lunes 18 de enero de 2021
Sociedad | Lady Di | accidente | Vida

Lady Di: las teorías conspirativas detrás del accidente en el que murió

Lady Di, llamada "princesa del pueblo", envuelve en su muerte una serie de misterios y teorías conspirativas. Te dejamos un repaso desde el supuesto plan de la familia real para asesinarla hasta su muerte fingida.

Lady Di, también llamada Diana de Gales, falleció la noche del 30 al 31 de agosto de 1997. Su paso a la inmortalidad quedó en los anales de la historia por ser un suceso muy trágico para alguien querido por el pueblo. Perdiendo la vida en un accidente automovilístico, su deceso genera hasta el día de hoy más dudas que certezas.

image.png

La versión oficial reza que la princesa Diana —título que recibió tras su enlace en 1981 con el príncipe Carlos de Inglaterra, primogénito de la reina Isabel II y heredero de la corona británica— iba con el millonario de origen egipcio Dodi Al-Fayed, su pareja de ese entonces, en un Mercedes negro que, huyendo de los paparazzis a gran velocidad, se estrelló contra un poste del túnel del puente del Almá en París, Francia.

Al-Fayed murió en el acto, al igual que Henri Paul, el conductor del vehículo. Diana fue llevada al Hospital de la Pitié-Salpêtrière, donde murió horas después. El único sobreviviente fue el guardaespaldas Trevor Rees. La muerte de "Lady Di" conmovió al mundo y significó un engrandecimiento de su insólita figura, que gozó de amplia popularidad y estima desde que apareció en el ojo público.

image.png

Aunque el veredicto final señaló que el chofer conducía alcoholizado al momento del accidente, alrededor de la muerte de Diana Spencer —su nombre de nacimiento— se han tejido todo tipo de teorías y suposiciones. Libros, reportajes en la prensa y películas han retratado lo ocurrido, poniendo sobre la mesa versiones no comprobadas que van desde una muerte fingida hasta planes para asesinar a Diana que incriminan a la corona británica.

Leer más► Salió a la luz la historia oculta de Lady Di: bulimia y culpas

A continuación, un repaso por cinco de ellas.

1. ¿Culpa de la prensa amarillista?

La vida de Diana, tanto durante su matrimonio con el príncipe Carlos como después de su separación, fue un tema recurrente en la prensa amarillista y los tabloides sensacionalistas, al punto que generó un fenómeno llamado la 'dianamanía', que se extendió más allá del Reino Unido.

Sin embargo, a partir de 1986, la prensa británica empezó a divulgar indicios de una crisis matrimonial entre los entonces príncipes de Gales. Ese fue el inicio de un cúmulo de desencuentros, acusaciones e infidelidades ampliamente divulgadas en los medios.

Por eso, tras su muerte, muchos culparon a los paparazzis, pues se les consideró los artífices de esa suerte de persecución a alta velocidad, bajo condiciones muy peligrosas y que esa noche provocó la tragedia. Pese a esto, la justicia británica determinó que no fue así, pues, según explicó, "la velocidad y la forma de conducir de los vehículos que perseguían" a Diana, si bien fueron un factor, no son una consecuencia directa del accidente.

Cabe mencionar que los paparazzis que perseguían a la pareja y que llegaron al lugar del siniestro antes que los servicios de rescate quedaron libres de cargos tras el proceso judicial que tuvo lugar entre 2003 y 2004, aunque dos años después, tres de ellos fueron condenados a una pena simbólica de un euro por violar el derecho a la intimidad al tomar fotografías del accidente.

2. La supuesta 'mala suerte' del vehículo

image.png

En 2017 se estrenó el documental La muerte de Diana: una increíble revelación, basado en el libro ¿Quién mató a Lady Di?, de los periodistas Bruno Mouron, Jean-Michel Caradech y Pascal Rostain, quienes presenciaron el accidente. Allí se puso foco en el vehículo, pues, según los periodistas, el Mercedes S280 tenía "mala suerte".

Según esa versión, en 1994, al primer propietario, Eric Bousquet, le robaron el vehículo tan solo tres meses después de comprarlo. El ladrón, al aparecer, trató de huir con este por una autopista y, en su intento, sufrió un accidente que provocó que el vehículo quedara completamente destruido. A pesar de eso, su dueño decidió mandarlo a reconstruir en su totalidad y, años después, llegó a manos de Diana de Gales.

Para muchos, esto, sumado al supuesto estado de embriaguez del conductor y a que los pasajeros habrían estado sin cinturones de seguridad, pudo ser la razón de la tragedia.

Leer más► The Crown: los looks de Lady Di en la serie de Netflix

3. Una supuesta conspiración

Una de las teorías que más fuerza ha tomado es la de una venganza por parte de enemigos de Mohammed Al-Fayed, millonario empresario egipcio y padre de Dodi, entonces pareja de Diana.

Según esta teoría, al parecer buscaban asesinar a Dodi como venganza contra su padre y la muerte de Diana tan solo fue un daño colateral. Incluso, Mohammed Al-Fayed insistió en que la muerte de Diana y su hijo habría sido una conspiración de los servicios secretos británicos por orden del príncipe Felipe, esposo de Isabel II de Inglaterra.

Según Al-Fayed, la princesa estaba embarazada de Dodi y el anuncio de su compromiso era inminente. La familia real, aseguraba el empresario, "no podía aceptar que un musulmán egipcio se convirtiera en el padrastro del futuro rey de Inglaterra", en referencia a Guillermo, el hijo mayor de Diana y Carlos de Inglaterra, número dos en la línea de sucesión.

Sin embargo, el informe oficial de las autoridades británicas advierte que, tras numerosas entrevistas y rigurosos análisis científicos, hay "evidencia abrumadora de que la princesa de Gales no estaba embarazada y que tampoco creía que lo estuviera". Además, que no hay “prueba alguna ni de familiares, amigos, confidentes u otros asociados a la princesa sobre un anuncio" de un compromiso.

4. Anonymous y la familia real

En junio pasado, en plena emergencia global por el coronavirus, el mundo presenció el inesperado regreso del famosos grupo de 'hacktivistas' Anonymous, o al menos alguien que usó su nombre, tras el asesinato de George Floyd en Estados Unidos.

image.png

La cuenta compartió, entre otras cosas, información sobre el caso de Jeffrey Epstein y su supuesta red de prostitución, en la que fue mencionada Lady Di, quien, aseguran, a la hora de su muerte tenía pruebas que relacionaban a la familia real británica con esos delitos.

Según esa interpretación,Diana de Gales habría sido asesinada para evitar que hablara sobre una supuesta red de tráfico sexual que involucraba a dos de los hijos de la reina Isabel II. De hecho, esa cuenta adjuntó en Twitter una nota publicada en 2002 por el diario británico The Guardian, la cual aseguraba que la princesa tenía una cinta del testimonio de una víctima que había sido abusada en el palacio por una persona cercana al príncipe Carlos.

Leer más► Impresionante avance de "The Crown" con Tatcher y Lady Di a la cabeza

5. Una muerte fingida

En medio del sinfín de teorías conspirativas, quizá la más extraña es aquella que asegura que Diana de Gales fingió su propia muerte. Según esa versión, con ayuda de la poderosa y adinerada familia Al-Fayed, la princesa habría planeado cuidadosamente un falso accidente para que así la pareja pudiera escapar y llevar una vida alejada de los medios y la opinión pública.

De hecho, en su momento, se comentó que seis horas antes de morir, Diana le habría dicho a un reportero del Daily Mail que estaba a punto de retirarse de la vida pública, lo que reforzó esta teoría. Sin embargo, como ocurre en las demás, no se conoce material probatorio para creer que es cierto.