Aire de Santa Fe Digital Aire de Santa Fe Digital

Incendio, el día después: trasladaron a Norma a casa de un familiar

La vecina, de 88 años, vive en el domicilio lindero al depósito que ardió en llamas este miércoles. Pasó la noche sin luz, agua e incomunicada. La angustia, en primera persona. 

Este martes se produjo un incendio en un depósito que mantuvo en vilo a la ciudad. El hecho, ocurrió en inmediaciones de calle Domingo Silva, a metros de avenida Facundo Zuviría.

Los vecinos debieron abandonar sus hogares de manera inmediata alertados por los bomberos que socorrieron a apagar las incesantes llamas. En medio de un humo negro e intenso, quienes viven en la zona fueron poco a poco alejándose de allí.

Tan alto era el fuego y tan grande la nube de humo, que desde distintos puntos de la capital provincial llegaban reportes. Así, a través de videos y de fotos, amigos, vecinos y familiares, comenzaron a dar cuenta de lo que pasaba.

Leer más► Voraz incendio en un depósito

Pero quienes presenciaron el hecho dieron cuenta de lo peligroso y temeroso del hecho. Y sobre todo, para quienes con lo poco que tenían a su alcance, se fueron de sus casas sin saber cuándo volverán.

Es el caso de Norma, quien vive en el domicilio lindero al depósito siniestrado. La anciana, de 88 años, alcanzó a ser socorrida por una vecina. Dejó a su perra dentro, sin saber si sobreviviría. Luego, un vecino solidario, rescató al animal. Pero no todo terminó allí. Porque Norma debió volver a su hogar. Y ese mismo miércoles, desconsolada, se encontró que no podría habitarlo.

Es que el paso de las llamas y el calor posterior al incendio, hicieron que se quedara sin servicios en el domicilio. Además, sumado a eso, su techo y paredes presentaban importantes rajaduras. Por eso, apelando a la solidaridad de los vecinos, Norma sabía que no dormiría en la calle.

Leer más► Incendio en un depósito: con 89 años no puede volver a su casa

El día después

El móvil de Aire de Santa Fe volvió a la casa de Norma en horas de la mañana de este jueves. Recién comenzaba su día. Nos contó que había pasado la noche en su casa pero sin luz, agua ni servicio de teléfono. Entre lágrimas, dijo: “no quise dejar la casa sola ni abandonar mi mascota”.

Comentó que en las habitaciones de arriba existen importantes resquebrajaduras en techo y paredes. Mientras esperaba que alguien se haga presente para asistirla y darle respuestas, aguarda no seguir sufriendo las consecuencias del incendio en su hogar.

Desde la secretaría de Integración Social se acercaron a la vivienda a acompañar a Norma, luego de enterarse de su situación. El objetivo fue trasladar a la vecina a otra vivienda. “Cuando llegamos a su domicilio, Norma ni siquiera había desayunando”. Por eso, la acompañaron. Luego, personal del servicio de Emergencias 107  la medicaron.

Tras esto, desde la Dirección de Gestión de Riesgo del Municipio determinaron que la vecina debía abandonar su domicilio por peligro de derrumbe. “Necesita estar acompañada y contenida por los vecinos”. Minutos más tarde la trasladaron a casa de un familiar porque consideraron que no debía quedar sola.


El móvil desde el lugar►

El momento en que asistieron a Norma►