miércoles 18 de mayo de 2022
Actualidad abuso sexual | Denuncia |

Tiene 8 años y confesó que su papá "lo hacía vender bolsitas con harina blanca": lo obligaba a aspirarla, le pegaba y juró "enterrarlo si hablaba"

Un nene de ocho años sufrió maltrato y abuso a manos de su padre y de su tío. Los acusado fueron demorados en la comisaría de José C. Paz y a las pocas hoas fueron liberados. El testimonio de la madre.

El hecho fue denunciado ante la Justicia, sin embargo, la investigación no avanza. Al momento, los acusados están libres e intimidan a la víctima merodeando por los alrededores de la vivienda familiar. La mamá del chico, Daniela Gómez, habló y reclamó la falta de respuestas que recibe de parte del Poder Judicial. "Tengo denuncias por amenaza de muerte, de abuso, y maltrato. No sé que están esperando los fiscales para actuar. Pareciera que necesitan que mi hijo aparezca muerto para hacer algo", sentenció.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Los episodios de maltrato infantil y abuso salieron a la luz en enero de 2020

Cuando el menor tenía ocho años y le manifestó a su mamá que no quería ir más a la casa de su papá. Cuando la mujer le preguntó cuáles eran los motivos por los que se negaba, en medio de gritos y llanto, el nene relató el calvario del que habría sido víctima los días que le correspondía residir en la casa de su padre. La denuncia por abuso sexual se realizó en la Central de San Martín, para luego ser derivada a la UFI N° 14 y la 19 que trabajan en el caso de manera conjunta.

Según consta en la denuncia realizada, en la declaración testimonial del menor, este contó que en varias ocasiones "lo dejaban solo en un campo para que se haga hombre", contó su mamá. Incluso en una oportunidad "lo dejaron encerrado en un vívero abandonado para que duerma ahí, y le decían que si hablaba lo iban a matar".

image.png
image.png

El maltrato infantil se concretaba de muchos modos

"El padre y el tío lo espiaban mientras se bañaba, también entraban al baño y le tocaban la cola y le tiraban del pito", dijo Daniela. No obstante, la expareja del acusado, expresó que el menor le contó que "le daban una pastilla amarga con una leche y que lo obligaban a fumar cigarrillo armado. Hasta le daban una bolsita con harina y le decían que lo respire por la nariz".

"Yo nosé si lo drogaban para lastimarlo", sostuvo la mujer. Además, recordó que cuando su hijo regresaba de estar con su padre, siempre volvía "con dolor en el pecho y con mucha hambre".

De acuerdo a lo establecido en la denuncia, en una oportunidad "el acusado hizo un pozo y amenazó con enterrarlo al menor en el interior".

"También lo llevaba a un asentamiento y lo hacía vender bolsitas con harina blanca. A veces salían los chicos del colegio y le robaba los celulares y le daba el arma al nene para que se la guarde", relató Daniela. Asimismo, la mamá del menor relató que este le contó que su papá y su tío "lo empujaban, le pegaban, lo tiraban al piso y le decían que era feo, y que por culpa de él tenían problemas", dijo. El maltrato era tal que hasta el hombre denunciado habría amenazado de muerte al chico "poniéndole un cuchillo en la garganta".

No obstante, la mujer detalló que hasta que el menor no se lo contó, ella no sospechó ni una ínfima parte de los que su hijo sufría. Los episodios denunciados habrían ocurrido los días viernes y sábados cuando el hombre llevaba al niño a la casa de su madre donde vivía junto a sus hermanos, según lo establecido por el régimen de visitas.

image.png

Comenzaron a intimidar a Daniela y su hijo

A partir de la denuncia realizada los acusados habrían comenzado a intimidar a Daniela y su hijo de múltiples formas. "Nos perseguían. En una ocasión el papá de mi hijo se le apareció a mi hermana y le mostró un arma a mi hermana", contó Daniela. Otra denuncia por amenazas se radicó en la comisaría de la Mujer de José C.Paz. A raíz de la misma, la Justicia le otorgó a Daniela una perimetral, sin embago el pasado 13 de diciembre la misma venció y no se la renovaron.

Desde entonces, los denunciados cada tanto se presentaban por la noche en los alrededores de la casa del menor "encapuchados". Sin ir más lejos el pasado 23 de diciembre la situación tornó mayor gravedad.

"Ese día mi hijo sale a la esquina a buscar a sus amigos, y pasa el padre con el tío en un auto, lo agarran de la remera y se lo llevan. Cuando salgo a buscarlo, mi hijo ya no estaba", relató la mujer. Todos los vecinos del barrio de Almirador de Altube, donde ella reside junto a su familia, comenzaron a buscar desesperadamente al nene. Afortunadamente, a las horas este apareció descompensado en un descampado.

"Luego mi hijo contó a la Policía que había sido su papá y su tío quienes se lo llevaron en un auto gris a un campo donde lo amenazaron con una cuchilla con mango blanco, y le dijeron que si seguía hablando lo iban a matar", relató Daniela. Inmediatamente los acusados fueron demorados en la comisaría tercera de José C.Paz. Sin embargo, a las horas fueron liberados ya que "no se consideró privación ílegitima de la libertad porque se lo llevaron menos de seis horas", detalló Daniela.

Desde entonces los denunciados están libres y amedrentan a las víctimas pasando por la esquina de su vivienda. Mientras tanto, Daniela apuesta a la Justicia, y espera que la investigación avance y que de una buena vez por todas su hijo sea sometido a las pericias psicológicas correspondientes.