martes 24 de noviembre de 2020
Educación | Alfabetización | proyecto | pandemia

Estudiantes de la UNL organizan un programa de alfabetización con la territorialidad como faro y guía

El proyecto fue gestado en conjunto entre la agrupación Ágora, del Centro de Estudiantes de la FHUC, y el Movimiento Popular La Dignidad. En medio de la pandemia y a la espera de poder volver a los barrios, capacitan a los voluntarios que participarán de los dispositivos de alfabetización.

La falta de herramientas de lectoescritura es una realidad que afecta a una parte importante de la población joven y adulta de la ciudad de Santa Fe, y es uno de los principales obstáculos a la hora de conseguir o generar oportunidades laborales. En un contexto en el que el desempleo en la capital santafesina supera el 20% (según publicó el Indec la semana pasada), la posibilidad de acceder a espacios alternativos de alfabetización se convierte en un paso fundamental para miles de santafesinos.

Como respuesta a esta realidad surge el Programa Alfabetizar, gestado en conjunto por integrantes de la agrupación Ágora, del Centro de Estudiantes de la FHUC-UNL, y el Movimiento Popular La Dignidad. Aire Digital dialogó con Gastón Restagno, estudiante de la carrera de Ciencia Políticas, militante de Ágora y uno de los impulsores del proyecto, quien relató cómo surgió la necesidad de construir esta iniciativa y cuáles son los objetivos que se proponen alcanzar.

"Hace varios años venimos en un proceso de discusión de los planes de estudio de la carrera, con una mirada crítica de la teoría política que estábamos estudiando que es predominantemente eurocéntrica. En ese proceso, reconocimos la necesidad de incorporar a nuestros planes de estudios la teoría política latinoamericana. Y para poder debatirla, se necesita tener en cuenta los problemas de América Latina. Es en ese punto donde surge la exigencia de articular las herramientas académicas que brinda la universidad con los movimientos populares, que desde hace décadas levantan las banderas de la educación popular", explicó Restagno al ser consultado por la génesis del proyecto.

Es en este punto donde cobra protagonismo el Movimiento Popular La Dignidad, con el que Ágora ya venía compartiendo algunos espacios. "El Movimiento Popular La Dignidad nace en la década de los '90, y siempre con los pies en el territorio", valoró el joven y destacó la participación fundamental de Florencia Álvarez, estudiante de Sociología, integrante del Movimiento y una de las autoras del diseño del programa.

"Por todo eso decidimos establecer el Programa Alfabetizar. Lo veníamos pensado hace bastante pero lo empezamos a concretar hace cuatro meses", precisó Restagno y definió a la iniciativa como un "proyecto político pedagógico destinado a la construcción de un dispositivo de alfabetización básica para jóvenes y adultos".

Embed
Ver esta publicación en Instagram

El (PA) está destinado a la construcción de dispositivos de ó ó á para jóvenes y adultxs de la ciudad de Santa Fe. Es un programa destinado a nuclear la población mayor de edad de la Ciudad de Santa Fe, en dos grupos destinatarios principales del programa: por un lado, aquellxs actorxs que necesiten acceder a herramientas de lecto-escritura y comprensión primaria, así como apoyo para concluir sus estudios primarios; y por otro, aquellxs actorxs que, queriendo compartir e intercambiar conocimientos, estén dispuestxs a acompañar, individual y grupalmente, trayectorias de educación básica. Desde el mismo, se está trabajando en el diseño y la implementación de dos proyectos componentes del programa: 1️⃣ El , despliega la realización de un relevamiento socio-educativo en la Ciudad, para actualizar la data censal sobre educación básica, trayectorias escolares y necesidades educativas de las poblaciones, así como conocer nuevas complejidades. 2️⃣ El , construye dispositivos alfabetizadores, en principio en la ciudad de Santa Fe, que articulen necesidades educativas de parte de las poblaciones relevadas, con emergentes sociales e intereses colectivos de las comunidades, en articulación con actorxs comprometidxs en el despliegue de este tipo de políticas educativas territoriales. @agoraunl @mpladignidadstafe . #transformacionsocial #apoyoescolar #alfabetizar #santafe

Una publicación compartida por Programa Alfabetizar (@palfabetizar) el

El programa tiene dos grupos de destinatarios: por un lado, las personas que necesitan recibir estas herramientas de lectoescritura y comprensión pedagógica y, por otro, las personas que desean compartir sus saberes y realizar un acompañamiento tanto individual como grupal a quienes están aprendiendo.

A su vez, la iniciativa tiene dos proyectos paralelos, que Restagno define como "los pilares fundamentales" del programa: el relevamiento barrial y la construcción de dispositivos de alfabetización.

Programa alfabetizar alfabetización 002.jpg
Gastón Restagno, uno de los impulsores del proyecto de alfabetización.

Gastón Restagno, uno de los impulsores del proyecto de alfabetización.

El relevamiento tiene por objetivo conocer las características de los barrios y sus habitantes, y busca medir no sólo la variable socioeducativa sino también indicadores de las condiciones de salud y de hábitat, tanto dentro de los hogares como del barrio completo. Para ello, los autores del proyecto están capacitando virtualmente desde hace dos meses y medio a 30 voluntarios que son quienes desarrollarán el trabajo de calle una vez que las condiciones epidemiológicas lo permitan. "Estábamos por empezar en barrio Santa Marta, pero los vecinos con los que estábamos articulando las acciones nos comentaron que aparecieron casos de coronavirus, y nos pidieron postergar el relevamiento para prevenir cualquier problema de salud, al menos por ahora", explicó Restagno.

La construcción de dispositivos de alfabetización y de apoyo escolar apunta a articular las necesidades de la población relevada con los voluntarios comprometidos con el despliegue de este tipo de políticas educativas territoriales. Mientras esperan el final de las medidas de aislamiento obligatorio por coronavirus, capacitan a través de talleres virtuales semanales a 40 voluntarios que llevarán adelante las intervenciones pedagógicas.

Programa alfabetizar alfabetización 009.jpg
Mientras esperan el final de las medidas de aislamiento obligatorio por coronavirus, capacitan a través de talleres virtuales semanales a los voluntarios que llevarán adelante las acciones de relevamiento y las intervenciones pedagógicas.

Mientras esperan el final de las medidas de aislamiento obligatorio por coronavirus, capacitan a través de talleres virtuales semanales a los voluntarios que llevarán adelante las acciones de relevamiento y las intervenciones pedagógicas.

Próximos destinos: barrio Jesuitas y barrio 29 de Abril II

Restagno contó que en las últimas semanas estuvieron en diálogo con vecinas de barrio Jesuitas, que les manifestaron la necesidad de llevar al barrio los dos proyectos que contempla en el programa. "Hay 18 mujeres que están organizadas y llevan adelante la mayoría de las tareas comunitarias: darle de comer a los pibes, organizar las cuadrillas de limpieza y mantener el predio deportivo, entre otras cosas. Unas 15 de estas mujeres no tienen herramientas de lectoescritura. Cuando todo esto pase y la situación nos permita empezar a desplegar los dispositivos de forma presencial, vamos a empezar a trabajar con ellas, que ya están organizadas y por lo tanto es más fácil llegar. Después del relevamiento, cuando sepamos cuántas personas saben leer y escribir y cuántas han terminado la escuela primaria, vamos a poder llevar para todo Jesuitas los talleres de alfabetización y apoyo escolar para jóvenes y adultos", adelantó.

Leer más ► Educación: el 86% de las familias valora el esfuerzo de los docentes durante la pandemia

En cuanto al barrio 29 de abril II, el entrevistado contó que ahí los vecinos "están sumamente preocupados porque no tienen ni siquiera los servicios básicos. Desde la EPE les piden un censo del barrio para poder diagramar los tendidos de cables necesarios. Tampoco tienen recolección de residuos el déficit habitacional y sanitario es general. La situación social es alarmante, pero a la vez hay organización: hay tres comedores que trabajan en conjunto y articulan con una escuela y con un centro de salud".

Frente a esa realidad, "la idea es llevar la herramienta del relevamiento y por otro lado articular con esa escuela para llevar adelante los talleres de alfabetización y de apoyo escolar. Esos son los dos barrios donde estamos más cerca de empezar a trabajar", apuntó el promotor de la iniciativa.

Leer más ► Sin internet, cuadernos ni horarios: así trabajan los docentes rurales del norte de Santa Fe durante la pandemia

Los autores del proyecto también se encuentran articulando con La Casita de Luján y Red Puentes, dos instituciones que trabajan con juventudes con consumos problemáticos y situación de calle. "Son poblaciones ya relevadas en la mayoría de los indicadores, por eso la idea es trabajar los talleres con quienes lo necesiten", agregó Restagno.

"Esta pandemia ha traído nuevas complejidades en el ámbito de la educación. La falta de inclusión tecnológica y de conectividad profundizan una brecha que no es nueva, pero que reflota todas las dificultades ya producidas anteriormente", reflexionó el entrevistado. Por eso, desde el Programa Alfabetizar apuestan a trabajar para modificar esa realidad que pone en desventaja a tantos jóvenes y aultos de la ciudad. "Estamos sujetos a los límites dinámicos que nos impone la pandemia. Pero ni bien tengamos el "ok" de los barrios y las instituciones, vamos a empezar a trabajar", concluyó Restagno, con el entusiasmo propio de quien cuenta los días y las horas que faltan para poner en marcha una iniciativa moldeada desde el compromiso y la solidaridad.

Dejá tu comentario