sábado 24 de octubre de 2020
Noticias de Argentina | hija | accidente |

Un hombre rezaba por su hijita enferma y un "milagro" se produjo con la cera de la vela

El padre había tomado una vela para orar por su pequeña que estaba al borde de la muerte y, contó, de manera inesperada un ángel se formó en la cera.

Rezaba por su hija y la cera de la vela formó una figura similar a la de un ángel. La criatura de 1 año y 6 meses estaba internada y cuando su progenitor se levantó temprano para rezar vio cómo se formaba el "ángel" en la vela. Sergio Schiany es un hombre que perdió a su hija, Priscila, de 1 año y 6 meses hace algunos días. La pequeña sufrió un fuerte golpe en la cabeza a causa de un accidente y debió ser internada. Su padre, conserva hoy "un ángel" de cera para recordarla, una pequeña escultura que se formó cuando ella estaba a horas de fallecer.

Priscila había quedado al borde de la muerte tras sufrir un accidente frente a su casa en la Villa Alcira, localidad de Albardón, en la provincia de San Juan. Su padre, Sergio Schiany y quien también estuvo involucrado en el accidente, decidió rezar por la vida de su pequeña y en medio de la oración descubrió que (de forma inexplicable), un ángel se había formado con la cera de la vela con la que oraba.

Inicialmente familiares aseguraron que el progenitor había atropellado a la nena sin querer, cuando fue a llevar la torta de cumpleaños de su mujer en la camioneta de su patrón. Según versiones, la menor salió corriendo detrás de su madre, el hombre sin darse cuenta puso en primera el vehículo y ahí habría ocurrido la tragedia. “Ninguno de los dos la vio”, había relatado Silvia Díaz, abuela de la niña, al Diario de Cuyo.

Sin embargo, el hombre aseguró que los hechos, registrados en la tarde del domingo 16 de agosto, no se presentaron de esa manera. “Yo no atropellé a mi hija. Ella se apoyó en el portón de atrás de la camioneta y cuando salí ella cayó de espalda al piso y se golpeó la cabecita”, aclaró.

En medio de la desesperación por el inesperado suceso, Sergio trasladó de inmediato a su bebé al hospital departamental, de donde la derivaron en ambulancia al Rawson. De acuerdo con el parte médico, la nena tenía un traumatismo de encéfalo grave, con herida cortante en su cuero cabelludo y politraumatismo.

Priscila fue operada de la cabeza horas después de haber llegado al sanatorio. A los días siguientes, el 1 de septiembre, fue cuando su papá, preocupado por la pequeña que aún seguía internada, se puso a orar por ella.

Cuándo y cómo se produjo el supuesto milagro

Según recoge el Diario de Cuyo, hacia las 5:30 de la mañana el hombre se levantó de su cama por un delirio y se fue al comedor a rezar. Sergio contó al medio que para alumbrarse encendió una vela. “Me puse a pedirle a Dios por Priscila. Abrí la Biblia y me puse a rezar por ella a la luz de la vela”, comenzó contando.

Luego, relató el padre, observó algo inexplicable. “En vez de caer la cera hacia abajo se deslizaba hacia el costado. En un momento se formó esa figura hasta que se cayó. Cuando lo vi en detenimiento me di cuenta que era un ángel, un pequeño angelito. Eso me marcó, fue como una señal, como que mi bebé ya era un angelito”, expresó.

Horas después del asombroso suceso la menor falleció. Ahora, su progenitor guarda la pequeña estructura de cera como un amuleto. “El angelito de Priscila. Lo conservo con mucho cuidado y con mucho amor, es una señal, es un mimo, es un detalle muy lindo de ese día”, afirmó.

Temas