domingo 25 de octubre de 2020
Ciencia | Saocom | Argentina | SpaceX

Saocom 1B: Eliana, la santafesina que participó en la construcción del satélite

Eliana Sánchez es ingeniera mecánica recibida en la Universidad Tecnológica Nacional en 2015. Tras terminar su maestría en Tecnología Satelital, empezó a trabajar en la empresa encargada de armar la antena del SAOCOM 1B. Por Aire de Santa Fe, la profesional habló sobre su participación y sus sensaciones apenas el satélite argentino despegó exitosamente.

"Three, two, one... Hola, Aryentina", se le escuchó decir a la voz norteamericana de la transmisión apenas el satélite argentino SAOCOM 1B comenzaba a abrirse paso entre las nubes tras el despegue exitoso este domingo desde Cabo Cañaveral, el principal centro de las actividades espaciales de los Estados Unidos.

Bien puntual, a las 20:18, el satélite argentino empezaba a desandar su camino hacia la órbita terrestre, y esas palabras, un poco en inglés y otro poco en castellano, invadieron de emoción a todos los argentinos que siguieron de cerca el lanzamiento por la TV pública y otras plataformas digitales.

Leer más ► Así fue el exitoso lanzamiento del satélite argentino Saocom 1B a la órbita terrestre

Embed

Y si la emoción fue grande para los argentinos, lo fue aún más para los santafesinos al descubrir que una ingeniera mecánica de la capital provincial recibida en la UTN trabajó en el armado del SAOCOM 1B. Ella es Eliana Sánchez, una santafesina que se recibió en 2015 y obtuvo una beca para su maestría en Tecnología Satelital en la CONAE (Comisión Nacional de Actividades Espaciales).

"Cuando la terminé me pude insertar laboralmente en la empresa que estaba trabajando en la antena del SAOCOM 1B", dijo la especialista de 31 años en diálogo con Aire de Santa Fe, sobre el laboratorio en que el trabajaron aproximadamente 80 profesionales durante muchísimos años desde los primeros diseños.

En una charla con "Dale, tomá Aire", Eliana contó en qué consistió su participación en la construcción del satélite y sus sensaciones al ver parte de su trabajo surcar los cielos. "Es un proyecto para todos los argentinos así que hay que estar contentos", señaló. Ahora que el SAOCOM orbita a 620 kilómetros de altura, la próxima meta de esta santafesina es terminar su doctorado en Ingeniería con mención en Mecánica Computacional y, seguramente, formar parte de más momentos trascendentales para la ciencia nacional.

Embed

¿Qué hará el Saocom 1B?

Según explicó Álvaro Soldano, el subgerente de Aplicaciones y Productos de Observación de la Tierra de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales, a Aire de Santa Fe, la función del satélite y explicó los beneficios para un país como Argentina. "Ahora tenemos dos satélites que operan con radar, iluminando con una señal el territorio y generando así una imagen. Es un gran avance tecnológico, es como pasar de tener una cámara óptica a una con rayos X, es decir, estos satélites miran mucho más que los ópticos: ven más allá del suelo para medir la humedad, atraviesan las nubes, miran de noche, debajo de un incendio o incluso el interior de un volcán", dijo Soldano.

Leer más ► De los SAC a los Saocom: los lanzamientos satelitales de Argentina

Estos satélites miran mucho más que los ópticos: ven más allá del suelo para medir la humedad, atraviesan las nubes, miran de noche, debajo de un incendio o incluso el interior de un volcán.

¿Y cómo impacta esto en Argentina? Mucho. Esta tecnología favorecerá a los productores agropecuarios y por ende, a la economía del país. "Habrá información nueva sobre lo que es la producción agropecuaria, ya que va a aportar información novedosa. Semanalmente vamos a poder tener un conocimiento píxel a píxel de la humedad del suelo para la producción agropecuaria. El uso de esta información satelital les va a dar datos que hasta ahora no tuvieron", explicó el especialista.

¿Cómo es el Saocom 1B?

Es un satélite de los grandes. Pesa 3 toneladas, tiene plataforma y paneles solares que dan energía. Además, cuenta con una antena de radar de 32 metros cuadrados. "Son varias antenas que trabajan en forma coordinada y generan esta gran antena", contó el ingeniero.

"La antena emite ondas de una longitud de onda mucho más grande que la luz solar. Nuestros ojos no la ven pero hacen que tengan cierta penetración en el suelo. Penetran los cultivos, los bosques y ven la humedad del suelo todo el tiempo", dijo.

SAOCOM 1B.
El equipo del LIE en el Laboratorio de Medición de Antenas (LaMA), con la antena radar SAR Saocom1B.

El equipo del LIE en el Laboratorio de Medición de Antenas (LaMA), con la antena radar SAR Saocom1B.

"El píxel tiene una resolución espacial de 150 metros, son imágenes de muchos kilómetros de tamaño, van a poder ver en un instante la situación de todo su campo", reveló el especialista.

Una vez que SpaceX lanzó el Saocom 1B en el Falcon 9, el centro de control de misiones ubicado en Córdoba tomó el control de la misión. El Centro Espacial Teófilo Tabanera "tiene laboratorios específicos y antenas que se comunican con el satélite a través de sistemas que hay en la tierra", explicó Soldano.

Es la primera vez que Argentina va a tener una constelación de satélites con una tecnología de punta a nivel internacional.

A principios del 2019, Argentina inauguró una nueva estación terrena en Tierra del Fuego, la más austral del planeta aparte de las de la Antártida. "Gracias a esto podemos ver más veces al satélite y estar más comunicados. Además, tenemos acuerdos con otras agencias del mundo para seguirlos por todo el planeta", reveló el científico.

Argentina dio un enorme salto tecnológico con este segundo lanzamiento del Saocom. El Saocom 1B orbita a 620 kilómetros de la tierra, a 27 mil kilómetros por hora, de polo a polo.