jueves 5 de mayo de 2022
Ocio | Torta | Postre | avena

Carrot Cake, la torta vegana que es furor en las redes

Incluir verduras en el postre es una excelente opción porque reemplazan el azúcar agregada y hacen bien.

Para muchos de nosotros, comer algo dulce como postre luego de almorzar o cenar es un ritual innegociable. Acompañados de un café o un té, las comidas se cierran con una porción de alguna delicia azucarada. Si es tu caso, es importante que sepas que un buen postre no es sinónimo de grasas y calorías en exceso.

Hay opciones súper ricas y saludables que podés disfrutar sin culpa: te contamos cómo hacer una torta de zanahorias sin huevo, aceite ni manteca.

Cómo hacer la torta de zanahoria

La torta de zanahoria, tarta de zanahoria o pastel de zanahoria, según el nombre que adoptó en los distintos países, es un postre dulce con zanahoria machacada mezclada en la masa. La zanahoria se ablanda en el proceso de cocción y la tarta suele tener una textura densa, húmeda y suave.

La torta de zanahoria con aceite es muy rica y nutritiva y queda muy rica con frutos secos y pasas de uvas. Es un postre sin grasas saturadas ni azúcares refinados. Aporta energía sin afectar la salud

Esta opción que te presentamos hoy de budín o torta de zanahoria es ideal para tener en casa una porción de algo dulce sin excederse en calorías. Es una receta más saludable que no lleva manteca ni aceite ni huevo. No lo necesita porque la zanahoria aporta la suavidad, humedad y consistencia que en otras recetas viene de la mano del aceite, el huevo o las grasas.

Ingredientes de la torta de zanahoria

Ingredientes húmedos

  • 4 zanahorias ralladas
  • 1/4 de taza de miel
  • 1/2 taza de pulpa de pasas de uva (pasas hidratadas y procesadas)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/2 cucharadita de ralladura de naranja
  • 1/2 cucharadita de manzana verde rallada gruesa con cáscara

Ingredientes secos

  • 1/2 taza de harina común o integral
  • 1/4 de taza de coco rallado
  • 1/2 taza de nueces
  • 1/4 de taza de pasas de uva
  • 1/4 de taza de almendras partidas
  • 1/2 taza de avena arrollada fina
  • 1 cucharadita de mezcla de especias (por ejemplo: canela, clavo y cúrcuma)
  • 1 cucharadita de jengibre rallado
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de polvo de hornear

Pasos

  • Poné a precalentar el horno a temperatura moderada
  • Mezcla en un bol todos los ingredientes secos.
  • Mezcla en otro recipiente, más grande, los ingredientes húmedos.
  • Integra de a poco los ingredientes secos al bol grande, revolviendo para que no queden grumos.
  • Lleva al horno en una budinera o fuente para horno, cubierta con papel manteca o rocío vegetal. Sabrás que está listo cuando puedas hundir un palillo en él y salga limpio, sin mezcla pegada.