sábado 29 de febrero de 2020
Actualidad | Inundaciones | Jujuy | Provincia de Santa Fe

Cómo es el panorama en la Cuenca del Salado tras las inundaciones en Salta y Santiago del Estero

La región del noroeste argentino se vio afectada en los últimos días por abundantes precipitaciones que desbordaron diques (y en algunos casos llegaron al tope) y generaron importantes inundaciones. Las poblaciones ribereñas de la cuenca del Río Salado Norte continúan en alerta.

Esta semana comenzó castigando al noroeste del país con cuantiosas lluvias en Tucumán, Salta y Jujuy, que provocaron inundacionesy derrumbe de infraestructura. Los diques Cabra Corral, Miraflores y El Tunal en Salta alcanzaron su almacenamiento máximo de agua. La región, incluida la provincia de Santiago del Estero, está en alerta por las poblaciones ribereñas de la cuenca del Río Salado Norte (o Juramento Salado), que hasta el momento registra un porcentaje de crecida normal para la época del año, pero que de no cesar las lluvias, podrían traer algunos problemas incluso a la provincia de Santa Fe.

Aire Digital se comunicó con Mario Basán, ingeniero en Recursos Hídricos del Inta (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) y coordinador de la plataforma de Innovación Territorial del Chaco Santafesino Occidental, para analizar las condiciones de los ríos en la región y las consecuencias según la evolución de las precipitaciones.

Leer más ► Inundaciones en Tucumán: los videos que muestran cómo el agua afectó a la provincia

Según explicó Basan, “la situación hasta el momento está controlada en el norte de Santiago del Estero” y “es importante que no sucedan nuevas precipitaciones abundantes en Salta ya que los diques están en su máximo almacenamiento”. Los pronósticos, hasta el momento, evidencian que la situación no se va a agravar.

Santiago del Estero tiene reguladores naturales, los Bañados de Figueroa, los Bañados de Añatuya, que hacen que eso también amortigüe la ola de crecida”, explicó el ingeniero. Sin embargo, el alerta no cesa. “En principio, de no suceder precipitaciones abundantes en Salta ni en Santiago del Estero, a los santafesinos no nos impactaría de manera importante en la Cuenca del Salado”, aclaró.

La clave es estar muy pendientes de la evolución de las lluvias. “Estamos en épocas de lluvias y en verano para la zona semiárida es estratégico para poder acumular y recargar acuíferos. Estas son crecidas normales, típicas de ríos de llanura de nuestra cuenca donde la alimentación máxima son las lluvias”, sostuvo. No obstante, los organismos de emergencia trabajan para anticiparse a cualquier desborde del río.

Leer más ► Por inundaciones, evacúan a decenas de familias en el Norte y Este de Salta

Si el mal tiempo continuase, lo que sucedería es que se inundaría el valle de inundaciones, que abarca toda el área de influencia del río, no sólo su curso. “Si tuviésemos más lluvias abundantes en la región, podría pasar esa onda de crecida del valle, pero más allá de eso no creemos que haya inconvenientes”, dijo el entrevistado.

De ser así, la información llegaría desde Añatuya o Colonia Dora, en donde están los bañados previos. Según el especialista del Inta, “en principio no sería algo catastrófico porque es algo natural que se produce y no debiera haber inconvenientes”.

El tiempo en Salta y Santiago del Estero

salta01.jpg
Información del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Información del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

El ingeniero del Inta explicó a Aire Digital que el pronóstico en Salta no indica “nada importante en cuantía”.

“La erogación de la presa El Tunal hacia Santiago del Estero continúa disminuyendo. Hay que estar atentos a las precipitaciones de esa provincia”, dijo.

Días atrás, llovió más de 300 milímetros en pocas horas en algunos lugares de Santiago del Estero, “pero la cuenca estaba con sequía, lo cual fue una ventaja”, aclaró.

santiago01.jpg
Información del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Información del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).