martes 29 de septiembre de 2020
Ocio | dieta | Alimentos | beneficios

Cuáles son las dietas más famosas de la actualidad

Hoy en día existen multitud de dietas diferentes, dependiendo de las necesidades o gustos de las personas. Ninguna dieta es milagrosa.

Partiendo desde el punto de vista de que lo más importante es llevar un estilo de vida saludable, con la premisa siempre de que hay que ingerir alimentos sanos, hacer ejercicio y estar muy bien hidratado, podemos descubrir algunas dietas que se han hecho famosas en los últimos tiempos en la sociedad.

Desde dietas que se basan en una alimentación baja en carbohidratos, algunas que se centran en el consumo de proteínas y vegetales, otras que tratan de regular el pH, en definitiva, hay muchos métodos que prometen ayudarte a bajar de peso, pero ¿sabes cuáles son son pros y contras?, ¿sabes cuál es la que mejor se adapta a tu estilo de vida? te contamos en qué consisten las dietas más seguidas en la actualidad para que decidas cuál es tu preferida si quieres bajar de peso.

1. Dieta Cetogénica

carne.jpg

La dieta cetogénica es una de las más famosas en la actualidad. Se basa principalmente en seguir una alimentación baja en carbohidratos. Esto hace que el cuerpo entre en un estado de "cetosis", esto significa que el cuerpo produce unas pequeñas moléculas de energía que se produce cuando hay escasez de azúcar en la sangre. Este estado provoca que el cuerpo empiece a quemar grasa de forma más rápida de lo habitual.

Esta dieta es seguida por miles de personas alrededor del mundo y tiene beneficios en la pérdida de peso y en el rendimiento deportivo.

Los seguidores de esta dieta recomiendan ingerir muy pocos carbohidratos (menos de 50gr al día), sobre todo los ricos en almidón como patata, arroz, pan y pasta. E incluir los alimentos que menos carbohidratos tienen en tu dieta, tales como algunas verduras, las grasas naturales (aceite de oliva, por ejemplo), el pescado, la carne, los huevos o los lácteos. Por otro lado, hay que evitar los alimentos que contienen mucho azúcar refinado como el chocolate o las golosinas

Algunos de los beneficios de seguir una dieta cetogénica son: la pérdida de peso (de grasa especialmente), el control del apetito, ayuda a corregir la diabetes de tipo 2, reducción de problemas digestivos como gases, hinchazón o digestiones pesadas, mejora del rendimiento deportivo, un estado de energía constante (no te sientes débil), y además es especialmente recomendado para personas con migrañas y con epilepsia.

Sin embargo, el estado de "cetosis" no es recomendable para seguir toda la vida, ya que no es un estado natural del cuerpo, y entre otras cosas puede producir estreñimiento, mal aliento o mareos.

2. Dieta Paleo

La dieta paleo es otra de las más famosas desde hace años, en realidad no es tanto una dieta, sino una forma de vida y de alimentación que se basa en la alimentación humana de la prehistoria, cuando el ser humano era cazador y recolector.

En este caso los alimentos que quedarían más limitados serían los más "modernos" como los lácteos, las legumbres o los cereales o las grasas trans. La hipótesis que plantea la dieta indica que las nuevas enfermedades de la actualidad como la diabetes o la obesidad son provocadas por este cambio en nuestra alimentación como principalmente el consumo de alimentos ultraprocesados para los que el cuerpo humano no está preparado.

La dieta también hace hincapié en estar activo todo el día (o hacer ejercicio físico a diario) y beber mucho agua.

3. Dieta Alcalina

alcalinos.jpg

La dieta alcalina o "dieta del pH" ha ido ganando fama y adeptos en los últimos años porque comúnmente se dice que tiene la capacidad de mejorar algunas enfemedades y mejorar el estado anímico así como desintoxicar nuestro cuerpo de los alimentos procesados.

En general, la dieta alcalina se basa en consumir un 80% de alimentos alcalinos y un 20% de alimentos ácidos (ver tabla de alimentos alcalinos y ácidos), para equilibrar el pH de nuestro cuerpo, por tanto no cuenta los macronutrientes ni las calorías, solo el pH de los alimentos.

Aún así, no hay una evidencia científica que avale que la dieta cumpla con lo que promete, es decir, alterar o equilibrar los niveles de pH en el cuerpo, sin embargo, sí que consigue mejorar la salud o fomentar la pérdida de peso ya que los alimentos que se consideran alcalinos son principalmente frutas y verduras, lo que lógicamente son alimentos saludables para nuestro organismo.

4. Isodieta o dieta Isolipopotéica

La Isodieta es una dieta relativamente nueva que promueve la revitalización y regeneración de las células, así como fomentar la pérdida de peso de manera saludable. De forma que el objetivo de seguir este modo de alimentación es llevar una forma de vida saludable, que por consecuencia conlleva a la pérdida de grasa.

Esta dieta comenzó a promoverse como un movimiento anti obesidad por el Dr. Brugos, autor del libro, que considera que el incluir a los hidratos de carbono como un nutriente más es un error, y por eso promueve que la alimentación debe estar basada principalmente en proteínas, vegetales y grasas saludables.

La ventaja es que se reduce la sensación de hambre al reducir el consumo de hidratos, los cuales producen un pico de insulina en nuestro organismo que es el que provoca esa sensación de hambre.

Por lo que al seguir una dieta con más ingesta de proteínas, te sentirás más saciado, según la Isodieta.

5. Cerebro de pan: seguir una alimentación sin trigo

Hidratos-de-carbono

Este libro es el best seller del New York Times, y ha encabezado las listas de los libros más vendidos en Estados Unidos durante mucho tiempo. En él, el neurólogo David Perlmuller nos propone seguir un estilo de alimentación eliminando el trigo, el azúcar y los carbohidratos para mejorar nuestra salud mental y corporal.

Nos cuenta cómo es posible que los carbohidratos, en especial el trigo nos destruyan el cerebro con el tiempo, llegando a poder causar demencia, ansiedad, dolores de cabeza crónicos, depresión y mucho más.

Así mismo, nos explica como es posible estimular las neuronas cerebrales, independientemente de la edad que tengas y cómo podemos modificar nuestros genes por medio de elecciones precisas a la hora de comer y de cambios específicos en nuestro estilo de vida

FUENTE: Enfemenino