sábado 30 de mayo de 2020
Ocio | Receta |

Cómo hacer bizcochitos de grasa: ideal para la lluvia

Si queres una receta fácil no te pierdas estos bizcochitos de grasa caseros que se hacen súper rápidos y no va a quedar ni uno en la mesa

Si de receta fácil hablamos, no hay dudas que la que vas a leer a continuación te va a encantar. Es que los bizcochitos de grasa son tan ricos y sencillos de realizar que no vas a aguantar las ganas de hacerlos hoy mismo para compartir en familia.

Ideales para acompañar unos buenos mates o un café con leche, esta receta te salva el domingo ya que tiene cuatro ingredientes que seguramente encontrás en el negocio cerca de tu casa o que , con suerte, ya los tenés en tu heladera.

¿Qué necesitamos?

  • 30 g de levadura fresca
  • 350 cc de agua
  • 300 g de grasa o margarina
  • 1 kilo y extra de harina 0000
  • 35 g de sal

Paso a paso

Paso 1

Disolver la levadura en 100 centímetros cúbicos de agua. Sumar la grasa blanda y mezclar con cuchara de madera, mientras se incorpora, de a poco, la harina previamente tamizada con la sal, intercalándola con el agua restante a temperatura ambiente

Paso 2

Formar una masa blanda y amasarla hasta que resulte suave. Cubrirla y dejarla reposar sobre la mesada 20 minutos. Puede estar tapada con un repasador para que adquiera mas calor

Paso 3

Estirar la masa con un palo de amasar, darle forma rectangular y espolvorear con harina. Doblarla al medio y volver a estirar (hacia el lado de las aberturas). Volver a espolvorear con harina. Repetir esta operación 4 veces más

Paso 4

Estirar la masa hasta darle un espesor de 5 milímetros aproximadamente. Pinchar toda la superficie de la masa. Cortar bizcochitos con un vasito redondo o cualquier cortante que tengan en casa. Colocarlos sobre una placa limpia, cubrirlos y dejarlos leudar 20 minutos.

Paso 5

Cocinarlos en horno precalentado caliente (a 220°) 20 minutos o hasta que se doren. Retirar la placa y dejarlos enfriar. La receta rinde 60 unidades. Se consideran 4 por porción aproximadamente. Podes acompañarlos con manteca, mermelada, miel, o ¡lo que vos quieras!

Temas