miércoles 1 de abril de 2020
Internacionales | coronavirus | China | viral

El temor al coronavirus convirtió a Beijing en una ciudad desierta

La gente no se fía del nuevo virus y en su inmensa mayoría ha optado por el teletrabajo desde casa o la prolongación de las vacaciones antes que coincidir en cualquier lugar con otras personas que pudieran transmitir la infección.

En un restaurante de Beijing, un cartel asegura: “Este establecimiento ha sido desinfectado hoy”. Pero no hay ningún cliente a la vista: la epidemia del nuevo coronavirus siembra el pánico, y los chinos han abandonado las tiendas y lugares públicos.

04beijing.jpg
La gente no se fía del nuevo virus y en su inmensa mayoría ha optado por no salir de sus casas.

La gente no se fía del nuevo virus y en su inmensa mayoría ha optado por no salir de sus casas.

Los centros comerciales de la capital, habitualmente muy concurridos, están vacíos. Solo algunos vehículos se aventuran en las silenciosas avenidas, dándole a la megalópolis de más de 21 millones de habitantes un aire de ciudad fantasma, en plenas festividades del Año Nuevo lunar.

Leer más ► Google Maps desarrolló un mapa sobre los lugares donde ha llegado a expandirse el Coronavirus

Ante una epidemia de neumonía viral que se acelera, con cerca de 500 muertos y más de 20 mil pacientes contaminados, las autoridades alientan a la gente a quedarse encerrada en casa, y si salen, a portar una mascarilla.

03baijing.jpg
Con un vaso en el hocico, protegen a un perro del coronavirus.

Con un vaso en el hocico, protegen a un perro del coronavirus.

Calles desiertas en un gélido aire invernal, locales clausurados por todas partes y los muy pocos viandantes que se atreven a salir cubiertos con mascarillas -cuando no también con guantes de látex para evitar cualquier posible contagio- conforman un paisaje casi de amanecer posnuclear en la antigua capital imperial.

Leer más ► Coronavirus: 13 casos positivos en dos cruceros con 5.500 personas a bordo en Japón y Hong Kong

05beijing.jpg
Beijing desierta por el temor al coronavirus.

Beijing desierta por el temor al coronavirus.

La gente no se fía del nuevo virus y en su inmensa mayoría, siguiendo las recomendaciones del Gobierno, ha optado por el teletrabajo desde casa o la prolongación de las vacaciones antes que coincidir en cualquier lugar con otras personas que pudieran transmitir la infección.

Mirá el mapa interactivo del avance del coronavirus por el mundo

Embed