viernes 28 de enero de 2022
Ciencia Cometa | Tierra | Venus

El paso del cometa Leonard "puede ser un espectáculo único" para los observadores

Los cometas son restos de la formación del Sistema Solar, una oportunidad única para ver a las rocas que quedaron del momento de la creación de la zona del Universo en donde hoy está situada la Tierra. Este año, desde el hemisferio sur podrá verse al cometa Leonard, el más brillante del cielo. Qué dicen los astrónomos.

Los aficionados de la observación del cielo esperan con ansias el mes de diciembre para poder ver al cometa Leonard. Se trata de un cometa "muy escurridizo, al que no le podremos seguir su evolución, ya que se mantendrá invisible durante muchos meses dentro de la claridad del día producida por la luz solar", según afirmó el astrónomo divulgador rosarino, Víctor Buso, a Aire Digital.

Cada vez que una de estas rocas misteriosas, que llegan desde los confines del Sistema Solar, se aproximan a la Tierra, hay expectativa sobre si podrán verse a simple vista y con gran brillo. Esta vez, prevén que sea posible en diciembre, ya que el cometa Leonard surgirá por el horizonte Oeste al anochecer, cuando se sitúe muy cercano al planeta Venus, el 17 de ese mes. Será a las 21.30 horas. Para entonces, la Luna, Venus y el cometa Leonard serán los tres objetos más cercanos a la Tierra en el espacio. Venus estará a 48.8 millones de kilómetros y Leonard (que se verá a la izquierda), a 48.6 millones de kilómetros.

Sin título-1.jpg
Datos sobre las posiciones del cometa Leonard, Venus y la Tierra.

Datos sobre las posiciones del cometa Leonard, Venus y la Tierra.

"En esos días el cometa Leonard y Venus estarán a la misma distancia a nuestro planeta, por eso tenemos mucha esperanza en verlo brillar más de lo que anuncian los pronósticos", sostuvo Buso.

Leer más ► Cometas, "asteroides peligrosos" y meteoritos: ¿Qué revelan estas inquietantes rocas que se acercan a la Tierra?

Esto dependerá mucho del cometa, si tiene materiales brillantes o fluorescentes. "Si el cometa llega a expandir el polvillo que desparrama por el espacio, tiene que ser un espectáculo hermoso", afirmó.

cometa lemmon.jpg
Recorte de la imagen registrada por José Luis Sánchez del cometa Lemmon desde Rosario.

Recorte de la imagen registrada por José Luis Sánchez del cometa Lemmon desde Rosario.

La llegada del cometa Leonard le recuerda a los astrónomos cuando el cometa Halley se acercó a Venus en 1810, dejando una espectacular imagen en el cielo para la historia. "No va a ser así tal cual, porque el Halley atravesaba con toda la cola el cielo, pero va a ser hermoso", dijo el rosarino. Pero Leonard puede "darnos una terrible sorpresa", afirmó con entusiasmo.

El cometa Leonard, catalogado como C / 2021 A1, fue descubierto por el astrónomo Gregory J. Leonard el pasado 3 de enero en el Observatorio Mount Lemmon, en Arizona (Estados Unidos).

Qué es un cometa

El origen de los cometas es asombroso. Como cada una de las cosas que existen en la Tierra, nada hubiera sido posible sin la actividad de alguna estrella y sin la formación de un maravilloso Sistema Solar.

Ya lo dijo Carl Sagan, "somos polvo de estrellas". En ellas, está la clave de la vida y de todo lo que surgió después de las primeras fusiones en su núcleo. El caso de los cometas no es la excepción. Aunque nacieron de las estrellas, son las que a la vez terminarán acabando con ellos.

"Los cometas son restos de la formación de nuestro Sistema Solar, que nació de una nebulosa de gas y polvo que provenía a su vez de la muerte de una estrella mucho más grande que nuestro Sol. Esa estrella explotó en forma de Supernova y formó una nebulosa", comenzó explicando a Aire Digital el astrónomo español Ángel Molina, secretario de la Agrupación Astronómica de San Fernando (Cádiz), que tiene cientos de rocas del espacio.

rama caida.jpg
El cometa Neowise visto desde Argentina, por Jaime García, desde Rama Caída, Mendoza.

El cometa Neowise visto desde Argentina, por Jaime García, desde Rama Caída, Mendoza.

"En esa nebulosa se encontraban todos los elementos que hoy se encuentran en el Sistema Solar, sobre todo la materia prima del Universo que es el hidrógeno. En el centro se empezaron a aglutinar primero átomos y, al final, el protosol. En el momento que arrancaron las reacciones nucleares del Sol, el Sol se encendió y empezó a emitir radiación. Empezó a emitir calor", explicó.

Leer más ► Pequeña, oscura y con un destino caótico: cómo es la nueva Luna que atrapó la gravedad de la Tierra

Y reveló más. "Lejos del centro en la nebulosa, la temperatura era mucho más baja porque no llegaba la radiación del Sol, al igual que hoy sigue sin llegar. Entonces esos gases que formaban la nebulosa se empezaron a congelar. Al congelarse, empezaron a formar asteroides de hielo de hidrógeno, metano y todos los gases que habían en esa nebulosa", detalló el experto.

Desde entonces, esos asteroides de hielo fueron atraídos por la gravedad del Sol y comenzaron a orbitar al igual que todos los cuerpos del Sistema Solar. "Algunos de ellos de vez en cuando chocan y se desvían de su órbita. Se suelen encontrar en el Cinturón de Kuiper o en la Nube de Oort, es decir, en los confines del Sistema Solar, donde la luz del Sol ya no llega. Estamos hablando de distancias cercanas al año luz", contó Molina.

Así que la oportunidad de ver un cometa es la oportunidad de ver lejos en la historia de la formación del Universo y, en consecuencia, de la Tierra. ¡A estar atentos!