domingo 20 de septiembre de 2020
Ocio | Sopa | Paraguay | Recetas

Cómo hacer sopa Paraguaya: una receta súper esponjosa

Sopa Paraguaya es un plato típico de la gastronomía paraguaya, el noreste argentino y zonas brasileras cercanas a estos lugares.

Debido al distanciamiento social obligatorio decretado por el gobierno, la mayoría de las personas han tenido más tiempo libre y muchos lo han aprovechado para sacar a la luz sus dotes culinarios. Las personas han experimentado de todo en la cocina, nuevos platos, nuevas verduras, condimentos y distintos tipos de recetas.

Hoy te invitamos a hacer una rica Sopa Paraguaya, que puede comerse como plato principal o como acompañamiento de otros platos. Esta sopa es muy famosa en Paraguay y se acostumbra a comerla en reuniones familiares o en días festivos. Sin embargo, como no podemos hacer reuniones, ¿por qué no hacerla para los integrantes de la casa o para nosotros solos?

Te vas a sorprender al ver que la Sopa Parguaya no tiene nada que ver con un “caldo” a pesar de su nombre sino que es un rico bizcochuelo salado y esponjoso.Este plato puede comerse de cualquier forma, tibio, caliente o frío, como más le guste a cada uno.

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 500 cc de leche
  • 300 gr de harina de maíz o harina paraguay (no es polenta, es finita como la harina de trigo pero de color amarillo)
  • 3 cebollas grandes
  • 300 gr de queso fresco (tipo cuartirolo, cremoso, muzzarella, el que tengas)
  • 100 gr de queso rallado (opcional, puede ser reggianito, parmesano, cualquier queso duro)
  • Sal, pimienta, nuez moscada

Procedimiento

En primer lugar, cortar las cebollas y rehogarlas en una sartén con un chorrito de aceite. Luego, agregar sal y pimienta a gusto (también se podría sumar algún otro condimenti) . Reservar por un ratito.

Por otra parte, batir los huevos en un bowl. Cuando estén de un color homogéneo, agregar la leche y, por último, la harina de maíz. Mezclar enérgicamente hasta que no queden grumos en la preparación. Salpimentar la mezcla.

Una vez hecho lo anterior, agregar las cebollas y el queso cortado en cubos, más el queso rallado.

A continuación, cubrir una fuente para horno con aceite (podemos usar una pizzera) y volcar la preparación. Por último, cocinar hasta que quede bien doradita.

Un buen tip es agregar varios quesos, los que más te gusten ya que queda espectacular.

FUENTE: La cien