miércoles 1 de diciembre de 2021
Deportes Unión | Racing | Torneo de la Liga Profesional

Unión empató 1-1 con Racing por el Torneo de la Liga Profesional

Unión igualó 1-1 con Racing por el Torneo de la Liga Profesional, en un encuentro en el que el Tatengue fue dominador absoluto del juego, pero falló en la definición.

Leer más► Fernando Gago es el nuevo DT de Racing

Hacía tiempo que Unión no tenía un comienzo tan bueno de partido como el de este martes frente a Racing. El Tatengue, muy agresivo y decidido, propuso un juego ofensivo, directo, que encerró a la Academia en su propio campo.

union racing torneo liga profesional
Presionando en todos los sectores del campo, Unión no dejaba jugar a Racing con la pelota y fue el protagonista exclusivo del partido en los primeros minutos de juego.

Presionando en todos los sectores del campo, Unión no dejaba jugar a Racing con la pelota y fue el protagonista exclusivo del partido en los primeros minutos de juego.

Desde temprano, los de Gustavo Munúa comenzaron a generar ocasiones de gol por todos los sectores. De no ser por cierres in extremis de los defensores académicos, Unión se hubiese puesto en ventaja antes de que se cumplan los diez minutos de juego.

Una pelota que fue rechazada sobre la línea y dos definiciones que no llevaban destino de arco fueron los primeros avisos de Rojiblanco. Estas llegadas del Tate preocuparon a Claudio Úbeda –quien dirige por última vez para dejarle su lugar a Fernando Gago-, pero las respuestas se las podía ofrecer el equipo dentro del campo, no en el banco. Unión estaba superando física y mentalmente a su adversario.

Hasta el momento, el partido de Unión era casi perfecto. Porque le faltaba lo más importante en el fútbol: marcar goles. Si el Tatengue lograba traducir todo ese dominio en tantos, la producción de este martes sería el mejor partido del equipo santafesino después de mucho tiempo de irregularidad.

union racing torneo liga profesional
Lisandro López y Enzo Roldán disputan la posesión de la pelota.

Lisandro López y Enzo Roldán disputan la posesión de la pelota.

Los puntos fuertes del equipo de Munúa estaban por los costados, sobre todo, por el costado derecho. El tándem entre Federico Vera e Imanol Machuca ganaban todos los duelos a sus marcadores y le otorgaban profundidad al equipo.

Para el entretiempo, el 0-0 todavía estaría fijo en el marcador. Pero la actuación de Unión hasta el momento había sido digna de un equipo protagonista del torneo. Jugando así, el Tatengue conseguiría más puntos de los que perdería. El objetivo era sostener este rendimiento hasta el final del partido.

Segundo tiempo:

En el complemento, Unión sostuvo su ritmo y siguió sosteniendo el rendimiento que lo ponía por encima de Racing, más allá de que no estaba ganando.

El equipo de Gustavo Munúa hacía todo bien. La presión que ejercía surtía efecto, la circulación de la pelota era rápida y precisa, generaba ocasiones de gol, pero no las estaba concretando. A pesar de que varias de las cosas que hacía Unión estaban bien ejecutadas, fallaba en la más importante, lo que dejaba a Racing con las mismas posibilidades de hacerse de los tres puntos si lograba marcar en alguna jugada aislada.

Finalmente, el 1-0 llegaría para el equipo que más méritos había hecho para quedarse con todos los puntos. Tras una serie de malos rechazos del área, Franco Calderón –que ya había anotado ante Sarmiento de Junín- tomó la pelota en el punto penal y, de media vuelta, fusiló a Gabriel Arias para poner en ventaja a Unión.

union racing torneo liga profesional
Franco Calderón definió de media vuelta y puso el 1-0 en el partido.

Franco Calderón definió de media vuelta y puso el 1-0 en el partido.

La alegría rojiblanca no duraría mucho. En medio de la algarabía que bajaba desde las tribunas del 15 de Abril, Enzo Copetti capitalizó un centro desde la izquierda y definió en total soledad para poner el 1-1. El gol de la visita fue un baldazo de agua para Unión que no entendía cómo el delantero había aparecido tan solo por el medio del área, en un partido que le había pertenecido en todo momento al local. Aún quedaba tiempo para que cualquiera pueda ganarlo.

Todo lo bueno hecho en 80 minutos de juego se cayó sobre el final. Todas las dudas de partidos anteriores aparecieron sobre el final del juego y el palo salvó al Tatengue de quedarse con las manos vacías en un partido en el que hizo méritos para llevarse todo.

Finalmente fue 1-1, con sabor a poco para el local por el nivel mostrado durante gran parte del juego. El punto deja disconforme a Unión, pero con grandes ilusiones de cara al futuro. Si Munúa es capaz de hacer jugar al equipo como este martes, el Tatengue cosechará más puntos de los que pierda.