lunes 10 de agosto de 2020
Ocio | Receta | Bizcochuelo |

Bizcochuelo genovés: receta con solo 3 ingredientes y sin levadura

La mejor receta para hacer bizcochuelo genovés con tan solo tres ingredientes. Es la nueva tendencia en las redes sociales.

Durante estos días de cuarentena, varias personas lograron desarrollar su lado culinario. Pero a la hora de cocinar algo rápido y rico, un buen bizcochuelo genovés es la gran solución. Y lo mejor de todo es que no es necesario más que tres ingredientes.

Se trata de la receta más sencilla para hacer bizcochuelo genovés que vas a encontrar. Un clásico de la repostería que es muy probable que hasta lo hayas hecho más de una vez. Pero en este caso, va a ser todavía mejor porque no necesitas tantas cosas.

Ingredientes:

4 Huevos

120 gr de harina de trigo de uso normal

120 gr azúcar

Preparación:

Encender el horno a 180ºC. Mientras, en un bol amplio ponemos el azúcar. Separar las yemas de las claras de huevo y poner las primeras en el mismo bol que el azúcar. Las segundas en otro bol diferente.

Batir las claras hasta punto nieve firme. Serán unos 8 o 10 minutos dependiendo la batidora. Cuando se vea que se puede poner el bol boca abajo y las claras no se caen, ahí es cuando las claras ya están.

Por separado hay que batir las yemas con el azúcar hasta que blanqueen. Añadir la harina tamizada sobre la mezcla de yemas y azúcar. Y se incorpora, con ayuda de una espátula haciendo movimientos envolventes.

Puede que por el tamaño de las yemas de huevo, no siempre es la misma cantidad. Y acá se va a notar cuando se le agregue la harina. Es en estos casos se soluciona el problema añadiendo una cucharada de agua para poder integrar toda la harina hasta obtener una mezcla lisa.

Con una espátula juntar las claras a punto nieve con la mezcla. Hay que hacer este movimiento con la mayor suavidad posible para que se pierda el mínimo aire. Y este es uno de los puntos más importante porque el bizcochuelo no lleva ningún tipo de levadura. Entonces toda su esponjosidad va a depender del aire que quede en la masa una vez mezclado todo.

Si se quiere hacer una plancha de bizcocho, hay que extender la mezcla sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear y horneamos a 180ºC durante 8 minutos. Hay que pinchar con un palito de brocheta para chequear si está listo, sino dejar un poco más.

En cambio, si se quiere hacer un bizcochuelo convencional, forrar un molde de 22 centímetros de diámetro o uno rectangular de unos 30×12 centímetros con papel de horno. Luego se echa la masa y hay que ponerlo en el horno precalentado a 180ºC durante 30 minutos. Pasado este tiempo se hace lo mismo con el palito de brocheta.

Último paso es sacar del horno y esperar unos cinco minutos a que se enfríe. Luego desmoldarlo y dejarlo enfriar un poco más. Y ya está listo para disfrutar.

FUENTE: La cien