miércoles 28 de octubre de 2020
Santa Fe | Santa Fe |

Vicentín: los detalles de la crisis de la principal empleadora privada de la provincia

La agroexportadora acumula una deuda de 1.500 millones de dólares y se presentó en concurso de acreedores para frenar su quiebre.

El grupo Vicentín presentó ante la Justicia de Reconquista un concurso preventivo de acreedores y prometió "defender" las fuentes de trabajo e intentar evitar la quiebra. Esto se debe a la deuda de unos 1.500 millones de dólares que acumula la firma y que no pudo hacer frente en los últimos meses. Lo cierto es que está en peligro el futuro de la empresa agroexportadora más importante de la provincia y la segunda del país, como así también la fuente de trabajo de miles de santafesinos.

La empresa de Avellaneda que cumple 90 años, es una de las principales empleadoras privadas de la provincia; pero además cientos de otras empresas más chicas dependen de ella. Localidades del norte y del sur provincial donde se encuentran sus fábricas están en vilo por la situación.

La mayor empleadora privada de la provincia

Vicentín tiene en todo el territorio santafesino unos 5.000 empleados directos en sus empresas. Desde el Ministerio de Trabajo de la Provincia confirmaron que todos están recibiendo sus haberes y que al día de hoy no existen presentaciones de conflicto por parte de ningún gremio de empleados de la firma.

"Las relaciones laborales siguen vigentes. Existe una obligación por parte de la empresa de seguir abonando los salarios y todos siguen prestando servicio para la empresa", dijo el secretario de Trabajo, Juan Manuel Pusineri en el móvil de Aire de Santa Fe.

En el último comunicado de Vicentín, señalaron que el fin del concurso preventivo era justamente "defender" fuentes de trabajo además de rehabilitar su operatoria industrial y comercial al concretar la reestructuración de sus pasivos.

Aire de Santa Fe on Twitter

Avellaneda y Reconquista tiemblan por Vicentín

Vicentín tiene una fuerte inserción industrial en la ciudad de Avellaneda y Reconquista y son varias las empresas de la región que dependen en gran medida de ella. Su desaparición sumiría a la región en una profunda crisis difícil de recomponer.

Según confirmó el periodista Leonardo Rolón para Aire de Santa Fe desde la ciudad cabecera del Departamento General Obligado, el grupo Vicentín tiene en la zona cerca de 4.000 empleados directos entre sus empresas.

A esto se suman un importante número de empresas chicas que se crearon para prestar servicios o vender productos a Vicentín. "Por ejemplo en Avellaneda hay una empresa que vende exclusivamente packaging a Vicentín y por ahora sigue funcionando", contó el periodista.

Además para Avellaneda, la empresa genera “el 30% del flujo económico” y para su municipio significa "el 35% del total de la recaudación en materia de Derecho de Registro e Inspección". Rolón recordó que en los '80 la zona ya había sufrido un fuerte cimbronazo cuando Vicentín decidió desmontar la aceitera y trasladar todo a San Lorenzo, donde hoy tiene su puerto y la principal inversión. En aquel momento unas 1000 personas se quedaron en la calle.

Agregó que para la comuna de Ricardone (departamento San Lorenzo), donde se encuentra el estacionamiento de camiones que van hacia las plantas de Vicentín, el aporte de la empresa representa el total del aguinaldo anual de sus empleados. Y para San Lorenzo, Rolón dijo que son 5 millones mensuales. "Es una fortuna lo que significa para el norte de la provincia, para el país y para la inserción del mercado argentino a nivel nacional", sentenció.

A la cola

La presentación del concurso preventivo de acreedores por parte de la empresa busca evitar la quiebra, que ya fue pedida por un acreedor de la firma entre un importante número de presentaciones judiciales de embargo.

Leer más►Presentaron el primer pedido de quiebra contra Vicentín

Para esto, explicó Rolón que la empresa debe lograr la aceptación del 66,6% -mayoría- de los acreedores del total de la deuda con quienes deberá negociar por más del 50% del pasivo.

De esta manera, Vicentín "gana tiempo" porque "un síndico tiene que certificar la situación, recabar información y a partir de eso se arma un listado de prioridades donde los trabajadores siempre son los primeros en cobrar". En este caso no hay deudas con los empleados, por lo que les toca así a los que tiene garantías reales, como ser las hipotecas, explicó el periodista.

"Después los que tienen deuda exigible y por último las otras empresas que le vendían servicios o productos. Y acá está el riesgo porque capaz el que hacía mantenimiento informático, que no eran empleados pero tenía tres empleados y casi el 100% de sus servicios los hacían a la empresa, va a cobrar último. Van a lo último de la cola en un concurso de acreedores. Es tremendo", sentenció.

La crisis y la deuda

Para el Rolón, fueron muy pocos los que pudieron advertir la crisis de "la única gran cerealera a nivel nacional de capitales argentinos". Recordó que antes del 4 de diciembre, cuando Vicentín declara la cesación de pagos por «estrés financiero», estaba comprando granos a un precio por encima del precio del mercado porque necesitaban "comprar mucho para vender mucho" y así "financiarse".

"Hasta ese momento habían tenido una conducta intachable. No tenían deudas importantes", resaltó. A pesar de esto el balance general venía achicándose cada vez más en ingresos, sobre egresos. "Lo que pasó después de las primarias nacionales fue que Vicentín dejó de pagar al Banco Nación. Meses antes veníamos viendo que el balance anterior, si bien no daba en rojo, daba mermas. Y años anteriores la deuda tomada en crédito venía siendo mucho más alta, pero no era alarmante", describió.

Hoy el principal acreedor de Vicentín es el Banco Nación, con una deuda de más de 18.000 millones de pesos. Lo siguen otras entidades financieras nacionales y extranjeras, corredoras de granos, acopios y grandes productores en su gran mayoría.

Leer más ► "La deuda de Vicentín equivale casi al 15% del patrimonio neto del Banco Nación"

No obstante Rolón aseguró que hoy la empresa nacional "tiene activos suficientes para cubrir la deuda", pero no quiere desprenderse de la cantidad de firmas que forman parte de su grupo. "Dicen que le ofrecen muy poco por lo que tienen. Hubo un capital egipcio que pidió todo Vientín para afrontar sus empresas y otros que sólo ofrecieron por Renova, la empresa de biocombustibles; pero con eso dijeron que no alcanzaban a cubrir todo", contó.

Audio ► Escuchá el informe de Leonardo Rolón para Aire de Santa Fe

Embed

El juez que resolverá el pedido trabajaba para el Banco Nación

Según informó Rolón a través del portal reconquistasf.com.ar, el magistrado que deberá atender el pedido de Vicentín del concurso preventivo de acreedores trabajo durante 20 años en el Banco Nación.

Se trata de Fabián Silvano Lorenzini, quien es titular del Juzgado Civil y Comercial de Reconquista desde noviembre de 2018. Lorenzini trabajó en Banco Nación hasta el momento en que debió asumir este nuevo cargo. El abogado asesoró en litigación, contratos, negociaciones prejudiciales y auditorías.

No obstante, el periodista aclaró que el mismo magistrado lo llamó para confirmar que esta particular situación "no genera incompatibilidades". Además contó que no hay objeciones a su nombramiento y que incluso por del lado de Vicentín "no está prevista ninguna recusación al juez".

En tanto describió que en el Juzgado mencionado trabajan sólo el magistrado y tres empleados, por lo que Corte Suprema de Justicia debería brindar recursos para llevar adelante la investigación correspondiente del concurso preventivo "más importante de la historia en la justicia santafesina". "Solo con los papeles van a tapar la oficina", visualizó.

Rolón destacó que Vicentín nunca cambió su domicilio fiscal que sigue siendo Avellaneda, por lo cual la presentación debía realizarse en el mencionado juzgado.

Leer más►Vicentín, en emergencia: cómo fue el desplome de la empresa más importante de la provincia

La Bolsa de Comercio de Rosario suspendió a Vicentín

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) anunció que decidió suspender a Vicentín para operar en el Mercado Físico de Granos. Así lo confirmó el presidente de la entidad, Daniel Nasini quien en una entrevista a BCR News y explicó que esto está establecido en el reglamento para toda firma operadora que presente un concurso preventivo.

En tanto, reconoció que la situación de la empresa agroexportadora más importante de la provincia provocó malestar en los operadores y aclaró: "Sabemos que la cesación de pago de Vicentín afecta de manera negativa en la cadena comercial y de producción. Por ello, hemos estado reunidos con los sectores que participan en la BCR y también con diversas autoridades de nivel nacional, provincial y municipal".

De todos modos aclaró que "la Bolsa no tiene injerencia en las decisiones de los operadores ni en la situación interna de las empresas" y por eso "debe ser respetuosa y cautelosa a la hora de intervenir solo en las situaciones en que sus estatutos y reglamentos la habilitan".

Temas

Dejá tu comentario