menu
search
Internacionales Aeropuerto | Estados Unidos | avión

Savannah, el aeropuerto comercial que tiene ¡dos tumbas! en una de sus pistas

Sin qué miles de pasajeros lo sepan, las sepulturas de los Dotson, fallecidos a fines del siglo XIX, se encuentran en una de las pistas, ya que, en épocas de la Segunda Guerra Mundial, sus descendientes se negaron a trasladar sus restos a otro lugar.

La lápida de la tumba de Richard Dotson dice At rest (En reposo) y, a su lado, está la de su esposa Catherine, con la inscripción Gone home to rest (Me fui a casa a descansar).

Pero lo llamativo de ambas tumbas es que están en un lugar muy particular y, visto desde lo alto, cerca de una gigantesca cruz: la intersección de las pistas 01-19 y 10-28 del Aeropuerto Internacional de Savannah-Hilton Head, en Georgia, Estados Unidos.

Esta muy curiosa historia comenzó en la Segunda Guerra Mundial, cuando debieron realizarse obras de ampliación de las plataformas, hangares y las pistas del aeródromo (que en esa época pasó a llamarse Chatham Field) pero, los descendientes de Richard y Catherina –los agricultores en cuyos terrenos se llevaron adelante estos trabajos–, se negaron a que sus restos fueran trasladados a otro lugar.

LEER MÁS ► Cómo son y cómo operan los aviones cazadores de huracanes

Por eso, el Aeropuerto de Savannah, que actualmente recibe a miles de pasajeros durante todo el año, exhibe una característica absolutamente única –entre los más de 42.000 que se estima que hay en el mundo– desde hace más de ocho décadas: ¡las tumbas de los Dotson se encuentran en la pista 10-28!, que a diario es utilizada por decenas de vuelos, tanto de cabotaje como internacionales.

Savannah - Foto 1.jpg
Vista general desde el suroeste del Aeropuerto Internacional de Savannah-Hilton Head, en Georgia, Estados Unidos. El año pasado, gestionó en su conjunto 116.420 operaciones aéreas, con el tránsito de 3,5 millones de pasajeros y, también, el traslado de más de 6400 toneladas de carga, tanto con aerolíneas tradicionales, como low cost y regionales.

Vista general desde el suroeste del Aeropuerto Internacional de Savannah-Hilton Head, en Georgia, Estados Unidos. El año pasado, gestionó en su conjunto 116.420 operaciones aéreas, con el tránsito de 3,5 millones de pasajeros y, también, el traslado de más de 6400 toneladas de carga, tanto con aerolíneas tradicionales, como low cost y regionales.

Un caso único

Richard Dotson nació –presuntamente en Irlanda– el 21 de marzo de 1797 y, su esposa Catherine Smith, lo había hecho 35 días antes: el 14 de febrero del mismo año. Estuvieron casados durante cinco décadas y, la primera en fallecer, fue Catherine, el 23 de noviembre de 1877, a los 80 años.

Por su parte, Richard murió el 29 de marzo de 1884, a los 87 años, casi dos décadas antes del primer vuelo controlado de una máquina más pesada que el aire que los hermanos Wilbur y Orville Wright realizaron el 17 de diciembre de 1903 en Kitty Hawk, Carolina del Norte.

Ambos fueron sepultados en el cementerio familiar ubicado en una zona de bosques y tierras de cultivo, y que se componía aproximadamente de un centenar de tumbas, incluidas las de muchos esclavos.

LEER MÁS ►A 75 años de la tragedia de Il Grande Torino en Superga

En 1929, la aerolínea Eastern Air Express aterrizó en unos terrenos de Savannah como escala para su vuelo entre Nueva York y Miami y, a partir de 1932, las operaciones comenzaron a llevarse adelante con regularidad.

Savannah - Foto 2.jpg
Las tumbas de Catherine y Richard Dotson están en el margen norte de la pista 10-28 del Aeropuerto de Savannah. Cuando en la Segunda Guerra Mundial se ampliaron las instalaciones del aeródromo, reforzaron el área alrededor y se colocaron dos grandes losas de hormigón encima de las sepulturas, que quedaron integradas con el de la pista.

Las tumbas de Catherine y Richard Dotson están en el margen norte de la pista 10-28 del Aeropuerto de Savannah. Cuando en la Segunda Guerra Mundial se ampliaron las instalaciones del aeródromo, reforzaron el área alrededor y se colocaron dos grandes losas de hormigón encima de las sepulturas, que quedaron integradas con el de la pista.

A lo largo de su historia, Savannah la ciudad más antigua del estado de Georgia, que fue la primera capital del mismo, hasta que Atlanta ocupó su lugar, y que se encuentra a la vera del río homónimotuvo dos aeropuertos y, durante la Segunda Guerra Mundial, el Municipal-Hunter Field original se vio superado por el muy marcado incremento de los vuelos militares.

Por eso, algunos aviones civiles aterrizaban en los campos de golf locales e, incluso, en el Daffin Park (también conocido como Parkside Place), en el centro de la ciudad.

En 1942 y, con la necesidad de mantener separado el tráfico civil, el Cuerpo Aéreo del Ejército de los Estados Unidos resolvió ampliar las instalaciones, que pasaron a llamarse Chatham Field (o Hunter Army Airfield). Para ello, se realizó una negociación de arrendamiento entre la ciudad de Savannah y el gobierno federal, a través del Departamento de Guerra.

Una de las obras prioritarias fue la remodelación de las plataformas, hangares y extensión de la pista principal, la 10-28 (con orientación este-oeste), desde donde podrían operar los bombarderos pesados tetramotores Consolidated B-24 Liberator y los Boeing B-17 Flying Fortress, ya que también se instalaría una base de entrenamiento de tripulaciones de combate de estas aeronaves.

LEER MÁS ► El Barón Rojo, el amo del cielo que se convirtió en leyenda

Pero, todos estos trabajos, incluían gran parte de los añejos terrenos propiedad de los Dotson, y donde estaban enterrados Richard y Catherine.

Ya sea por respeto a los muertos, objeciones que pudieran surgir de la comunidad y hasta –cómo no– por miedo a lo sobrenatural, la regla general sobre los cementerios es no construir sobre ellos.

Savannah - Foto 3.jpg
En la actualidad, a las tumbas de Richard y Catherine Dotson en el Aeropuerto de Savannah se las pueden visualizar incluso desde satélites, y se ubican entre la calle de rodaje A (Alfa) y el punto de espera E1 (Eco 1), a casi 1750 metros de la cabecera 10, y a unos 1100 de la 28.

En la actualidad, a las tumbas de Richard y Catherine Dotson en el Aeropuerto de Savannah se las pueden visualizar incluso desde satélites, y se ubican entre la calle de rodaje A (Alfa) y el punto de espera E1 (Eco 1), a casi 1750 metros de la cabecera 10, y a unos 1100 de la 28.

Pero el país estaba en guerra

Como la ley federal estadounidense generalmente considera ilegal el traslado de restos si no se obtiene el permiso de los familiares más cercanos, hubo un obstáculo para llevar adelante las obras previstas.

Si bien los bisnietos de los Dotson fueron indemnizados a cambio de ceder estos terrenos, no estaban dispuestos a que sacaran a sus antepasados de unas tierras obtenidas mediante una concesión del rey de Inglaterra (inicialmente, Savannah fue la capital colonial británica de la provincia de Georgia), por más urgencia que hubiera en medio del conflicto bélico.

Creyendo que sus antepasados no habrían querido abandonar la tierra que trabajaron durante décadas, los descendientes de los Dotson insistieron en mantener a la matriarca y al patriarca en sus lugares de sepultura originales.

Savannah - Foto 4.jpg
En la lápida de Catherine Dotson, nacida el 14 de febrero de 1797, y que falleció el 23 de noviembre de 1877, a los 80 años, hay una inscripción que dice Gone home to rest (Me fui a casa a descansar).

En la lápida de Catherine Dotson, nacida el 14 de febrero de 1797, y que falleció el 23 de noviembre de 1877, a los 80 años, hay una inscripción que dice Gone home to rest (Me fui a casa a descansar).

Savannah - Foto 5.jpg
La inscripción de la lápida de Richard Dotson, quien nació –presuntamente en Irlanda– el 21 de marzo de 1797 y murió el 29 de marzo de 1884, a los 87 años nacida, dice At rest (En reposo). Su tumba y la de su esposa Catherine están sobre la pista 10-28 del Aeropuerto de Savannah.

La inscripción de la lápida de Richard Dotson, quien nació –presuntamente en Irlanda– el 21 de marzo de 1797 y murió el 29 de marzo de 1884, a los 87 años nacida, dice At rest (En reposo). Su tumba y la de su esposa Catherine están sobre la pista 10-28 del Aeropuerto de Savannah.

Para evitar ir a un juicio cuya resolución podría llevar años y, como necesitaban que el aeródromo estuviera operativo cuanto antes, los oficiales del Ejército pagaron la factura del traslado de la mayor parte de los restos de la familia al cementerio de Bonaventure ubicado sobre un acantilado del río Wilmington, al este de Savannah, pero dejando las tumbas de Catherine y Richard Dotson en su lugar: en el margen norte de la pista 10-28.

Para ello reforzaron el área alrededor y se colocaron dos grandes losas de hormigón encima de las tumbas, que quedaron integradas con el de la pista. En la actualidad, se las pueden visualizar incluso desde satélites, y se ubican entre la calle de rodaje A (Alfa) y el punto de espera E1 (Eco 1), a casi 1750 metros de la cabecera 10, y a unos 1100 de la 28.

Desde entonces, el personal que trabaja en esta aeroestación, tanto civil como militar, respetó este acuerdo y los deseos de la familia. En la actualidad, sus lápidas permanecen señalizadas en la pista más utilizada del Aeropuerto de Savannah y son las únicas marcadas en cualquiera de los de Estados Unidos. ¡Y del mundo!

Las tumbas están cerca del límite de la pista, por lo que los aviones no pasan sobre las mismas, pero, tanto los pilotos como los pasajeros, pueden verlas durante un despegue, aterrizaje, o en el rodaje.

LEER MÁS ► El día que un avión aterrizó en el helipuerto de un rascacielos a 211 metros de altura

Por su parte, las tumbas de Daniel Hueston (fallecido a los 25 años el 3 de marzo de 1857) y de John Dotson (nacido el 12 de diciembre de 1823, y que murió a los 34 años el 4 de marzo de 1857), familiares de Richard y Catherine, también permanecen en sus lugares originales, fuera de la pista, en el costado norte de la misma, sobre el césped.

Savannah - Foto 6.jpg
Las tumbas de Daniel Hueston y de John Dotson, familiares de Richard y Catherine, también permanecen en sus lugares originales de sepultura en el Aeropuerto de Savannah. Están fuera de la pista, en el costado norte de la misma, sobre el césped.

Las tumbas de Daniel Hueston y de John Dotson, familiares de Richard y Catherine, también permanecen en sus lugares originales de sepultura en el Aeropuerto de Savannah. Están fuera de la pista, en el costado norte de la misma, sobre el césped.

A la fecha, algunos pilotos le siguen preguntando a la torre de control si realmente eran tumbas las que acababan de pasar en la pista, mientras que otros, especialmente aquellos que no volaron antes a Savannah pero saben de esta historia–, solicitan operar por la pista 10-28 (donde están las sepulturas), solo para poder verlas.

Los familiares de los Dotson pueden visitarlas acompañadas por personal del aeropuerto, aunque no se les permite dejar flores ya que, después de todo, están en una pista donde se opera diariamente.

Incluso, el sitio web del aeropuerto (https://savannahairport.com) señala que estas tumbas son "las únicas en el mundo incrustadas en una pista activa de 9350 pies (2842 metros), y sirve a miles de operaciones de aviación general y comercial anualmente".

Savannah - Foto 7.jpg
La tumba de Daniel Hueston (fallecido a los 25 años el 3 de marzo de 1857), es una de las dos que se encuentran a la altura de las de Richard y Catherine, pero fuera de la pista 10-28 del Aeropuerto de Savannah, sobre el césped.

La tumba de Daniel Hueston (fallecido a los 25 años el 3 de marzo de 1857), es una de las dos que se encuentran a la altura de las de Richard y Catherine, pero fuera de la pista 10-28 del Aeropuerto de Savannah, sobre el césped.

Savannah - Foto 8.jpg
La sepultura de John Dotson (nacido el 12 de diciembre de 1823, y que murió a los 34 años el 4 de marzo de 1857), familiar de Richard y Catherine, también permanece en su lugar original, fuera de la pista 10-28, en el costado norte de la misma.

La sepultura de John Dotson (nacido el 12 de diciembre de 1823, y que murió a los 34 años el 4 de marzo de 1857), familiar de Richard y Catherine, también permanece en su lugar original, fuera de la pista 10-28, en el costado norte de la misma.

El Aeropuerto de Savannah, hoy

Una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial, el aeródromo de Chatham Field se convirtió en el de Travis Field y, en 1948, el Cuerpo Aéreo del Ejército le cedió el aeropuerto a la Guardia Nacional Aérea de Georgia.

A medida que el tráfico aéreo se incrementó progresivamente, en 1958 se construyó una nueva torre de control y una terminal de pasajeros y, en 1960, se completó el edificio.

Esta terminal operó durante más de tres décadas y, en 1994, se inauguraron las actuales instalaciones, con un costo de las obras que ascendió a los 21 millones de dólares (38,4 millones de la actualidad).

Desde 1983 se llamaba Aeropuerto Internacional de Savannah y, en 2003, se adoptó la actual denominación: Aeropuerto Internacional de Savannah-Hilton Head.

Hoy en día, el Savannah-Hilton Head International tiene dos pistas (la 10-28, de 2842 metros, con orientación general este-oeste, y la 01-19, de 2134, con orientación norte-sur) y es el principal aeropuerto del sureste de Georgia.

El año pasado, gestionó en su conjunto 116.420 operaciones aéreas, con el tránsito de 3,5 millones de pasajeros y, también, el traslado de más de 6400 toneladas de carga, tanto con aerolíneas tradicionales, como low cost y regionales.

LEER MÁS ► El día que dos hombres llegaron al techo del mundo y volvieron para contarlo

"De alguna manera, el hecho de que todavía (Richard y Catherine Dotson) estén allí descansando en paz dice algo sobre las personas que fueron cuidadoras de esta ciudad durante mucho tiempo", dijo Stan Deaton, historiador principal de la Sociedad Histórica de Georgia.

"Si esas personas pudieran levantarse de esas tumbas, quedarían desconcertadas por lo que verían a su alrededor", agregó.

Eso sí: los muchos pasajeros que todavía no saben que, lo que parece un arreglo en el concreto, en realidad son dos tumbas que se respetan y limpian cada vez que se hacen trabajos de mantenimiento en la pista 10-28, también.