lunes 17 de mayo de 2021
Deportes Independiente | Copa Sudamericana | Aeropuerto

Dos jugadores de Independiente discutieron con la Policía de Brasil y se demora el regreso del equipo

Dos jugadores de Independiente, que este martes no podrán jugar por Copa Sudamericana ante Bahía, discutieron con la Policía de Brasil por malos tratos y fueron apartados del resto del grupo.

Los futbolistas de Independiente, Juan Manuel Insaurralde y Adrián Arregui, discutieron con la policía brasileña, fueron apartados del grupo y se demoró el regreso de la delegación que no pudo ingresar a Salvador de Bahía para el partido de esta noche por la Copa Sudamericana.

Leer más► Varados, sin comida ni agua, Independiente juega este martes por la Sudamericana

https://twitter.com/Independiente/status/1389451457347440640

Los once integrantes de la delegación que están varados desde anoche en el aeropuerto de Salvador de Bahía fueron increpados por la policía mientras aguardaban el embarque del vuelo chárter y luego de una tensa discusión fueron demorados Insaurralde y Arregui.

Según el relato del dirigente Walter Lusnig, la policía intentó, de manera "agresiva", desalojar de un sector del aeropuerto al grupo de argentinos que no pudo ingresar al país e incluso llegaron a amenazar con sacar armas eléctricas.

Esto provocó la reacción de Insaurralde y Arregui, quienes luego de discutir con los agentes fueron trasladados a una oficina anexa al sector donde estaban sus compañeros.

La discusión generó una demora en el vuelo de regreso a Buenos Aires que estaba programado para las 12. "Estamos esperando, primero era a las 12, después a las 13 y ahora no sabemos", contó Lusnig en declaraciones a radio La Red.

Leer más► Jugadores del Barcelona comieron en la casa de Messi y serían sancionados

Son ocho jugadores, el entrenador interino Pedro Monzón, Lusnig y el jefe de prensa los que esperan embarcar el vuelo que los traerá de nuevo al país.

El resto del plantel jugará desde las 19.15 contra Bahia por la tercera fecha de la Copa Sudamericana.