletas de arroz para comer en cualquier momento del día.

Para el desayuno y la merienda, pueden acompañarse con mermeladas, queso crema o los más golosos pueden ponerle dulce de leche. Para almuerzo y cena, van muy bien acompañadas de palta y huevo, pero igualmente no hay un solo modo de comerlas.

Bonus track: mermelada de manzana y canela para untar las galletas de arroz

¿Qué necesitamos?

  • 2 manzanas rojas medianas
  • 1 taza de azúcar
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • 1 chorrito de jugo de limón
  • Un toque de nuez moscada

Paso a paso

  • Limpiar, cortar la manzana en trocitos pequeños.
  • Colocar los trozos de manzana y la canela en un bowl con un poco de agua, la suficiente para cubrir levemente la manzana.
  • Cocinar a temperatura media la manzana durante 15 minutos aproximadamente y no olvidar remover frecuentemente con una cuchara de madera.
  • Dejar de cocinar cuando la textura de la manzana sea blanda y luego permitir que se enfríe.
  • Triturar las manzanas con una procesadora o mini pimer.
  • Agregar la nuez moscada, el azúcar y cocinar la mezcla en un bowl sin dejar de remover. Agregar el jugo de limón.
  • Cuando la mermelada tenga una textura cremosa se guarda en un envase esterilizado, se sella al vacío y se guarda en la heladera hasta consumir.

Temas