menu
search
Santa Fe Rubén Galassi | Santa Fe | Antonio Bonfatti

Rubén Galassi tras la sentencia en el juicio por la revuelta policial de 2013: "El reclamo estaba fuera de lugar"

El exministro de Gobierno de Santa Fe, Rubén Galassi, habló con AIRE tras conocerse la sentencia en el juicio por la revuelta policial de 2013 y celebró la condena de Alberto Martínez, líder de Apropol. "Es una persona que no tiene representación institucional y siempre actuó de manera prepotente con amenazas", sostuvo.

Tras conocerse la sentencia, el exministro de Gobierno, Rubén Galassi, funcionario provincial en aquel momento, recordó AIRE cómo fueron aquellos días de mucha tensión y el conflicto en las principales ciudades de la provincia de Santa Fe.

"El reclamo era totalmente fuera de lugar. El pedido de aumento era cuatro veces superior a lo que había sido la inflación de ese año. Además, lo que pedían no se dio en el marco de una paritaria, sino bloqueando con patrulleros la salida de la URI, URII, la jefatura de la Policía en Rafaela y la entrada de Casa de Gobierno. Esa fue la realidad", indicó.

LEER MÁS ► Santa Fe: absolvieron a los tres policías acusados de levantarse contra el gobierno en diciembre de 2013

Embed

Y agregó: "Hoy la Justicia entiende que esas acciones no alcanzaron a ser un hecho de sedición. Respecto esa decisión, pero fui testigo y partícipe de esos acontecimientos. Y si puedo decir que en pocos momentos de mi historia, viví una situación tan al límite, en dónde se puso en riesgo la vida, la seguridad, y los bienes de las personas, como en ese levantamiento policial de 2013".

Juicio por la revuelta policial del 2013 en Santa Fe TOF _DSC02003_MTH.jpg

En tanto, Galassi se mostró satisfecho de la condena a tres años de prisión en suspenso para el remisero, periodista y referente de Apropol, Alberto Martínez, por el delito de amenazas, tras haber enviado una serie de mensajes al teléfono celular del entonces gobernador Antonio Bonfatti.

"Lo celebro porque es lo que hizo en esos días. Es una persona que no tiene representación institucional y siempre actuó de manera prepotente con amenazas. He sido paritario como ministro de Gobierno; he participado de discusiones muy duras con dirigentes de la talla de Alberto Maguid, pero nunca las condiciones en que se planteó la discusión fueron como en ese entonces y espero no se repitan", sostuvo.

"Siempre hemos sostenido que la tarea policial es imprescindible, es un servicio esencial y, en ese momento, se dejó a la ciudadanía en un estado de indefensión que va más allá del reclamo", concluyó.

Juicio por la revuelta policial del 2013 en Santa Fe TOF _DSC01998_MTH.jpg

El archivo de AIRE que recuerda el alzamiento policial que hizo temblar a Santa Fe

Un móvil realizado en el marco de una transmisión especial de AIRE recuerda cómo se destrabó la revuelta policial desatada en la provincia de Santa Fe en el año 2013 y que dejó en vilo a la población durante varios días.

El archivo radial se retrotrae a la noche del 9 de diciembre de aquel año y registró el final de la reunión realizada entre el abogado que representó al grupo de policías autoconvocados, Catalino Portillo, y al entonces ministro de Gobierno, Rubén Galassi.

En dicho encuentro, el gobierno ofreció una mejora salarial a los agentes de la Policía de Santa Fe. “Fueron propuestas superadoras del gobierno”, contó en ese entonces al móvil de AIRE, el abogado Portillo.

Embed

Galassi, por su parte, sostuvo tras la reunión que se propuso mejorar la situación salarial del sector policial. “Estamos mejorando sustancialmente suplementos que tiene la fuerza policial en dos casos puntuales”, explicó en esa transmisión.

“Siempre la salida de un conflicto se hace con diálogo y cediendo. Todas las partes tienen que ceder algo”, contó el entonces funcionario provincial.

La revuelta policial que sacudió a la provincia de Santa Fe remonta al 2013, cuando un grupo de agentes autoconvocados reclamó mejores condiciones salariales en la fuerza policial y dejó las calles sin policías. El alzamiento afectó a 17 de las 19 unidades regionales, lo que implicó el servicio de unos 18 mil agentes policiales.