miércoles 5 de agosto de 2020
bancos | estafas | Coronavirus

Crece el uso de tarjetas y también los riesgos de ser estafados: cinco recomendaciones para tener en cuenta

Un especialista en seguridad informática brinda consejos para evitar estafas en el uso de tarjetas y cajeros automáticos. Con el cierre de los bancos, millones de argentinos comenzaron a utilizar por primera vez los medios electrónicos.

Primero, los bancos cerrados. Luego, trabajando de manera selectiva y a través de turnos asignados. Lo cierto es que la cuarentena por coronavirus trajo consecuencias de las más diversas. Entre ellas, la extensión del uso de tarjetas de débito o de crédito ante la imposibilidad de acceder al efectivo mediante las ventanillas de las entidades financieras.

Incluso millones de jubilados -la Ansés reconoció que apenas el 30% de ellos usaba tarjetas antes del coronavirus- se vieron obligados a acudir al plástico y a los cajeros automáticos. Y como los delincuentes están siempre atentos a las circunstancias, es el momento propicio para repasar una serie de recomendaciones para evitar posibles estafas.

Leer más►Sólo el 30% de los jubilados utiliza tarjetas

El especialista en Seguridad Informática, Maximiliano Macedo, advirtió en el programa Creo, que conduce José Curiotto en Aire de Santa Fe, que en momentos como estos pueden incrementarse los casos de personas engañadas.

Estas son algunas de las recomendaciones para tener en cuenta.

- Nunca pierdas de vista tu tarjeta. No importa en el lugar donde la utilices, que la operación se realice en tu presencia. Con una simple foto obtenida con el celular, pueden tener el número de tu tarjeta y el código de seguridad. Y con esos datos, alcanza para realizar compras electrónicas.

- Nunca borrar los mails sospechosos. Mediante el engaño conocido como phishing (la pesca de datos), los delincuentes cibernéticos te pueden enviar mails simulando ser un mensaje de tu banco o de tu tarjeta y solicitándote información sobre tus cuentas. Incluso, en esos mails pueden aparecer teléfonos de contactos falsos y vos, creyendo que hablás con tu banco, terminás llamando al delincuente. Por eso es importante saber que nadie debe solicitarse información confidencial, como datos personales o claves.

Al guardar estos mails, resultan de suma utilidad para presentar ante las entidades como prueba de la estafa.

cajero automatico - foto generica.jpg
Millones de argentinos están aprendiendo por estos días a utilizar los cajeros automáticos porque los bancos estuvieron cerrados. Ellos son potenciales víctimas de los delincuentes.

Millones de argentinos están aprendiendo por estos días a utilizar los cajeros automáticos porque los bancos estuvieron cerrados. Ellos son potenciales víctimas de los delincuentes.

- No creas en súper ofertas, ni en todo lo que te prometen. Este tipo de trampas se multiplican sobre todo en redes sociales y te envían a sitios de dudosa preferencia y a "carritos" de compras que son falsos. La gente compra y los productos nunca llegan. Y como suelen ser estafas por bajos montos, las víctimas no realizan la denuncia hasta que pasan varios meses, cuando es tarde para reparar la pérdida.

- Denunciar rápidamente las estafas. Resulta crucial reaccionar cuanto antes. Para esto es importante controlar el estado de las cuentas bancarias mediante Home Banking y descubrir gastos que nunca realizaste. El llamado a las instituciones oficiales debe ser inmediato y en general los bancos o las tarjetas reaccionas y terminan devolviendo a la víctima el dinero gastado de manera irregular.

- Para esto resulta útil estar suscripto al sistema de alertas para recibir notificaciones al mail o al celular cada vez que se utiliza tu tarjeta o cuando hay movimientos en tu cuenta bancaria. Consultá cómo adherirte a este servicio mediante el 0800 de tu tarjeta o de tu entidad bancaria.

Leer más►La verdadera Argentina aflora con el coronavirus

El viernes 3 de abril, cuando el gobierno adoptó la desafortunada decisión de convocar a los bancos a jubilados, desempleados y beneficiarios de asignaciones sociales, quedó de manifiesto que millones de argentinos no utilizan los medios electrónicos para obtener dinero, sino que desde siempre se acostumbraron a manejar dinero en efectivo.

Frente a esta situación, confluyen dos factores potencialmente peligrosos. Por un lado, más gente comenzó a utilizar sus tarjetas a partir de la cuarentena por coronavirus. Pero, además, muchas de estas personas son inexpertas en la utilización de estos medios electrónicos de pago, por lo que pueden convertirse en víctimas de los estafadores con facilidad.

Una última recomendación: advertirles a los jubilados que jamás pidan ayuda a desconocidos para operar en cajeros automáticos, lo que suele ocurrir con frecuencia.

Escuchá la entrevista con Maximiliano Macedo, experto en Seguridad Informática.

Embed

Dejá tu comentario