viernes 14 de agosto de 2020
Ocio | albóndigas | Recetas | Receta

Albóndigas de berenjena, una receta muy saludable

Preparar albóndigas de berenjena es realmente muy fácil y no se deja de lado ni el buen sabor ni la nutrición. Además, a pesar de ser una alternativa vegetariana, también la pueden disfrutar los carnívoros.

Dentro de las opciones vegetarianas y veganas, las albóndigas de berenjena son una de las recetas más sabrosas. Al cocinarlas, quedan crujientes por fuera y consistentes por dentro.

A continuación te compartiremos el paso a paso a continuación. Eso sí, recuerda que luego puedes realizar tus propias variantes, según tus preferencias.

¿Por qué hacer albóndigas de berenjena?

La siguiente receta de albóndigas tiene una sazón muy aromática, por lo que los amantes de las especias podrán disfrutarlas con gran agrado.

La berenjena brinda una base suave que podemos asimilar con mucha facilidad y que admite diversos ingredientes y especias. Así, podemos realizar las variaciones que deseemos y escoger cuál es el sabor que nos interesa destacar.

Como es un vegetal carnoso, con tan solo unas cuantas unidades podemos conseguir suficiente cantidad para elaborar un platillo. Y, según la sazón que le demos, conseguiremos que se parezca a la carne de nuestra preferencia (pollo, res, cerdo, etcétera).

A la hora de preparar las albóndigas y las hamburguesas, la salsa de soja y el comino son ingredientes que ayudan, en gran medida, a imitar el sabor de la carne.

Albóndigas de berenjena y espinacas

Ingredientes

  • Pan rallado.
  • 1 huevo mediano.
  • 1 cebolla pequeña.
  • 3 berenjenas grandes.
  • 1 rama de perejil picado.
  • 3 dientes de ajo fresco.
  • ⅓ taza de espinacas (10 g).
  • 3 cucharadas de pan rallado (45 g).
  • Condimentos: sal y pimienta negra.
  • Opcional: orégano en polvo.

Preparación

  • Precalentamos el horno a 200 ºC.
  • Pelamos y cortamos el ajo en trozos pequeños.
  • Cortamos la berenjena en cubos pequeños y luego, procedemos a triturarla, por partes, en la batidora. Debemos conseguir una especie de crema de berenjena.
  • Precalentamos una sartén, ligeramente engrasada con aceite de oliva, a fuego medio.
  • Aparte, cortamos la cebolla en trozos pequeños (tanto como podamos) y la llevamos a sofreír. Una vez se haga transparente, le añadimos un poco de pimienta y ajo.
  • Cuando se haya dorado el ajo, procedemos a añadir las espinacas y la crema de berenjena.
  • Salamos al gusto y dejamos que todo se sofría durante unos diez minutos, sin dejar de remover.
  • Una vez transcurridos los 10 minutos, retiramos la sartén del fuego y dejamos enfriar todo a temperatura ambiente.
  • Cascamos el huevo y lo batimos junto con el perejil. Luego, lo mezclamos la crema de berenjena con ayuda de la batidora de mano.
  • Tomamos un poco de la mezcla, formamos una bola con las manos y la pasamos por pan rallado antes de colocarla en la bandeja del horno. Deben estar listas en 20 minutos aproximadamente.
  • Una vez tengamos la cantidad de albóndigas de berenjena que deseamos, las llevamos al horno durante 10 o 15 minutos aproximadamente. También se pueden preparar fritas en una sartén.

FUENTE: Mejor con salud