viernes 23 de abril de 2021
Arquitectura | construcción | arquitectura |

Albañiles: los olvidados de un sector que genera millones pero descuida a sus trabajadores esenciales

Tres historias que revelan las carencias y dificultades de uno de los oficios más antiguos de la humanidad.

Es uno de los trabajos más importantes y a la vez menos valorado, un oficio de herencia familiar o al que se llega por necesidad económica, la mayoría aprende mirando o directamente haciendo, y muy pocos logran una estabilidad económica a pesar de trabajar durante toda la vida. Las historias se multiplican a lo largo y ancho del país, y cada una de ellas muestra algunas de las dificultades a las que se enfrentan los obreros de la construcción.

Mario “Pony” Mansilla trabaja como albañil en Buenos Aires y recuerda sus inicios en su ciudad natal La Banda (Santiago del Estero) con algo de melancolía. "Mi historia es simple como la de muchos obreros; todo empezó a los 11 años, un 6 de marzo del 81' cuando falté al colegio por no tener un par de zapatillas; tenía unas Flecha con puntera color azul, se me había cortado la tela de alrededor y mi madre no podía comprarme ni unas alpargatas, fue entonces que tomé la decisión de trabajar. Fui hasta la casa de un señor que trabajaba en la construcción, le pedí que me ocupara y sin dudarlo me dijo que sí. Yo vengo de una familia muy pobre, pero me criaron con humildad y valores, hoy con 50 años puedo decir que el trabajo con esmero dignifica al ser humano".

mario pony mansilla albañil situación en argentina 001.jpg
Mario

Mario "Pony" Mansilla es oriundo de La Banda (Santiago del Estero) pero vive y trabaja en Buenos Aires hace muchos años.

Sin dudas el trabajo de albañil es uno de los más sacrificados; porque no solo hay que soportar el sol, la lluvia, el frío y el viento, sino que además no hay domingos ni feriados cuando la necesidad es grande, y el cuerpo sufre el desgaste de tanto esfuerzo físico. Sin embargo la satisfacción de ver una obra terminada es única; saber que con sus manos se pueden construir hogares, escuelas y todo aquello que pueda diseñar un arquitecto o ingeniero, les otorga a los albañiles un poder que no se consigue estudiando en la universidad, y los convierte en el medio esencial y necesario entre la idea y el proyecto concreto.

Mario pony mansilla albañil situación en argentina 002.jpg

"El trabajo con esmero dignifica al ser humano", afirma Mansilla con amplia contundencia.

Leer más Arquitectura | Claves para mejorar la eficiencia energética de tu vivienda

Un alto porcentaje de las personas que trabajan en la construcción en Argentina son provenientes de otros países de Latinoamérica con realidades económicas aún peores a las nuestras. Cada uno de ellos carga en su mochila una historia diferente como es el caso de José, un peruano que llegó a estas tierras hace 16 años y nunca se sintió discriminado por su origen. Con respecto a cómo fue que arribó a nuestro país manifiesta:

"En Perú hay un dicho: Amo mi tierra, amo mi comida, amo mis costumbres, amo mi música... pero si me dan una visa me largo de aquí. Y así fue como me vine para Argentina. Debo decir que trabajo hay en todas partes. Lo que pasa es que la gente no quiere trabajar, algunos no tienen ningún tipo de estudio y pretenden ganar más que un profesional".

José Eliseo Torres albañil 001 _9x16.jpg
José Eliseo Torres llegó a la Argentina hace 16 años, proveniente de Perú y en busca de un mejor horizonte.

José Eliseo Torres llegó a la Argentina hace 16 años, proveniente de Perú y en busca de un mejor horizonte.

Este razonamiento tiene cierta lógica teniendo en cuenta su formación, que incluye estudios de Maestro de Obras en Perú. Radicado aquí, continuó perfeccionándose y realizando varios cursos. Pero la realidad de la mayoría de los albañiles argentinos es muy distinta: un gran porcentaje llega al oficio desde muy chico y ante la imposibilidad de conseguir otro empleo. Algunos de ellos ni siquiera cuentan con educación primaria, condición que no los hace menos capaces, porque la habilidad con las manos y el sentido del gusto por los detalles no se relaciona estrechamente con el estudio, pero sí los deja en inferioridad de condiciones en muchos otros aspectos como la dificultad para comunicarse con clientes y profesionales; problemas a la hora de hacer un presupuesto o falta de educación financiera para administrar ingresos que, además de escasos, son irregulares.

Leer más Arquitectura | Cómo combatir la humedad en tu casa

Mujeres en la albañilería

Si bien la albañilería ha sido durante mucho tiempo un oficio exclusivo para hombres, en los últimos años son cada vez más las mujeres que se animan al arte de construir, y de a poco se van ganando un lugar en las obras, como Natalia, quien heredó el oficio de su padre y relata con orgullo su historia de progreso y superación personal.

Leer más Arquitectura | Mujeres a la obra: en 72 horas 200 postulantes se presentaron para cubrir una vacante en la construcción

Natalia Marina Borras albañil _9x16.jpg
Natalia Marini Borras es una de las mujeres santafesinas que se animaron a romper los estereotipos y ahora trabajan en la construcción.

Natalia Marini Borras es una de las mujeres santafesinas que se animaron a romper los estereotipos y ahora trabajan en la construcción.

“Mi papá era contratista y me crié con él. De chiquita me llevaba a las obras y siempre me decía: 'Chili presta atención a lo que te voy a enseñar porque lo voy a hacer una sola vez'. Y yo ahí, a su lado, sin perderme ningún detalle, trataba de incorporar conocimientos, pero lamentablemente mi papá falleció y no pude aprender muchas cosas. Recuerdo que una vez quise entrar en una obra y se me burlaron mucho, me tomaron el pelo porque en ese momento no entendía mucho de albañilería. Y ese día me prometí que no iba a permitir que se rían de mí. Empecé a hacer trabajitos gratis para gente conocida, hasta que un buen día decidí perfeccionarme practicando mucho. Comencé a mandar mensajes a un ingeniero y fui tan insistente que me dio una oportunidad; me acuerdo que fui a la obra y me puse a hacer de todo, le preguntaba a los que más sabían porque quería superarme y por eso las horas se me pasaban volando. Fue tanto mi empeño y dedicación que a los seis meses ya era oficial, y al cabo de un año encargada de obra ”.

Y agregó: “Cuando me preguntan las diferencias entre hombres y mujeres en obra siempre digo que fuerza contra fuerza generalmente gana el género masculino, pero a veces no se trata solo de eso sino de la inteligencia y la voluntad de aprender que tenga cada persona. Gracias a Dios hoy puedo decir que he edificado departamentitos para mis hijos y estoy muy orgullosa de ser parte del mundo de la construcción”.

Leer más Arquitectura | Mujeres a la obra: la historia de Daniela Zabala, la santafesina que demuestra que el oficio de albañil no tiene género

mujeres a la obra capacitación en construcción _9x16.jpg
Aprendices realizan distintas tareas en una de las capacitaciones que ofrece la organización sin fines de lucro

Aprendices realizan distintas tareas en una de las capacitaciones que ofrece la organización sin fines de lucro "Mujeres a la Obra", que busca empoderar a las mujeres a través de la educación en oficios de la construcción y brinda capacitaciones con certificados para que puedan insertarse en el mundo laboral.

Las historias y anécdotas se multiplican por todo nuestro país con diferente destino, algunos logran progresar económicamente y llegar a la edad de jubilarse con otra propiedad para alquilar y obtener un ingreso extra; otros aspiran a que sus hijos estudien y tengan un futuro mejor que el que tuvieron ellos, y a la inmensa mayoría no le alcanza más que para subsistir hasta que el cuerpo diga basta. La albañilería es, sin duda, uno de los trabajos más precarizados que conserva nuestra economía, con una gran cantidad de obreros en negro, sin aportes jubilatorios ni obra social que los ampare; escasas o nulas condiciones de seguridad e higiene laboral y con una irregularidad de ingresos propia de un país inestable como lo es Argentina.

Siempre hubo y habrá albañiles, porque toda la vida existirá algo por edificar; pero es imperioso que el Estado los proteja mediante leyes y genere espacios de capacitación para mejorar la calidad de la mano de obra. De esta manera se estará preservando un eslabón fundamental de una actividad como la construcción, que tracciona la economía de todo un país.

Leer más Arquitectura | La seguridad en la vivienda

Dejá tu comentario