viernes 15 de enero de 2021
Internacionales | Papa Francisco | vacuna | Coronavirus

El Papa Francisco recibió la vacuna de Pfizer contra el coronavirus

El Papa Francisco, de 84 años, recibió la vacuna de Pfizer y BioNTech contra el coronavirus. En dos o tres semanas le aplicarán la segunda dosis.

Este miércoles, el Papa Francisco recibió la primera dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech contra el coronavirus. En dos semanas le aplicarán la segunda dosis.

La campaña de vacunación, a cargo de la Dirección de Sanidad e Higiene del Vaticano, comenzó este miércoles a la mañana, confirmó la Sala de Prensa, después de la llegada de las primeras dosis de las vacunas. El Pontífice, de 84 años, fue uno de los primeros en ser inoculado. Por un tema de privacidad, no hubo fotos.

Bergoglio había anunciado hace unos días, en una entrevista a un canal de televisión italiano, que esperaba vacunarse esta semana. "Creo que éticamente todos deben darse la vacuna, es una opción ética, porque vos te jugás la salud, la vida, pero también te jugás la vida de los demás. La semana que viene comenzaremos a hacerlo aquí, en el Vaticano y yo he reservado un turno. Hay que hacerlo", había dicho.

"Creo que éticamente todos deben darse la vacuna, es una opción ética, porque vos te jugás la salud, la vida, pero también te jugás la vida de los demás", había dicho previamente el Papa.

vacuna vaticano
La sala de vacunación instalada en el atrio de la sala Pablo VI del Vaticano.

La sala de vacunación instalada en el atrio de la sala Pablo VI del Vaticano.

Leer más: Francisco oficializó la apertura a la participación de las mujeres en la Iglesia

Las dosis son suministradas en el atrio del Aula Paulo VI por personal sanitario de la Dirección de Sanidad e Higiene. "La prioridad será dada al personal sanitario y de seguridad pública, a los ancianos y al personal más frecuentemente en contacto con el público", dijeron desde el Governatorato, el ente que administra el Vaticano.

El Papa cumplió 84 años el 17 de diciembre pasado y a los 21 sufrió una pulmonía grave por la que le extirparon un lóbulo del pulmón derecho, siempre se dio por sentado de que sería uno de los primeros en vacunarse en el Vaticano, también por una cuestión de dar el ejemplo, al ser una figura pública más que popular y respetada en todo el mundo.