martes 17 de mayo de 2022
Ciencia Agujero negro | agujeros negros | Vía Láctea

Nunca antes habíamos visto al agujero negro supermasivo de la Vía Láctea, hasta ahora

Alrededor de un agujero negro supermasivo ubicado en el centro de la Vía Láctea están las estrellas, los planetas y nosotros... Por primera vez, la humanidad pudo ver este jueves 12 de mayo a este monstruo gravitatorio. Hasta entonces, era un objeto teórico. La foto abre una nueva gama de estudios sobre este misterioso fenómeno que invade todo el Universo.

Según la astronomía, en el centro de cada galaxia tiene que haber un agujero negro que haga que todo se agrupe alrededor. Nuestra galaxia, la Vía Láctea, no podía ser la excepción. Los científicos tenían ya en el 2019 una foto de un agujero negro real, pero faltaba lo mejor: poder tomarle una foto al agujero negro de esta galaxia, la que mantiene agrupada -entre otros elementos- al Sistema Solar, con la Tierra y nosotros...

Leer más ► Qué son los agujeros negros y qué se ve en la foto que confirmó su existencia

La espectacular noticia llegó este jueves 12 de mayo del 2022. El Telescopio de Horizonte de Eventos (EHT) comunicó que finalmente habían sido capaces de fotografiar al agujero negro supermasivo de la Vía Láctea, llamado Sagitario A* (estrella). Como indica su nombre, el agujero negro supermasivo está ubicado en la región de la constelación de Sagitario, cerca de la estrella Alfa, a 27 mil años luz de distancia de la Tierra.

AgujeroNegroViaLActea.jpg
Así es Sagitario A*.

Así es Sagitario A*.

"Este objeto supermasivo ya se conocía desde 1970 debido al estudio por 30 años de los objetos cercanos a esta región", contó a AIRE la astrónoma del Observatorio Astronómico de Córdoba (OAC), Leticia Ferrero. Hasta el momento, los investigadores " inferían en que tenía que haber un objeto muy masivo en el centro de la galaxia, un agujero negro supermasivo, que les diera el movimiento y las características que se observaban en las imágenes", dijo la experta.

"Pero para poder observar este objeto de manera directa, dado la distancia a la que está, es necesario utilizar longitudes de onda largas, como las del radio, que pueden penetrar todo ese polvo y gas que hay en el centro de la galaxia", explicó Ferrero. Para los astrónomos no fue un trabajo fácil. "Se necesitaron 25 años de desarrollo tecnológico, computacional y científico para poder llegar a tener la capacidad de resolución necesaria para poder observarlo", contó la cordobesa.

¿Qué resultados obtuvieron? Se detectó "un agujero negro supermasivo de cuatro millones de veces la masa del Sol", reveló Ferrero y dijo que el tamaño del anillo brillante que se ve es el mismo de la órbita de Mercurio.

mirando al cielo01
Alrededor del agujero negro supermasivo de la Vía Láctea, están las estrellas, los planetas y nosotros...

Alrededor del agujero negro supermasivo de la Vía Láctea, están las estrellas, los planetas y nosotros...

"Si lo comparamos con el primero que se dio a conocer en el 2019, llamado M87, es un agujero negro de menor masa, pero la importancia es de haber podido observar nuestro propio agujero negro supermasivo, en el centro de la galaxia y medir todos estos parámetros que, utilizando la Teoría de la Relatividad General de Einstein formulada en 1915, están coincidiendo con los datos observacionales", explicó. "Es una nueva reafirmación de esta teoría, que tuvo que esperar muchos años al desarrollo tecnológico para poder solventarse con las observaciones directas", dijo Ferrero.

"Otro descubrimiento que hicieron de este objeto es que, además de que está rotando, su eje de rotación está de frente a nosotros. En general, uno piensa que la rotación de estos agujeros negros serían perpendicular al disco, donde estamos nosotros en el Sistema Solar, pero en realidad está de frente a nosotros", contó la experta.

"Esto también fue interesante en los resultados que dieron y abre toda una gama de estudios que se tendrán en el futuro para poder conocer mucho mejor estos objetos tan interesantes en la astronomía y de los cuales se sabe poco", dijo.